Etiquetas

jueves, 9 de febrero de 2017

Alto de la Ballena, un terruño especial en el este uruguayo


Cuando se conocieron -haciendo un Master en Administración de Empresas- ninguno de los dos imaginó que un día iban a saborear sus propios vinos desde lo alto de una hermosa colina tapizada de viñedos y con una vista de ensueño, que incluye impresionantes atardeceres con los cálidos reflejos del sol destellando sobre la superficie de la Laguna del Sauce.



Por ese entonces ni siquiera tenían en la brújula el vino. Ella apenas había saboreado ocasionalmente algún blush de Calvinor, una bodega que hoy no existe. El tiempo pasó y ya pueden sentirse orgullosos por el camino recorrido, que comenzó en 2001 y los ha llevado a plantar ocho hectáreas de viñedos, establecer una bodega pionera en la zona y elaborar vinos de categoría, capaces de representar a su país exitosamente en cualquier mercado. Y no solo con el Tannat, la cepa insignia, o el Merlot, sino también con cepas menos identificadas con Uruguay, como el Cabernet Franc, el Syrah o el Viognier.

Se trata de Paula Pivel y Alvaro Lorenzo, quienes reconocen haberse sentido atraídos hacia el vino allá por 1994 luego de ser invitados a una degustación en la embajada de Sudáfrica. A continuación se inscribieron en el club Cava Privada y poco a poco fueron profundizando en el conocimiento del vino.



Sus carreras profesionales avanzaron -ella es Ingeniera Electrónica y él Abogado- y un día se animaron a emprender su propio proyecto. Al principio no soñaron con hacer vinos pero finalmente éste entró en escena y tomó cuerpo la idea de crear una bodega.

El camino más fácil hubiera sido establecerla en zonas del Uruguay tradicionales y probadas para el vino (como Canelones o Carmelo) pero sin embargo en 1998 compraron una finca de 20 hectáreas en la región sureste del Uruguay, en Sierra de la Ballena, tdepartamento de Maldonado. La finca tiene desniveles de más de 100 metros, y esta muy cerca del mar y de Punta del Este, el centro turístico más importante del país.



Si bien no había antecedentes de bodegas en la zona, estudios de un experto español la señalaban como apta para vinos de calidad, por sus buenos suelos, la influencia marítima y su clima moderado y estable, con amplitud térmica y noches frescas en pleno período de maduración de las uvas. Además, aquí las viñas tienen buen drenaje debido a las pronunciadas pendientes y a la estructura franca y pedregosa de los suelos.

Actualmente la región de Maldonado cuenta con el 5% de las plantaciones de viñedos del Uruguay gracias a siete productores (Garzón, Deicas/Juanico, Viña Eden, Bouza, Sierra Oriental y O33 son los otros) y continua creciendo con nuevos proyectos como el que dirige el mismo Alvaro en Cerro Pan de Azúcar.

Alto de la Ballena cuenta con ocho hectáreas plantadas, mayormente de tintos: Cabernet Franc y Merlot fueron los primeros, y luego se sumaron Tannat, Viognier y Syrah. Son miembros del grupo CREA Viticultores lo que les permite acceder a asesoramiento técnico de primer nivel. El enólogo full time es Leandro Pereira y son asesorados técnicamente por el enólogo neozelandés Duncan Killiner a quien reconocen gran influencia en el resultado de sus vinos.



La bodega -diseñada por el reconocido estudio de arquitectura Bormida & Yanzón-  cuenta con doce tanques de acero inoxidable (de 3.200, 5.000 y 7.500 litros) con control de temperatura. Actualmente produce unas 60.000 botellas al año, pero está preparada para una futura ampliación. Se exporta el 20% de la producción y el resto se despacha al turismo que llega a la propia bodega y en el mercado local.


Los vinos


Alto de la Ballena Rosado 2015 $u 290 ($a 175)
Es un rosado elaborado como tal, por lo cual se cosechan las uvas Merlot 75% y Cabernet Franc 25% una semana antes que para los tintos y se cofermentan. El resultado: una nariz profunda, casi de un tinto, y un vino gastronómico, que va más allá del consabido rosado para tomar al lado de la piscina.



Alto de la Ballena Viognier 2016 $u 380 ($a 230)
Al inicio apenas se plantaron 200 plantas de Viognier, para ser utilizado a la manera clásica en pequeños cortes de los tintos. En 2008 quedo una parte que se embotelló como varietal, con tan buen resultado que paso a ser el único blanco en un proyecto destinado originalmente solo a tintos. Es muy expresivo; en nariz parece transmitir el verde frescor del terruño en el cual crece, en boca predominan frutas blancas como la pera y el durazno. De buen final. Celebro que este Viognier forme parte del portfolio de Alto de la Ballena. Si visita la bodega no dude en llevarse uno, ya que es ideal para acompañar el clima veraniego y los productos de mar de la zona.

Alto de la Ballena Tannat – Merlot - Cabernet Franc 2012 $u 380 ($a 230)
Solo el Tannat, que compone el 50% del blend, pasa por madera (9 meses). El Merlot 35% y el Cabernet Franc 15% no tienen paso por madera. Es un blend intenso, que se apoya en aromas fuertes a mora y ciruelas maduras y presenta una buena evolución.



Alto de la Ballena Reserve Tannat – Viognier 2011 $u 525 ($a 315)
Este Tannat es el vino más vendido por la bodega. Pese a que podría etiquetarse como varietal (el porcentaje de Viognier es de un 10%, inferior al 15% que establece la regulación)  prefieren ponerlo en evidencia porque le atribuyen el mérito de suavizar los aspectos más rugosos del Tannat y lo convierten en un ejemplar único.

Alto de la Ballena Reserve Cabernet Franc 2012 $u 525 ($a 315)
Lleva doce meses de crianza en roble americano. Posee una muy buena relación precio / calidad, que lo convierte en un ejemplar ideal para adentrarse en el conocimiento de esta cepa que está de moda en la región.



Alto de la Ballena Reserve Merlot 2010 $u 525 ($a 315)
Que contento me puso encontrar este Merlot. Es una cepa poco apreciada en Argentina, donde los buenos ejemplos no sobran. Demuestra que el bullyng que ha sufrido en Merlot en los últimos años es totalmente inmerecido. Tras un paso de doce meses por roble francés se muestra jugoso y rico, bien gastronómico, con muy buena boca. Tentador, desaparece rápidamente de la copa.

Cetus Syrah 2012 $u 1400 ($a 770)
En lo alto de la finca, hay una base granítica en la cual, Alto de la Ballena hizo el esfuerzo de remover piedras con un bulldozer para poder plantar un pequeño viñedo de . El suelo está compuesto por granito, esquisto y cuarzo; como en el Ródano francés, cuna de los mejores ejemplares de esta cepa.

Si bien la idea original de la bodega era que su vino icono fuera un Merlot / Cabernet Franc al estilo Saint Emilion; el resultado de esta Syrah les hizo cambiar la elección. Así, su mejor etiqueta -cuyo nombre Cetus significa cetáceo en latín y presenta un ojo de ballena como imagen- dio lugar a este Syrah que sorprende por elegancia y cuerpo. Apenas 1100 botellas.



Cetus Cuveé 2011 $u 1400 ($a 770)
Es un blend de las tres cepas principales de la bodega: 55% Cabernet Franc; 40% Merlot y 5% Syrah que pasa por una crianza de 22 meses en roble nuevo francés.

La cata fue realizada en el deck que la bodega ha configurado en lo más alto de la finca, para recibir turistas y ofrecerles degustaciones en un contexto realmente imbatible con una vista panorámica que incluye los viñedos, olivares, campos plantados, arboledas y la Laguna del Sauce.




Si visita Punta del Este trate de recorrer los pocos kilómetros hasta la bodega  disfrutar del lugar y sus vinos- Y si no, intente conseguirlos en las vinotecas o restaurantes, no se va a arrepentir,con los vinos de la Ballena, producto de un terruño especial que va a darle muchas satisfacciones al vino uruguayo.




Fotos tomadas por El Ángel del Vino


lunes, 30 de enero de 2017

Fabricio Orlando Winemaker

       

En la feria de la distribuidora Raleo Wines probamos los vinos Fabricio Orlado Winemaker.

Fabricio Orlando se recibió de enólogo en la Facultad de enología Don Bosco en el año 2001. Luego inició una destacada trayectoria pasando por Bodega La Rural, Rutini Wines y Don Cristobal. En 2004 tomó el cargo de director de enología en Pulenta Estate, en el cual permaneció hasta 2009, cuando decidió lanzarse a producir sus propios vinos con uvas de viñedos ubicados en San Rafael que fueron plantados por su padre y abuelo entre las décadas del 50 y el 80. 

Ahora también utiliza uvas del Valle de Uco. Sus vinos salieron al mercado por primera vez en 2013.


Efusivo Sauvignon Blanc 2016 $ 195
Con uvas provenientes de viñedos con 19 años de antigüedad, de Tupungato.
Es un Sauvignon Blanc de aquellos que tienden a lo fino mas que a lo salvaje, probablemente debido a la altura del Valle de Uco y a que en su elaboración se lo mantiene durante dos semanas con las lías.


Discontinuo Cabernet Franc 2014 $ 380
De los Chacayes. Pasa doce meses en barrica de roble francés de primer uso. En boca muy rico, con una nariz al estilo de los vinos del viejo mundo.


Castizo Malbec 2015 $ 200
De un viñedo de 22 años que fue plantado por sus padres, ubicado en Rama Caída, San Rafael, Mendoza. Pasa nueve meses en roble; 30% de primer uso y 70% de segundo uso. En nariz gana la madera y un ahumado. En boca se lo nota algo falto de frescura. Un tiempo mas en botella quizá le haga ganar equilibrio.

Optimo Blend 2012 $ 540
Compuesto por 38% de Malbec, 28% de Cabernet Sauvignon y 24% de Bonarda.
Es de un viñedo de 56 años perteneciente a los abuelos de Fabricio Orlando. Pasa doce meses en roble de primer uso cada cepa por separado, mas seis meses adicionales una vez arnado el blend. Finalmente lleva doce meses mas de estiba. 14,7% alcohol. 
Un muy buen vino que se destaca por su nariz.

Mas info: http://www.fowines.com/es/

Fotos tomadas por El Ángel del vino

viernes, 27 de enero de 2017

Bodega Cuarto Dominio, cuatro generaciones dedicadas al vino



Cuarto Dominio es una Bodega nacida hace apenas ocho años, que viene obteniendo distinciones y destacados puntajes para todos sus vinos y acaba de ser elegida por la revista norteamericana Wine Enthusiast dentro de su Top Five de bodegas argentinas. 

Sin embargo no son nuevos en el negocio del vino. Su nombre representa la unión de dos familias que hace muchos años trabajan con vides en Mendoza, con el típico origen de inmigrantes que supieron dejar sus pueblos natales (en este caso Tolentino en Italia y Burgos en España) para asentarse en Mendoza y hacer crecer nuestro país a fuerza de trabajo.

El paso del tiempo llevó a que sus descendientes sean hoy la cuarta generación que continua trabajando en el vino. Esos pioneros fueron Nicola Catena y Nicolás Perez Ugarte. Legado del primero hay actualmente varias bodegas. En este caso Cuarto Dominio es una sociedad dirigida hoy por su bisnieto: Javier Catena Pedro. Esta familia aportó 45 hectáreas de viñedos en La Consulta que su padre Jorge Catena retuvo al separarse -hace diez años- de la sociedad con su hermano Nicolás Catena (Catena Zapata). 

Javier Catena conoció a su socio Andrés Blanchard Perez (foto), en el rugby. Compartían equipo en Los Tordos de Mendoza y luego forjaron amistad al estudiar juntos la carrera de Administración de Empresas.

Andrés nos contó que, siguiendo los pasos de su padre y de su abuelo Florentino Perez Perez (quien en su época planto 36 hectáreas en el este de Mendoza) se embarcó también en el mundo del vino. Lo hizo luego de recibirse, para lo cual realizó un viaje a Europa para graduarse en un Master en Viticultura  y Enología de la UNESCO. 

Entre las novedades de la bodega nos enteramos que tienen dos huevos de cemento de 3.300 litros cada uno y acaban de incorporar dos esferas de cemento francesas, con serpentinas de refrigeración y capacidad de 3.000 litros que van a usar para el próximo Sauvignon Blanc que obtienen de una finca de la parte baja de Gualtallary.

Tolentino  Winemaker’s Selection Pinot Grigio 2013 $ 190

La degustación comenzó con un blanco cuyas uvas provienen de La Consulta. En 2014 llegaron al método de elaboración actual: se cosecha en dos etapas, con una separación de aproximadamente 10 días. La primera para obtener frescura con uvas menos maduras y la segunda que aporta un especial aroma a pera al estar las uvas mas maduras. 

Fermentan por separado en tanques de acero inoxidable de 10.000 litros cada uno. Resulta un vino con una acidez muy balanceada, no explosivamente aromático sino mas bien austero en nariz y con una boca muy atractiva. 

Refrescante, para tomar y disfrutar. Ha sido calificado con 90 puntos durante tres cosechas consecutivas por el critico chileno Patricio Tapia, a cargo de la Guía Descorchados.


En cuanto a los tintos buscar hacer vinos fáciles de tomar, sin excesiva sobremaduración. Para ello seleccionan distintos lotes o parcelas elegidas según la gama del vino a que serán destinados y cosechan el viñedo en general mas temprano que sus vecinos (Rutini y Finca La Celia). Al estar los viñedos en la parte baja de La Consulta, los suelos son mas ricos y productivos que, por ejemplo, los de Altamira.

Se presentaron las líneas: Chento, Chento Single Lot y Cuarto Dominio. "Desde 1989 se diagraman los lotes o parcelas y aprendimos a entender el viñedo y de donde hay que elegir las uvas para cada vino" cuenta Adrián. 

Las parcelas elegidas para Chento ofrecen un rendimiento de 8.000 kg/Ha, las de Chento Single Lot de 5.000 kg/Ha y las de Cuarto Dominio de 4.000 kg/Ha. En cuanto al uso de barricas se sigue este esquema: para el vino de alta gama: Cuarto Dominio, se utilizan ocho barricas nuevas y dos de segundo uso. Para Chento Single Lot ocho barricas de segundo uso (las que se usaron antes con Cuarto Dominio) y dos nuevas. Finalmente Chento utiliza las barricas de tercer uso que van dejando sus hermanos mayores.

En homenaje al histórico encargado de la finca, los dos vinos de entrada de gama se llaman Chento (foto, abajo), quien trabajo toda su vida en la bodega y hace 45 años se mudo a La Consulta para hacerse cargo de esta finca. 


Chento Vineyard Selection Malbec 2013 $ 250
Este Malbec tiene un agregado de 5% de Cabernet Franc. Pasa por doce meses en roble. Tiene muy buena fruta y frescura, sin perder la linea del estilo elegante de la bodega. Me gustó mucho y ofrece una buena relación calidad precio.

Chento Single Lot Malbec 2013 $ 460
Proviene de una parcela seleccionada porque brinda gran concentración y complejidad. En este caso el 95% de Malbec se complementa con 3% de Cabernet Franc y 2% Petit Verdot. El paso por barrica se eleva a 14 meses. Un vino profundo y rico. Su primera añada fue la 2013 y fue incluido calificado con 94 puntos y ubicado entre los 100 vinos top de Argentina por Tim Atkim.


Cuarto Dominio Malbec 2013 $ 950
Es el vino mas destacado de la bodega. La proporción de Malbec se reduce al 90% para dar lugar a un 5% de Cabernet Franc y un 5% Petit Verdot. El paso por madera alcanza 16 meses, que están integrándose aun para terminar de llenar todos los casilleros sensoriales que uno espera de un muy buen vino. La guarda en botella le va a venir bien y estimo que alcanzará su plenitud en dos o tres años. Las uvas provienen de dos lotes muy pequeños que pasan por una cuidada elaboración para llegar a conformar un vino muy complejo, que llena muy bien la nariz e impacta muy agradable en boca. 


La degustación se realizó en Vinoteca Pain et Vin, Gorriti 5132, CABA de la Sommelier Eleonora Jezzi. Los vinos blancos Blanchard & Lurton que aparecen en la foto de portada también fueron degustados, pero como no pertenecen a Bodega Cuarto Dominio serán parte de otra nota.


Fotos tomadas por El Ángel del Vino (salvo foto del Sr. Chento - gentileza de la bodega). 

lunes, 23 de enero de 2017

Bad Brothers, hermanados por el vino Calchaquí


Recuerdo perfectamente la última vez que entrevisté a Agustín Lanús. Al encontrarnos me avisó que no podía darme mucho tiempo porque al día siguiente tenía una reunión importante con un norteamericano para presentarle un proyecto en el cual fundaba muchas esperanzas. Aun así, no pudo con su genio y la charla se extendió durante más de cuatro horas, de la cual surgió una de las notas mas leídas de este Blog: "Agustín Lanús, de San Isidro a Cafayate con un stop en Montpellier" que explica detalladamente quien es Agustín.



Este año volví a Cafayate para constatar que los proyectos se hacen realidad, no siempre como los pensamos originalmente, pero los sueños cuando tienen una fuerte ilusión que los impulsa, se cumplen. En este caso con la fuerza e inteligencia enológica de Lanús y el aporte de ideas, capital y marketing de su socio y amigo David Galland, a quienes luego se sumaron Bill Knuttel y Jack Zehren.

El encuentro se dio en el recién inaugurado local de Bad Brothers, un lugar que se destaca en Cafayate ya que viene a ofrecer algo que no había. Además de contar con bar de vinos y restaurante, posee amplios patios para disfrutar cómodamente los vinos de la casa y cuenta con diferentes espacios como una sala destinada exclusivamente a mujeres, otra para que cada uno prepare sus propios blends, tomando vinos de pequeños tanques (foto de arriba) y la gran novedad: un patio abierto “refrigerado” con un novedoso sistema de cañerías que lanzan un spray frío, ideal para amortiguar los calores del norte y ayudar a degustar sus pulsudos tintos.





Allí nos ofrecieron una degustación exclusiva de todas las líneas de vinos que elabora Agustín Lanús: Bad Brothers (junto a su socio, el enólogo californiano Bill Knuttel), Sunal, Aguayo y Sumak Kawsay de la comunidad indígena Amaicha.

Bad Brothers ToVio Blend 2016 $ 160
7.000 botellas de un blend poco visto: 75% Torrontés de Cafayate y 25% Viognier de Tolombón, que es ideal para refrescarse en las cálidas tardes de Cafayate. Perfecto para los turistas extranjeros que llegan al norte y nunca probaron el Torrontés; ya que el Viognier ayuda a atenuar esa potencia que a veces resulta chocante en el retrogusto.




Bad Brothers MaTaCa Blend 2015 $ 190
Tiene 60% de Malbec de Cafayate, 21% de Tannat de Santa Maria (Catamarca) y 19% de Cabernet Sauvignon también de Cafayate. Se realizan dos cosechas y cofermentan. La clave es encontrar el punto de madurez. La mitad pasa por barrica usada (neutra) que sirve para sacar el verdor y balancear los taninos. Se macera durante 30 días y luego pasa 14 meses por barrica y otros 5 o 6 meses más en botella.


Bad Brothers Facón Selection Cabernet Sauvignon 2015 $ 390
50% pasa por barrica de primer uso y el resto por barrica usada, durante 15 meses. La uva es aportada por distintos propietarios del emprendimiento Estancias de Cafayate, con los cuales se ha realizado un contrato por quince años. Excelente ejemplar de esta uva que descolla en los Valles Calchaquíes.

Bad Brothers Facón Selection Tannat 2015 $ 390
Es de uvas de Santa María, Catamarca, cuyos suelos tienen un 70% de arena con piedra abajo, induciendo a las vides a generar raíces muy profundas. Pese a estar 250 metros sobre el nivel de Cafayate, la temperatura es más alta y se cosecha al mismo tiempo. Se destaca por su nariz impecable y buena boca.



Aguayo Malbec 2013 $ 750
Hecho junto a Stefano Gondolini (ex enólogo jefe de Bodega Santa Rita de Chile, que trabajó junto a David Bonomi y Matias Michelini en Doña Paula y luego con el mismo Agustín Lanús). El Malbec proviene de un viñedo de Hualfín (Catamarca) que es una perla de la viticultura argentina por su vejez y calidad. Fue plantado en 1936 y esta inmaculado. 
Incluye un 5% de Cabernet Sauvignon de viñedos de Quilmes (Tucumán). Crianza de veinte meses en barrica neutra. 6.000 botellas.

Un vino con gran capacidad de guarda y una acidez y frescura difíciles de conseguir en Cafayate. Habrá que esperarlo ya que aun sigue en estiba porque se pretende llegar a cuatro años en total de crianza. Se lanzará en mayo de 2017


Sunal Malbec 2014 $ 600
Un vino que pretende expresar el potencial que tienen los terruños del Alto Valle Calchaquí, cuatro terruños, cuatro malbecs: dos de Salta (Luracatao 2.700 msnm y Pucara 2.400 msnm), uno de Tucumán (Amaicha del Valle 2.200 msnm) y uno de Catamarca (Hualfín 2.100 msnm). La crianza fue de 20 meses en barrica (siete usadas y dos nuevas) y seis meses en huevo de cemento. Solo 2.700 botellas

Dice su creador: "Esta hecho con toda la pasión, el amor y la garra que se necesita para crear en el Valle Calchaqui.."


El nombre de este vino "Sunal" tiene una pequeña historia. Lo sugirió uno de los socios de Agustín y le pregunto si se daba cuenta porqué. El pensó en Sun por sol en ingles y Al por altitud, en terminología quechua... pero no... era mas simple: Sunal es simplemente su apellido leído al revés. Suena bien para la zona.

Bodega Comunitaria Amaicha del Valle
En mi viaje anterior había probado directamente de tanque los vinos recién elaborados en esta bodega de la comunidad indígena Amaicha (ver nota). Ahora podíamos probar los vinos ya embotellados.


Sumak Kawsay Malbec $ 250
Su nombre significa "buen vivir". 6.600 botellas de vino elaborado con las uvas que aportan 40 familias, de pequeñísimos viñedos de menos de media hectárea ubicados a 2,200 msnm. Todos cosechan juntos, en un par de días, pero la uva es muy homogénea, Pasa por 25 días de maceración con escobajo y fermenta con levadura natural. No lleva aporte de madera.

La mitad pasa por barrica usada y la otra mitad en tanque de acero inoxidable con aporte de duelas. Es la primera cosecha y resulta un Malbec difícil, en el que la madera ha tomado mucho protagonismo.

Sumak Kawsay Criolla $ 300
Es un vino hecho con una variedad que ha sido adaptada a Amaicha desde hace mas de 400 años: la Criolla. Las plantas ancestrales están ubicadas en los jardines de las familias comuneras. Se elabora como vino tinto, con maceración de tres semanas, fermentación en tanques de acero inoxidable, levaduras 100% indígenas, sin agregado de nada mas que metabisulfito, 100% natural. Cuenta con una crianza de catorce meses en tanque de acero inoxidable. Solo 1.500 botellas.

De color claro, parecido al de un Pinot Noir; en nariz se expresan aromas a tierra, animales, carne. Un producto muy interesante y realmente diferente.


Hermanados por el vino, se ha generado en Cafayate un lugar de buen nivel, donde se puede comer, hacer tasting de estos vinos creados en el valle y pasarla bien. ¿por qué no aprovecharlo en tu próximo viaje a Cafayate?  


Mas información:
http://www.badbrotherswe.com/
http://www.destinovinos.com/index.php/vendimia/558-bad-brothers

Nota: precios de carta en Noviembre 2016.

Fotos tomadas por El Ángel del Vino

viernes, 20 de enero de 2017

Old Vines - Los vinos de detalle de Bodega El Esteco


El Esteco es una bodega grande, pero que en este caso se ha embarcado en "Old Vines" un proyecto detallista, que utiliza uvas seleccionadas de plantaciones antiguas, que pueden llegar hasta los 70 años de edad. Por ello el enólogo Claudio Maza resalta que es necesario que el que vende estos vinos esté en condiciones de comunicar los detalles con que han sido elaborados.

Alejandro Pepa, enólogo jefe de El Esteco resalta que es la bodega con mayor fuerza en el Valle para los vinos de alta gama, pero sin dejar de reconcer que todo esto se sustenta en los clásicos Don David, de cuyas líneas Don David Malbec Clásico y Reserva se producen un millón de litros al año.


Así encontramos viñas muy viejas de 60 a 70 años como mínimo, según lo que se encuentra anotado en los registros, que se empezaron a vinificar separadamente en acero inoxidable roble, piletas… hasta encontrar el mejor resultado, que se dio cuando se utilizaron las vasijas ovoides comúnmente llamadas "huevos de cemento" (fabricados en Mendoza).

Fundamentos: la forma, que produce una extracción distinta a la realizada en las barricas o los tanques. En los huevos el sombrero (elementos que entran en suspensión formado una tapa) se compacta arriba, donde hay mayor presión natural; lo que logra mayor extracción de sabores y aromas. Además la forma de huevo hace que las borras frías que quedaron (lías) se mantengan en suspensión. Esto se verifica porque se ve que el líquido esta más turbio que en otros métodos.

Los Old Vines fueron recientemente lanzados al mercado -cosecha 2015- con precio de lista de $ 400 que los ubica entre los de la líneas El Esteco y Fincas Notables. A un precio de $ 400. 

El Esteco Old Vines 1945 Torrontes 2015
Producido con uvas seleccionadas de 239 plantas de un parral de Finca Las Mercedes que ya supera los 70 años. Este Torrontés se cosecha en dos etapas, se prensa, se pone en frío para desborrar y a las 24 horas se pasa al huevo. Un 80% del contenido es elaborado en huevo. 

La segunda cosecha se deja la uva y se suma a lo anterior sin filtrar (con el orujo), la mitad de la fermentación se hace con grano entero. Los huevos tienen serpentín para frio dentro de sus paredes de cemento. 

Resulta un vino fresco, cítrico y de buen balance entre dulzor y acidez. Queda una sequedad al final que Pepa atribuye a la elaboración en huevo de cemento.


El Esteco Old Vines 1958 Criolla 2015
En el cuartel N° 27 de Finca Las Mercedes, mezcladas entre las plantas de Torrontés, hay varias de plantas de Criolla con más de 50 años. Esta uva autóctona se elabora en forma muy especial para lograr este producto. 

Los tintos se ponen un 15% con escobajo y el resto no. En la criolla arranca la fermentación tumultuosa y después de ella se descuba, se saca el orujo y se vuelve a colocar dentro del huevo. Se fue trabajando durante cuatro años con pruebas hasta llegar a la metodología. 

Su color se asemeja al del Pinot Noir. También los aromas de entrada (sotobosque, tierra) y luego aparece la fruta. En boca es suave y tomable (o drinkable como dicen algunos sommeliers). 



El Esteco Old Vines 1946 Malbec 2015
Como dice en la contra etiqueta, son 370 plantas en Finca Las Mercedes, con más de 65 años de historia. También lleva un 15% con escobajo pero con una maceración mucho más larga que en la Criolla. 

Sin agitar, ya presenta en copa un perfume muy nítido. Luego de agitar suben los aromas principales: frutos rojos y ciruelas. Lleva nueve meses de crianza en huevo y de tres a seis meses de crianza en botella.



El Esteco Old Vines 1947 Cabernet Sauvignon 2015
Otras 467 plantas de Finca Las Mercedes dan la uva para este Cabernet Sauvignon bien típico, con paleta de piracinas, buen cuerpo, linda acidez. Un vino que pide crianza y evolución.



Que mejor que cerrar esta nota con palabras de Alejandro Pepa: “Al caminar por esos parrales y ver las plantas añosas, de troncos gruesos y marcadas nervaduras, retorcidas por el paso del tiempo, es imposible no remontarse al pasado y pensar en la labor que hicieron nuestros abuelos, hace más de 70 años… es un privilegio descubrir estos tesoros, ponerlos en valor y dejar que ellos mismos cuenten su historia…”


Fotos tomadas por El Ángel del vino (salvo portada tomada de http://www.elesteco.com/comin/old-vines/).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...