Etiquetas

viernes, 24 de enero de 2014

Vinos de Lujo 2013

Vinos de Lujo es una de las más destacadas Ferias de Vinos argentinos, organizada por Fabricio Portelli cuenta con una importante participación de bodegas de nuestro país y algún que otro exponente de países vecinos.

                                             Fabricio Portelli  y Mario Ángel Ramos

La edición 2013 transcurrió del 2 al 6 de diciembre en los salones del tradicional Hotel Alvear. La apertura el día lunes coincidió con un agobiante calor que nos hizo sufrir a aquellos que, ansiosos, llegamos temprano a la misma, ya que la entrada se demoraba porque Fabricio quería que todo estuviera perfecto antes de dar paso al público. Con algunos minutos de demora, finalmente se abrieron las puertas y pudimos acceder. El lunes fue día exclusivo para los clientes del banco ICBC, que gentilmente me había invitado a la feria.
CLIQUEAR en "Mas informaciónpara seguir leyendo
La primera sorpresa, apenas al bajar las escaleras, fue que en lugar de recibir copas nos entregaron vasos con la forma de una copa pero sin tallo. Una decisión practica para la organización, ya que estos vasos son mucho más resistentes que las copas y seguramente mejoraron el porcentaje de pérdidas de los mismos al final de la feria, pero no tan conveniente para catar los vinos, ya que se extrañaba la falta del tallo para el agite y nos hizo sacar músculo ya que también son más pesados.

En la sala de recepción, además de la entrega de las copas (o vasos) se encontraban expuestas varias cavas marca Wine World y los stands de ICBC, Nesspresso, Villavicencio, Coctelería Alamos, Gancia, Martini,  Escuela Argentina de Sommeliers, Escuela Argentina de Vinos, Colegio Gato Dumas, Bulova, Paradisus Hotel & Resort  y Wine in moderation.com


A cada lado, los dos salones principales, el Emperatriz que contaba con las bodegas Vicentin, Clos de los 7, Bianchi, Perdriel, Narbona (Uruguay), Salentein, Fabre Mountmayou, Viniterra, Atamisque, Catena Zapata, Luca, Dante Robino, Terrazas, Flichman, Revancha, Adrian Rio, Mundo Reves, Tinto Negro, Matias Riccitelli, Sonvida y Ruca Malen y el Salón Alvear  con las bodegas Cavas La Capilla, Norton, Trapiche, Zuccardi, Rosell Boher, Del Desierto, Casarena, Mythic, Pelleritti, Richiardi, Vallisto, Barbier, Domingo Molina, Abril, Andeluna, Altos las Hormigas, Antucura, Vinorum, Cuatro Sueños, Viñavida, López, Colomé, Piatelli, Casas del Bosque, Graffigna, Etchart, Tapiz, Doña Paula, Pulenta, Zorzal, Huarpe, Secreto Patagónico, Schroeder, Patriti, Mendel, Cruzat, Dominio del Plata, Puro, Riglos y Séptima.


Impresionante line up, no solo por la cantidad de bodegas (61), sino también por la calidad y variedad de estilos que se podían encontrar.

Al fondo, detrás del salón Alvear, se destacaban los stand de Aceite de Oliva Miditerra, una empresa de Catering (no anote el nombre, perdón) y el de quesos Magnasco, únicos lugares donde obtener algún comestible mas allá de los grisines y pancitos de las mesas. De más está decir que la lucha por los bocaditos hacía alejarse a aquellos no dispuestos a enfrentar la trajinada cola…



Tuve la oportunidad de regresar el miércoles, acreditado como prensa, y también el viernes pero ya en un plan más relajado. En total la visité tres días completos, que me permitieron probar mucho, pero tampoco todo. La cantidad de etiquetas disponibles debe fácilmente superar las 400, por lo cual degustarlas todas y salir vivo es prácticamente imposible. De los tres días el más tranquilo fue el lunes, se podía acceder con tranquilidad a casi todos los stands y dialogar con los enólogos y representantes de las bodegas presentes. El miércoles había mucha gente, teniendo que hacer cola en las bodegas más solicitadas y el viernes ya era una multitud, bastante difícil para poder degustar y concentrar los sentidos.


En próximas notas comentaremos algunos de los stands visitados y vinos degustados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...