Etiquetas

miércoles, 1 de abril de 2015

Grandes Chardonnay Francia - Argentina en Ozono Drinks. Nota 1: Côte de Beaune y Chablis

Hace dos semanas habíamos realizado una cata a ciegas de varios de los buenos Chardonnay argentinos de precios hasta 225 pesos, en la cual se buscó apreciar los dos grandes estilos que se enfrentan en esta cepa: los clásicos frutados y amaderados y los modernos, mas minerales.

Esa cata fue el anticipo e introducción a la Cata de Grandes Chardonnay que se realizó el ultimo día de marzo en Ozono Drinks, organizada y dirigida por Martín y Noelia, que hasta se esmeraron en disponer copas Riedel específicas para esta cepa.

Esta vez la idea era comparar algunos de los grandes Chardonnay argentinos frente a exponentes franceses de Chablis y la Borgoña.

Esta crónica pretende no solo realizar una descripción de los vinos sino también explorar un poco los terruños donde fueron criados y profundizar en sus características mas allá de lo apreciado en el producto final.

Los vinos argentinos fueron tres: Pulcu Reserva 2013, del enólogo David Bonomi (ex Doña Paula y actualmente en Bodega Norton) y los Catena Zapata White Stones y White Bones, ambos cosecha 2009 del enólogo Alejandro Vigil.

Por Francia se presentaron cuatro ejemplares, dos de Borgoña y dos de Chablis, que son de los que hablaremos en esta primera nota.

Borgoña

Entre los Borgoñas había dos vinos AOC (Apelación de Origen Controlado): un Meursault 2010 y un Puligny - Montrachet de una bodega de la Côte d'Or fundada en 1731: Bouchard Pere & Fils.

Meursault y Puligny - Montrachet son comunas situadas estrictamente en la Côte de Beaune, apenas distanciadas 4 kilómetros entre sí. Comunmente se dice que en esta región se producen los mejores vinos blancos del mundo, estando los mejores viñedos (Grand Cru) favorecidos por excepcionales suelos de piedra caliza y orientados perfectamente para recibir el baño del sol de verano hasta ultimas horas del atardecer. 

Pese a que los viñedos se suceden casi sin interrupciones entre ambas comunas, Puligny tiende a brindar vinos mas delicados y refinados que Meursault, no teniendo esta última Grand Crus, pero sí una calidad alta y generalmente constante,.sobre una mayor extensión.



En la Côte d'Or los vinos se clasifican en cuatro rangos, siendo los Grand Cru los de primera clase (actualmente 31 viñedos), vienen luego los Premier Cru: (que alcanzan 635 en total), en tercer lugar los Appellation Communale o vinos de "pueblo" y finalmente lo comúnmente llamados Borgoñas. Los dos vinos que probamos consistían en Appellation Communale, o sea el tercer escalón de calidad en esta región, aunque no por ello dejarían de sorprendernos..


Si bien el Meursault me decepcionó un poco en nariz, por poco aromático, luego se recompuso con un paladar suavemente perfumado y con una destacada e importante acidez, lo que le asegura potencial de guarda.


El Puligny - Montrachet sin embargo ya impactaba desde el arranque en nariz con importantes aromas florales y frutales y una nota de madera. En boca se mostró potente, pero a la vez complejo y elegante, con un largo final. 

Chablis

De Chablis también tuvimos dos ejemplares de una misma bodega: Domaine William Fevre, con la diferencia que uno era un Premier Cru Vaillons 2007 y el otro un Grand Cru Bougros 2005.

Cabe destacar que Chablis posee cuatro categorías, que en orden de importancia se clasifican así: Grand Cru, Premier Cru, Chablis y Petit Chablis. Este órden muestra la clara importancia que tienen en el hemisferio norte las pendientes de las colinas ribereñas - en este caso sobre el río Serein -  que se encuentran orientadas hacia el sur. Los vinos Grand Cru ofrecen siempre mayor riqueza que los Premier Cru y así sucesivamente.

Solo hay siete viñedos Grand Cru en Chablis, los cuales se encuentran agrupados en un mismo bloque de apenas 104 hectáreas (representado en granate oscuro en el plano) cubriendo apenas 2% del área total de la región de Chablis. 


Este bloque presenta las mayores pendientes, que facilitan el drenaje de las copiosas lluvias, y la mejor asoleación. En teoría cada uno de los siete tiene su propio estilo. Muchos aprecian a Les Clos y Vaudésir como los mejores, pero lo más importante es lo que todos ellos tienen en común: intensidad, sabor altamente cargado en la escala de los mejores blancos de Côte de Beaune, pero algo mas filosos, lo cual, con el tiempo lleva a una noble complejidad. 

Son vinos que deben ser añejados, idealmente por 10 años y con excelentes resultados a veces hasta 40 años de guarda. Quizá el Bougros que degustamos es el Grand Cru que se nombra ultimo entre los siete por parte de la mayoría de las criticas, pero el sello de calidad del productor es muchas veces mas distintivo que la ubicación exacta, en esta colina relativamente homogénea.

En cuanto a los Premier Cru, estos llegan a 40 y son mucho mas variables en sus características, pero en general dan vinos con medio grado menos de alcohol que los Grand Cru y son menos impresionantes e intensos en sabor y aromas. Aún así representan vinos de alto estilo y pueden añejarse tanto como un Grand Cru de la Côte d'Or. 


Obviamente comenzamos la cata de los William Fevre con el Chablis Premier Cru, del viñedo Vaillons, cosecha 2007, dejando el Grand Cru para después.
Esta era mi primera oportunidad en probar Chardonnays de esta categoría y realmente me sorprendieron e hicieron entender su fama a nivel mundial.
¿Que tiene este Chablis para ser espectacular? Lo dice la etiqueta: el suelo, arcilla, piedra caliza y ostras fósiles. Y me imagino que cientos de años de aprender como sacar el mayor provecho del mismo.



El mejor vino de la noche, a mi criterio sin dudarlo en un escalón superior, fue el Domaine William Fevre Chablis Grand Cru de Bougros, 2005. Un Chardonnay de 10 añitos que recien esta empezando a dar lo mejor de sí. 

La mesa de cata (eramos 16 personas) quedó muda durante su degustación, de tanta concentración de los sentidos a los que obligaba este vino. Pocas veces eso sucede, y llegó a generar un aplauso espontáneo del grupo hacia los organizadores y a quienes habían aportado estos vinos exquisitos.


Y eso que según los libros Bougros es, de los siete Grand Cru de Chablis, el menos destacado. Para mi modesta experiencia en vinos, este gran blanco tenía todo, todo lo que se necesita para ser un vino de la mas alta calidad.

La comparación con nuestros Chardonnay argentinos se la dejo para la próxima nota, pero les adelanto que estamos en el buen camino...

Nota: la información sobre Chablis y Borgoña expuesta en esta nota (incluyendo los mapas) ha sido consultada del libro "The World Atlas of Wine", séptima edición, de Jancis Robinson y Hugh Johnson. 
Las fotografías fueron tomadas por El Ángel del Vino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...