Etiquetas

martes, 29 de septiembre de 2015

Cuatro Viñateros de Altamira - Parte 2 (Finca Beth y Laderas de los Andes)


Esta es la segunda parte de la nota sobre cuatro Viñateros de Paraje Altamira que presentaron sus vinos en la Vinoteca Mr. Wines.(ver Parte 1). Aquí continuamos con los vinos que nos faltaban comentar, de Finca Beth y de Laderas de los Andes.

Finca Beth

Enrique Sack es también una persona que decidió incurrir en el mundo del vino, sin contar con mayores antecedentes (su negocio es la importación de artículos de librería y de juguetería). Para ello, junto a cuatro socios, adquirieron una finca de 60 hectáreas en Altamira - a la que se llamó Finca Beth - y se rodearon de enólogos importantes: Felipe Stahlchmidt (ex Alamos) y Juan Pablo Michelini (Zorzal Wines) y de los reconocidos agrónomos Cagiatti, Mosso y Gancedo para el cuidado de los viñedos, en los que trabajan permanentemente unas 5 personas que se extienden a 20 en las épocas de poda y raleo. 
Este año lanzaron al mercado su primer vino:





2 km ($ 360)

El vino que degustamos primero tiene un nombre de fácil recordación: 2 km, en honor al largo que la finca que se extiende exactamente por dos kilómetros. Es un blend 65% de Malbec y 35% de Cabernet Franc, que utiliza uvas de viñas plantadas en el año 2010.

En el primer año (2013) se elaboraron 1.800 botellas, que pasaron a ser 2.500 en 2014 y 3.000 en 2015. La proyección máxima para el futuro se estima en 5000. 

Fue elaborado por Juan Pablo Michelini y pretende mostrar exactamente lo que es Altamira. Un dato: Juan Pablo llevó el vino cuando Luis Gutiérrez (crítico que otorga los puntajes para Wine Advocate de Robert Parker) vino a realizar sus degustaciones. Ese día lo llamó a Enrique para decirle que el vino le había gustado - a Gutiérrez - y que seguramente lo iba a puntuar. Así fue: 92 Pts. Parker. Nada mal para empezar.

También tuvimos la oportunidad de degustar dos varietales: un Cabernet Franc 2013 y un Malbec 2014 elaborados con la enología de Felipe Stahlchmidt. Se trata del antecedente de un nuevo proyecto que planea lanzar próximamente al mercado 5.000 botellas de Malbec 2015.

Laderas de los Andes

Adrian Río es una persona histriónica, que esperó pacientemente su turno (sus vinos fueron presentados al final) para demostrar su pasión por el vino.
Nos contó que antes de dedicarse a los viñedos trabajó en empresas internacionales y que fue su paso por Molinos Río de la Plata lo que le permitió entrar en contacto con el mundo del agro. Ello le atrajo y dio comienzo a su experiencia plantando nogales.
Era 1996 y la gente del INTA, que en esa época avizoraba un buen futuro para el vino, le recomendó cambiar y así llegó a Mendoza, donde estudió las distintas regiones, asesorado por gente local.
"Hay dos o tres oasis que son especiales en Mendoza, pero yo me enamoré de La Consulta. Un pueblito encantador con su avenida principal y las montañas detrás" rememora. "De entrada compré una finca en El Cepillo, pero como era una zona muy fría la dejé y me pase a Altamira".

Las tierras que compró - en fincas dispersas - estaban en blanco, y la actual bodega está ubicada en una de ellas, una finca de 40 hectáreas en La Consulta. Las primeras producciones de uvas las vendió a bodegas de primer nivel (Catena Zapata por ejemplo), hasta que en el año 2006 comenzó a elaborar su propio vino de alta gama que también se vendía a granel. Finalmente salio al mercado con dos marcas propias (ahora tiene ocho, tres de las cuales fueron degustadas).

Inicialmente los vinos se llamaron como la bodega (Laderas de los Andes) pero luego, por sugerencia de un importador de USA que insistió en la importancia del nombre del dueño de la bodega en el producto, lanzó una línea con su propio nombre: Adrían Río.
"Todos son Single Vineyard de las distintas fincas, cada marca y cada nivel de producto se cosecha siempre de los mismos cuarteles" dice Adrian.


Ladera de los Andes Malbec 2012 ($ 120)

Con un rendimiento de 8.000 kg / Ha es un vino mas ligero que los otros de la bodega. Tiene entre 10 a 14 meses de barrica de 3 y 4° uso y agregado de duelas de roble que le otorgan ese bouquet que muchos adoran en el Malbec. Es un tinto de buena relación precio - calidad, muy bebible, el típico que llevas al asado, te hace quedar bien y todos elogian.


Laderas de los Andes Reserva Malbec 2011 ($ 250)
En este caso los rendimientos se reducen a 5.000 kg / Ha y los 12 a 14 meses de barrica de roble francés son de 1° y 2° uso. Es un vino con más cuerpo, sin azúcar (nada de dulzor) pese a la fruta madura. Está fresco y aun debe evolucionar. Adrian comenta: "no es para un muchachito que recién comienza, es para gente que lo sepa apreciar".



Adrían Río Wine Selected Gran Malbec 2011 ($ 350)
Aquí los meses de barrica se elevan hasta 15. Los intensos aromas a fruta se integran con un importante aporte del roble desbordando en aromas a vainilla y chocolate. Es de La Consulta. a 800 m de Altamira.

Para cerrar, Adrian Río nos cuenta que compran las barricas en Francia a distintos proveedores, de a pares, para hacer un blend de barricas ya que es notable la diferencia según la barrica en el resultado final. Esta variación les permite "blendear" con diferentes marcas de barrica para obtener mayor complejidad.

Cuatro viñateros, cuatro historias de gente que ama el vino y pone cada día todo su esfuerzo para brindarnos lo mejor de Altamira en nuestras copas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...