Etiquetas

lunes, 30 de noviembre de 2015

Evilar 2015 - Evaluación de vinos de La Rioja


La Rioja fue protagonista de un evento que busca reposicionar el vino de la provincia y colaborar en su difusión. Para ello se reunieron vinos de productores caseros, artesanales y bodegas de nueve Departamentos provinciales para ser juzgados por un un jurado especializado que catando a ciegas realizo la calificación bajo un sistema homogéneo de puntuación.



Gracias a la invitación de Fabricio Portelli, quien junto a Daniel López Roca se encargaron de la organización del evento en Buenos Aires, formé parte del jurado que contó ademas con la participación - entre otros - del mismo Fabricio Portelli, Joaquín Hidalgo (Revista La Nación, Vinomanos), los sommeliers Elena Amigo y Germán Muzzio, Adrian Torralba Valcarce (Blog Vinos en Bs As), Pablo Marcia Farach (Chef), etc.



La primera etapa del evento se desarrollo el 9 de Noviembre en las nuevas instalaciones de Acha Club, ubicado en el barrio porteño de Coghlan y se completó con una segunda etapa realizada en la Rioja capital día 16 del mismo mes. La premiación será el 04 de Diciembre en la Ciudad de Chilecito, La Rioja.

Con José Turbay, de Agroturismo, La Rioja

Esta iniciativa surge de la planificación de desarrollo productivo del Gobierno de la Provincia a través del Ministerio competente y, la asistencia del Consejo Federal de Inversiones.




Datos provistos por EVILAR:
La excelencia de los vinos riojanos encuentra explicación en su origen caracterizado por la combinación de bondades climáticas, suelo y relieve. Pero además de las particularidades naturales y los factores geográficos, el éxito viñero conlleva también una acertada mutación genética, lo que en conjunto ha dado lugar a variedades de uvas merecedoras de reconocimiento internacional destacándose el Torrontés Riojano, su inconfundible tonalidad blanca dorada y su intenso aroma frutal.
El cultivo de la uva llegó a nuestra provincia de la mano del conquistador español Ramírez de Velasco en el año 1591. Los sacerdotes dominicos y jesuitas que acompañaron al fundador de La Rioja fueron quienes comenzaron con la actividad en el Valle de Antinaco, actual Departamento Chilecito.
El Corredor de la Producción atraviesa además las localidades de Nonogasta, Felipe Varela, Villa Castelli, Vinchina, Castro Barros, Anillaco, San Blas de los Sauces, Sanagasta y Famatina donde la producción y diversificación varietal encuentran las mejores y mayores condiciones para su desarrollo.
Durante los primeros siglos la producción fue totalmente artesanal, hasta que a principios del siglo XX se instala en Chilecito una importante producción de vinos de mesa que incorpora las nuevas tecnologías industriales.
El torrontés riojano, como líder a nivel internacional, responde al paso trascendental que dio la vinicultura riojana para adquirir su sello de identidad, el que surge a partir del desarrollo de la variedad de la uva blanca. A partir de una mutación genética espontánea surgió en esta zona al generar un varietal único y diferente de todos los demás. Así nace este tipo de vino llamado torrontés que hoy se exporta a numerosos países del mundo.
La conjunción de sus cualidades distintivas, variedad frutada y tonalidad blanca dorada han desarrollado vinos únicos en el mundo, consiguiendo por ello la Denominación de Origen Controlada.
El Departamento Chilecito cuenta en su territorio con la mayor superficie de viñedos de la provincia, seguido por General Felipe Varela, Famatina, Castro Barros, Arauco, y San Blas de los Sauces. Así, son los Valles de Famatina en general los que resguardan entre el Macizo del Velazco y el Nevado de Famatina, a la zona vitivinícola más importante de La Rioja.
Ubicación a más de 1.100 mts. sobre el nivel del mar; suelos aluvionales raramente salitrosos con textura franca a franca-arenosa, baja humedad ambiente, alta luminosidad y una amplitud térmica estival promedio oscilante entre los 35° C durante el día y los 17° C por las noches, los Valles de Famatina ostentan condiciones óptimas para el cultivo de la vid, más aun considerando la orientación sur-norte de los cordones montañosos, lo que evita que los primeros y los últimos rayos solares incidan directamente sobre las vides, haciendo de la región un paraíso vitivinícola.
El encepado está constituido principalmente por variedades blancas, entre ellas el Torrontés, cepaje característico de la región, mientras que las variedades tintas se orientan hacia el Cabernet Sauvignon y el Bonarda. 
Dadas las particularidades del clima y las variedades cultivadas, se producen vinos regionales predominantemente blancos. Para consumo en fresco, siendo las variedades más reconocidas Red Globe, Cardinal y Emperador; y para pasas, Sultanina Blanca y Arizul.

Piattelli Reserva Malbec 2013 en el ranking Wine Spectator



Gacetilla de Prensa

Piattelli continúa cosechando importantes puntajes de varios de sus vinos y esta vez la publicación norteamericana ha posicionado al Reserva Malbec 2013 de Mendoza entre los mejores 100 vinos del mundo. 

Wine Spectator publicó recientemente su selección anual. Cerca de 18.000 vinos de todo el mundo fueron degustados para armar este Top 100 que incluyó sólo dos vinos argentinos, siendo el Piattelli Reserva Malbec 2013 de Mendoza el mejor posicionado en el ranking (puesto N°44).

Las uvas utilizadas para la elaboración de este Malbec provienen de viñedos propios ubicados en Lujan de Cuyo. Tuvo ocho meses de crianza en pequeñas barricas de roble francés y americano, seguidos de seis meses de estiba en botella. 

La Enóloga Principal de Piattelli, Valeria Antolín, lo describe como “elegante, deliciosamente expresivo y muy fácil de beber. Ofrece notas frutales, taninos suaves y un sutil toque de madera”.

Piattelli Reserva Malbec se comercializa también en el mercado local y se puede conseguir en las principales vinotecas y restaurantes del país.

Precio de venta sugerido en góndola: $139

Sobre Bodegas Piattelli


Piattelli es una de las pocas bodegas del país que posee bodegas y viñedos en dos de las mejores regiones vitivinícolas de Argentina: Agrelo, Mendoza y Cafayate, Salta.

Propiedad del empresario norteamericano Jon Malinski, Bodegas Piattelli nació como proyecto en 2002 con la adquisición de fincas en Agrelo y en 2004 se construyó la primera bodega.

En el año 2008, la familia Malinski adquirió tierras en Cafayate y a principios del año 2013, se inauguró la segunda bodega. Se trata de una imponente construcción de 5.500 m2. con capacidad para 960.000 litros, la más alta tecnología de vinificación, tanques de acero inoxidable, piletas de hormigón armado, huevos de concreto y una sala que puede albergar más de 500 barricas. Además, esta bodega cuenta con un restaurante con capacidad para 150 cubiertos y un completo programa enoturístico. (ver Nota Piattelli Vineyards y su Winemaker: Alejandro Nesman, en este Blog).


jueves, 26 de noviembre de 2015

Leo Borsi, de San Rafael, Mendoza a Châteauneuf-du-Pape, Francia


Nací y estudié en San Rafael, el corazón de Mendoza”, dice Leo Borsi. “En esa época mi abuelo ya hacía vinos, pero mi papá prefirió cambiar y nos fuimos a vivir a La Pampa unos años. Por eso, cuando comencé mi carrera en el vino tuve que arrancar de más atrás”.

Hay una carga de reproche implícita en este comentario de Leo, dejando traslucir cómo esa decisión de su padre de abandonar los viñedos, le hizo perder tiempo en su meteórica carrera en el mundo del vino. Es que se nota que a Leo, como trasluce su marca de vinos argentinos llamada “Ultra”, le gusta ir a fondo en todo. Pero reconoce que en esa época no era fácil sobrevivir con los frutos de la finca y que por ello vivían parte en ella y parte en la ciudad, haciendo equilibrio entre ambas.

Estudió enología en la Escuela Pascual Iaccarini (que justo el día que escribo esta nota, 25 de noviembre, cumple 70 años) a la par que veía a su familia hacer vinos de una manera muy distinta a la que estudiaba. “Eran vinos caseros, muy manuales, muy lentos, pero muchos se oxidaban”.

Una vez recibido empieza a hacer pasantías y entra en la industria. “Empecé a trabajar en bodegas que tenían 80 tanques, piletas, laboratorio… realizando un trabajo casi de fábrica, con lo cual me pegué un encontronazo. Yo no tenía la sensación de que mi abuelo estaba enamorado de un tanque de acero inoxidable”.

A los 17  años le sale un viaje de intercambio cultural a Francia. “Allí me encuentro que los vinos más caros de Francia, de la Borgoña, los hacen a mano, despacito y en barricas borgoñonas y me digo (dixit) ¡la puta que lo parió¡ ¿para qué sirve toda la tecnología?... Se me produce una gran confusión. Algo no funcionaba. Ahí me decidí a hacer cosas bien selectas, bien finas, con carácter de terroir, dando tiempo y cariño al producto”.

Se queda ocho años en Borgoña, trabajando y estudiando a la par. En ese tiempo se da cuenta que los viticultores de la Borgoña le tienen tirria a los estudiosos de la facultad, y decide no contrale al dueño de la bodega donde trabajaba que tenía una Licenciatura en Viticultura y un Master en Enología. Trabaja mucho tiempo allí sin que el dueño lo supiera, aprendiendo todos los secretos. “Un día se enteró, pero me entendió enseguida”. Había logrado vencer la resistencia natural del artesano hacia el científico desde el lugar más humilde: ocultando su propia sabiduría.

Trabajó con diferentes viñateros, más grandes y más pequeños; y luego fue a hacer algunas vendimias en Bordeaux, trabajando Cabernet Sauvignon, Petit Verdot, Cabernet Franc… y también pasó por Champagne y el Ródano.

Hasta que llegó el momento de parar la pelota y meditar cuál sería su rumbo. “Me cansé de ver tantas cosas, observar…  y decidí empezar a hacer lo mío, buscando trabajo como enólogo en Vieux Télégraphe Châteauneuf-du-Pape. Allí terminé reemplazando al enólogo que se fue y llevo diez años. Desempeño hoy un puesto intermedio entre viticultura, enología y comercialización, lo cual está buenísimo porque me permite viajar”. Así hoy trabaja no solo en Châteauneuf-du-Pape, sino también en Gigondas, el Líbano y la Argentina.

El salvoconducto fue encargarse también de la comercialización de los vinos en Sudamérica. Mayormente en Brasil ya que en Argentina - por razones conocidas - es difícil entrar con vinos importados. Este le permite viajar 3 o 4 veces al año y producir sus propios vinos en nuestro país. “Son vinos que provienen de distintos lugares. Lo que busco es mantener una “ecuación terroir”: variedad, suelo, clima, enólogo, viticultor, agrónomo. Hacer y entender lugares, más que hacer y entender variedades”.

Leo dice que trata de no influenciar en el perfil natural del vino “En Borgoña me decían: el hombre no se tiene que ver”.
Una de las preguntas que se le realizó apuntó a cómo puede desenvolverse en tantos lugares al mismo tiempo, y responde: “Porque he construido un equipo. Y porque viajo sólo cuando hay que decidir las cosas importantes”.

Y nos contó que esos momentos son:
  1. La definición del momento y tipo de poda para, viendo la brotación, elegir la cantidad de yemas por planta, dejando un solo brote si nacen dos, etc.
  2. Volver cuando los brotes están altos, al principio de la floración o envero, momento que deja visualizar la cosecha que se va a tener. Ahí se puede ver si hay muchos racimos y hace falta ralear o no.
  3. Antes de la vendimia, para decidir el momento de la cosecha y luego en bodega la extracción, el manejo de las temperaturas, etc. Terminada la primera fermentación el vino entra en el invierno y ya podemos dejarlo, no tocarlos.
  4. Al momento de sacar de barrica, decidir los cortes y embotellar.

Junto al enólogo Daniel Castillo, en Mendoza trabaja en tres lugares;

- Distrito Los Chacayes (antes llamado Vista Flores, pero ahora diferenciado) en Tunuyán, Valle de Uco. “Son 50 hectáreas en sociedad con un amigo francés, a 1.350 msnm. Ubicadas en un cono de eyección al norte del río Tunuyán, al norte de Clos de los Siete, ahí nomás de las tierras de Michel Rolland. No había nada ahí. Hoy el viñedo tiene siete años y ofrece taninos potentes dando como resultado vinos un poco brutos”. Leo dice: “Los hago despeinados, desordenados en un principio, para que en el segundo año de su crianza encuentren su fineza natural”. Se cultiva Malbec, Cabernet Sauvignon y Merlot. “Chacayes es un lugar donde la estructura de los vinos viene rápido, son musculares, bien chúcaros, brutos… y por eso hay que aprender a domarlos”.


.   - Altamira. Un viñedo nuevo que tiene con un grupo de “locos del terroir” apasionados de la viticultura; en el cual Charly García (homónimo del músico) es el agrónomo. Es el primer año que se producen. Leo cuenta: “Pasamos dos años viendo calicatas. La finca tiene bastante arcilla en unos sitios - ente el 3 y 15% - y bastante arena en otros. Viñas de 60 años que el dueño quería arrancar porque no producen casi nada. Dan vinos con 15°2 a 15°5 % de alcohol”.

.   - San Rafael. Donde su vida vitivinícola comenzó. Él lo define como “donde TODO empezó”. Es un viñedo en Rama Caída y su elección es fruto de toda su experiencia en el mundo del vino: la de primera mano, de haber vivido allí desde chico y haber presenciado las crecidas en las que el río Diamante llegaba a juntarse con el Atuel, pasando por encima de tierras que al retirarse el agua quedaban cubiertas por lodo, limo y canto rodado aportado por los ríos. Esas crecidas ya no ocurren y la finca elegida está justamente en el antiguo paso del río. Ese canto rodado es caliche (carbonato de calcio) puro, proveniente del macizo de San Rafael.“Queremos darle nervio, trabajamos con madurez temprana, con raspón y apenas 6.000 kg  por hectárea de rendimiento. Tiene un toque salino y a la vez del dulzor de los taninos que lo hace amable, mientras que el salado lo hace más largo. Buena astringencia. El alcohol de la fermentación empieza a extraer el tanino del raspón. Lleva más de 25 días de maceración”.

A esta altura de la crónica vale recordar que; avisado de que el auditorio en Mr. Wines suele ser bastante avezado en temas del vino; apenas empezar la charla Borsi nos preguntó ¿hasta qué nivel técnico quieren llegar? La respuesta obviamente fue: todo lo que quieras, si hay algo que no se entiende te preguntamos. Leo cumplió y siguió con todo:

“El pico de extracción de antocianos se produce a los cuatro días. Ahí está el color. En ese momento es importante comenzar a extraer taninos para que no se pierdan los antocianos. Luego la fermentación sube la temperatura, que hay que controlar. Los taninos se van desprendiendo cada vez más rápido a medida que pasa el tiempo y sube el alcohol y las pieles se ablandan. Se utilizan levaduras autóctonas del viñedo”.

Así, fuimos recibiendo mini lecciones de enología.

“Antes se hacía un vino para más de 10 años y que se las arregle el que los tenga que vender”, dice Leo que además tiene un Master en Marketing y Comercio Internacional del vino de la  Ecole de Commerce de Dijon. Pero el mercado cambió, y hoy “sin perder concentración tenemos que hacer vinos que se puedan tomar más rápido. En  Châteauneuf-du-Pape estamos haciendo eso desde hace 20 años”.

“Todos los vinos llevan 22 a 25 días de maceración y se trabaja con raspón, lo que hizo que los primeros años salieran salados los vinos”.

A la pregunta ¿y estos vinos también se van a conservar 40 a 50 años?, nos contesta, práctico: “No lo sabemos, pero se los están tomando ahora… no van a haber más dentro de 40 años”.

“Hacemos vinos gastronómicos, para acompañar las comidas. Los amargos, los taninos, la acidez, los descriptores aromáticos están en ese registro. No en la súper fruta, sino el dulzor que los haga más fáciles de tomar. No son vinos de degustación o de concurso - que son vinos estratégicos para las bodegas - no son vinos que te aseguren un puntaje, sino que son vinos fáciles de tomar”.

Por supuesto que la noche no fue solo charla, todo lo relatado fue dicho mientras degustábamos los vinos que Leo Borsi trajo especialmente para la ocasión y que apoyaban sensorialmente cada comentario. Fueron vinos de las tres regiones de Mendoza ya nombradas y vinos franceses de Cahors y Châteauneuf-du-Pape; que serán objeto de una próxima nota que incluirá también un panorama de Cahors, la cuna de nuestro querido Malbec.


Conocer a Leo Borsi es conocer una de las mayores personalidades actuales del vino argentino. Alguien que ha realizado una carrera en la que no solo no ha salteado etapas, habiendo nacido entre viñedos, trabajado en todas las posiciones y estudiado casi todas las carreras posibles en el mundo del vino, sino también alguien dispuesto a ir al extremo de las cosas, un Ultra, como lo indica en el nombre de sus vinos.



Ver otra nota sobre Leo Borsi: Malbec de Cahors - Francia, con la mano Argentina de Leo Borsi

Fotos tomadas por El Ángel del Vino


VinoSub30 Wine Hackaton.


Gacetilla de Prensa

Un evento diferente donde los participantes recomiendan los vinos que prueban y transmiten sus impresiones a otros consumidores vía las redes sociales. Les proponemos hackear el poder de los medios, el discurso de los gurús y las publicidades del vino. Transmitiremos las experiencias de los participantes de manera directa a otros consumidores sin intermediarios. Serán 100 catadores y 100 vinos. No te podés perder esta oportunidad de disfrute y conocimiento.

VinoSub30 Wine Hackaton es una reunión para periodistas, blogueros y amantes del vino que podrán degustar y difundir en las redes sociales sus opiniones sobre los vinos catados y premiados por los jóvenes en el Concurso VinoSub30 2015. Sus opiniones, comentarios y notas de cata llegarán a la mayor cantidad posible de consumidores a través de sus postéos realizados inmediatamente desde sus cuentas en sus redes sociales (Facebook, Twitter, etc), blogs y sitios web.

Esta nueva experiencia de comunicación se realizará el jueves 03 de diciembre en Acha Club - Mariano Acha 2771, Coghlan, CABA.

Los vinos que estarán disponibles para su cata son los ganadores del Concurso VinoSub30 Argentina 2015 los podes ver en www.VinoSub30.com .

El costo de las entradas es de $120 e incluyen la cata de los vinos ganadores y finger food. Se puede reservar y abonar por Eventioz

Durante todo el día los participantes podrán catar los vinos premiados, y postear desde sus tablets, smartphones, notebooks o netbooks sus comentarios sobre cada vino y relatar sus experiencias usando video, fotos y textos que subirán a Internet. A los participantes se les ofrecerá un servicio de finger food. La intención es que se sientan cómodos y puedan conocerse y relacionarse con el fin de afianzar nuevas redes de comunicación entre entusiastas del vino y productores en este encuentro entre lo virtual y lo real.

VinoSub30 adhiere al programa Vino con Moderación (Wine in Moderation) promovido por la asociación Bodegas de Argentina con el objetivo de difundir el consumo responsable como norma social y cultural con vistas a prevenir y reducir los daños provocados por el consumo abusivo de alcohol.

Expo Vinos Inéditos en Espacio Gasset. 

- Gacetilla de Prensa -

Se realizó el pasado 11 y 12 de noviembre donde se dieron cita 20 empresas y casi 100 vinos para degustar.

La Avant Premiere de Expo Vinos Inéditos llegó a su fin, dejando como balance el paso de más de 400 personas que se dieron cita en Palermo, a pesar de la lluvia.

La sede elegida fue Espacio Gasset quien recibió al trade y a los periodistas el miércoles 11 a las 16 hs y al público en general a partir de las 19,  también el jueves 12 de noviembre. Durante la fiesta del trade los productores expusieron de qué se trata su emprendimiento: BuenAlma habló de biodinámica; Vaico Waters del manantial donde nace esta nueva agua Premium que fue presentada en la Expo;  Don Bautista contó cómo surgió en San Rafael este pequeño viñedo donde nace este Cabernet Sauvignon;  Finca Morera compartió la experiencia de haber ganado una Medalla de Oro con su Malbec en Vinandino;  LJW cada año más impactante, se lució con su Guacho Malbec 100%; Callejón Ortega impactó con sus vinos de una sola hectárea en Vistalba y Goulart compartió todos sus vinos de exportación por primera vez.

Desde Mendoza llegó la artista plástica Titina Contardi quien pintó con vino y mosto dos obras figurativas que causaron sensación.


Se presentaron en sociedad dos polos vitivinícolas nuevos, del Valle del Abaucán los vinos de la  línea Kamak cuyo Bonarda fue el más votado de la noche.  Y de Santa María del Yokavil se presentó el Perfumes de Yokavil Cabernet Sauvignon, un vino complejo, distinto, lleno de vida.

Corazón que Late Quiere Chocolate vistió la noche de colores y presentó dos bombones nuevos rellenos con vino y champagne.  Las cremas Live elaboradas con vitis vinífera, se presentaron en sus versiones de emulsión y jabón. Aromaster mostró su set de 88 aromas para ejercitar la nariz y Aromas del Vino no sólo dio a probar sus perfumes de Torrontés, Malbec, Cabernet Sauvignon, sino que presentó en sociedad el de aroma a Champagne.

Dos acciones creativas e impactantes dieron que hablar: Al ingresar, las personas podían escribir su copón o firmarlo con una fibra de color plateada o dorada así personalizar e identificarla fácilmente durante el recorrido y en un stand pudieron sentirse jurados por primera vez.  El stand se llamó “Punteá y sentite jurado”, en el mismo había tres vinos con las etiquetas “Incógnito”, “Intriga” e “Insólito”. Los tres vinos bien distintos.
Las personas pudieron puntearlos, expresar cuánto lo pagarían y adivinar de qué cepa se trataba y su origen.  Se trataba de un Malbec de Tupungato, Valle de Uco, un Petit Verdot de Vistalba y un Mistela de Catamarca.

Para sorpresa de las organizadoras fueron muchas las personas que acertaron esto que no sólo fue un juego sino un estudio de mercadeo que se les entregó a sus productores post evento.  175 personas participaron de este creativo contest-estudio de mercadeo.

En el food point se lució la chef Alina Ruiz quien elaboró pinchos, bruschettas con paté casero y unas empanadas de charqui, tradicionales del norte argentino,  particularmente aprobadas por el chef Christophe Krywonis quien visitó la Exposición.

Participaron de Expo Vinos Inéditos las siguientes bodegas: Perfumes de Yokavil, Kamak, Callejón Ortega, Goulart, Finca Dinamia, Andalhue, Viamonte, Mastroeni, Don Bautista, Goyenechea, Finca la Luz, Molina, Finca Morera, Mi Terruño, Vaglio, Clos de los 7, LJW, Eduardo Vidal Wines, Altamira de los Andes y Proemio.

“Estamos muy felices de haber logrado el objetivo de presentar lo que queremos hacer en abril del 2016 con más bodegas, más empresas, más vinos y más conferencias. Logramos el objetivo de que los visitantes descubrieran excelentes vinos inéditos de todo el país.”, dijo Noelia Pineda, organizadora general de Expo Vinos Inéditos y directora de Espacio Gasset.

“Ahora el objetivo es darle a las bodegas la posibilidad de que a futuro, Expo Vinos Inéditos sea la London Wine de Sudamérica. Trabajaremos con Noelia para que se cristalice y en abril 2016 también estamos organizando conferencias con enólogos”, cuenta Silvia Ramos de Barton, sommelier y organizadora general de Expo Vinos Inéditos.

La próxima Vinos Inéditos se llevará a cabo 14 y 15 de abril del 2016 en la galería de arte Buenos Aires Fine Arts, en Belgrano, Buenos Aires.

Sitio web: http://www.vinosineditos.com.ar

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Veteris Conventus - El viñedo mas antiguo de Lujan de Cuyo


Veteris Conventus es la bodega de Roberto Vittori. Su nombre significa "Del Convento Viejo" y era el que tenía desde 1640 la chacra en la cual se asientan sus viñedos.

Esta historia vitivinícola comienza con Carlo Vittori, inmigrante italiano proveniente de la región de Toscana en Italia, quién inició su actividad en esta provincia en el año 1885. En aquella época Mendoza se presentaba ideal para que Carlo pudiera aprovechar todo su bagaje cultural y apostara a cultivar y elaborar vino en una pequeña bodega que se ubicada en la calle Belgrano frente a la antigua estación del ferrocarril Transandino. Luego heredaría su legado Umberto Vittori, quien se había recibido de enólogo en Italia a principios del Siglo XX, y pone en práctica toda la tecnología que trae del viejo mundo. Es él quien adquiere y cultiva la propiedad de la cual provienen los vinos Veteris Conventus, que ha pasado de generación en generación conservando la tradición y el gusto por esta noble actividad.

A su muerte, su hijo Roberto Vittori es el encargado de seguir esta tradición y transmitir este legado hasta llegar a nosotros, siendo la cuarta generación que perpetúa el arte de hacer grandes vinos. 

Roberto nos recibio para ofrecernos degustar sus vinos y nos conto que en el año 2002 decide comenzar a elaborar Tannat y Malbec con uvas de este viñedo de 11 Hectáreas comprado en 1920 y que ya existía desde 1895. Era propiedad entonces del ex diputado provincial Augusto Gil. En 2003 comienza también a elaborar Tempranillo.

El Viñedo está ubicado en Carrodilla, Lujan de Cuyo, Mendoza a una altura de 940 metros sobre el nivel del mar. Fue plantado antes del año 1895, por lo que mediante la Resolución N° 1212–2010 el Honorable Consejo Deliberante del Departamento de Luján de Cuyo declara este viñedo patrimonio cultural por tratarse del viñedo más antiguo del departamento. Cabe destacar que el viñedo se trabaja en forma orgánica. 

Cuentan con tres varietales que son: Malbeck (así prefieren llamarlo, a la antigua, para destacar la antigüedad de las viñas), Tannat y Tempranillo, todos con las características propias de su variedad ya que son plantas de origen prefiloxera traidas directamente desde Francia, pero también con aquellas propiedades adquiridas paulatinamente en este suelo cuyano, a lo largo de los años en su adaptación al terruño.



El enólogo actual es Ramiro Maure. Producen al año aproximadamente 7.000 botellas de Tempranillo, 3.000 botellas de Tannat y 30.000 botellas de Malbec. al tener poco Tannat, los años que la producción no es suficiente para elaborarlo como varietal lo co-fermentan con Malbec y Tempranillo. Todos los vinos se destacan por su prolongado paso por barrica y su estilo viejo mundo. 

Roberto dice: “El estilo mío es un estilo europeo” - “El que más me gusta es el Tannat

Hasta hace poco ubicaban toda su producción en el exterior, pero comenzaron la comercialización en Buenos Aires el año pasado. Los precios de los vinos oscilan entre 650 y 870 $.

En la degustación pudimos probar Malbeck 2002, Tempranillo 2003, Tannat 2008, Tempranillo 2008, Tannat / Tempranillo 2011, y Malbeck 2011

A continuación las notas de cata de la propia bodega.

Tannat
Este Tannat presenta un color rubí intenso, brillante y límpido. Encontramos aromas a frutos blancos como manzana y peras y también están presentes frutos rojos como cerezas, cassis y frutas negras equilibradas con madera. Suave vainilla. En boca se presenta con taninos dulces y acidez equilibrada. Duración moderada en boca. Potencial de guarda: más de 20 años.
Crianza: más de 30 meses en barricas de roble.

Tempranillo
Nuestro tempranillo presenta un color rojo rubí intenso y brillante, transparente por acción del tiempo en barricas de roble. Tiene aromas a madera vainilla y chocolate, junto con intensas notas frutales tales como frutillas, frambuesas y membrillo maduro con un final de regalís. en boca se presenta con mucha estructura, redondo, muy complejo, con retro gusto frutal. Potencial de guarda: más de 20 años.
Crianza: más de 24 meses en barricas de roble.

Malbeck
Nuestro Malbeck tiene un color rojo rubí muy intenso y brillante, transparente y límpido. Posee aromas a frutas rojas como las ciruelas maduras y frutillas con un fondo a madera vainilla, tabaco y chocolate. en boca se presenta con mucha estructura, redondo, muy complejo, con muy buen retro gusto. Potencial de guarda: más de 20 años.
Crianza: más de 18 meses en barricas de roble.


En conclusión, puedo decir que son vinos especiales, pequeñas partidas para un público que busca algo distinto, vinos esmerados, con una gran dedicación, tiempo en barrica y estiba, en un estilo europeo que no es tan común encontrar en estos pagos. Por ello, para quien puede, puede valer la pena hacer el esfuerzo de pagar el precio que tienen.

Fotos tomadas por El Ángel del Vino
Mas info: http://www.veterisconventus.com/

sábado, 21 de noviembre de 2015

Viña Cobos - Cuatro Malbec de Bramare


                       




La línea Bramare Vineyard Designate tiene como concepto explorar los terroirs de Mendoza y desarrollar vinos de viñedos únicos, siguiendo procedimientos idénticos de elaboración para todos ellos, logrando que se expresen definitivamente las diferencias de cada suelo y micro clima.
Por lo tanto la propuesta de Viña Cobos fue catar cuatro Malbec Bramare 2013, de los siguientes viñedos:

Viñedo Zingaretti. Ubicado en Villa Bastías, Tupungato, Valle de Uco. 1.150 msnm. Suelo limo arcilloso, con un lecho de canto rodado. Con más de 80 años, es uno de los viñedos más viejos de Tupungato. 
Nota de cata: la antigüedad del viñedo parece reflejarse en el bouquet. Es especiado, con uva concentrada. En boca la fruta se destaca aún más, el alcohol está presente, con un matiz licoroso. Elegante.




Viñedo Rebon. Ubicado en La Consulta, San Carlos, Valle de Uco. 1015 msnm. Suelo limo arenoso, con capas de canto rodado. Es un viñedo joven de aproximadamente 10 años.
Nota de cata: Denota mayor pigmentación, con color violáceo. Muestra aromas más dulces, floral a violetas y la madera más marcada. Muy expresivo. En boca presenta mayor acidez. Es complejo pero a la vez con mucha fruta. Largo final.



Viñedo Touza. Ubicado en Las Compuertas, Lujan de Cuyo, Zona alta del Rio Mendoza. 1050 msnm. Suelos profundos, homogéneos, textura limo arenosa. Se realiza una selección de las plantas más equilibradas del viñedo - relativamente nuevo - que generalmente se da donde hay más piedras.
Nota de cata: En nariz es el más tranquilo, no tan concentrado, con la fruta más amplia y un leve tostado. En boca es como más integral, con mayor carga tánica.

Viñedo Marchiori. Ubicado en Perdriel, Lujan de Cuyo, Zona alta del Rio Mendoza. 995 msnm. Suelos profundos, varían de franco arcilloso a franco arenoso. Es el viñedo emblema de Viña Cobos, la edad de sus vides varía entre los 18 y 80 años según las distintas parcelas.
Nota de cata: En nariz es perfecto, el más complejo de los cuatro, todo equilibrio, con matices especiados. En boca presenta la misma armonía. El que más me gusto.



Los propietarios (en sociedad con Paul Hobbs) y enólogos de Viña Cobos, Andrea Marchiori y Luis Barraud, dirigieron la cata comparativa de los cuatro vinos, haciendo hincapié en la búsqueda de expresión del terroir: lugar / zona / clima / suelo / incidencia del hombre, es lo que intentan hacer desde el primer día en Viña Cobos. 

Reconocen que el rol del humano es fundamental y que la incidencia de su trabajo en el viñedo y en la bodega es lo que hace que cada enólogo produzca un vino distinto. Pero en este caso intentaron reducir esas diferencias a su mínima expresión.

 

Todos los viñedos son regados con riego natural y, salvo en el caso de Viñedo Marchiori que pertenece a la familia de Andrea, Viña Cobos compra la uva a los propietarios de los otros viñedos.


Buscan en el productor un socio estratégico con quien contar a largo plazo. Se lo selecciona por ubicación y viñedo, pero también teniendo en cuenta que la persona sea comprometida y este en los detalles. Así, dan como ejemplo: “Rita Touza es temperamental, quiere hacer todo rápido y bien, pero nosotros la obligábamos a cosechar en distintas fechas y eso la ponía nerviosa. Finalmente el resultado la convenció”.
Cuentan que visitan los viñedos durante todo el año y se ponen de acuerdo con el viñatero sobre los trabajos a realizar.

Todos los vinos se elaboran en la bodega de Lujan, siguiendo siempre los mismos pasos en cuanto a madurez (cosecha de mediados a fines de abril), maceración, elección de barrica y tiempo de crianza (17 a 18 meses de barrica nueva de roble francés). Así mantienen iguales protocolos en los cuatro Malbec, para que la diferencia final la hagan la uva y el viñedo.

Ante mi consulta de si la antigüedad de un viñedo se puede llegar a notar en el vino producido desde el mismo, Luis y Adriana nos contestan “Los viñedos viejos llegan más fácil a un equilibrio. Desde lo organoléptico no podemos decir que notamos que el viñedo es viejo, pero sí que es más fácil llegar a un equilibrio”.
Para el final la pregunta fue acerca de cómo es el proceso de incorporación de nuevos viñedos y Luis nos contó que “con los nuevos productores que elegimos comenzamos elaborando las líneas más bajas como Felino y solo si van bien pasamos a Bramare. Es muy riesgoso en la primera cosecha hacer un Single Vineyard, por ahí la primera sale bien pero luego no se sabe”. 

Ahora entiendo, muy probablemente ese Felino que tome hace un par de años y me voló la cabeza, sea uno de los actuales Bramare. 

Fotos de encabezado y viñedos gentileza de http://www.vinacobos.com/es/gallery/imagenes
Otras fotos tomadas por El Ángel del Vino.

Bodega Goyenechea


Durante la presentación denominada "Goyenechea de punta a punta" realizada el miércoles 21 de octubre en Mundo Nuevo Gallery Art; no solo tuve la oportunidad de catar su amplia línea de vinos sino también de dialogar con varios miembros de la familia que se mantiene al frente de la Bodega desde su fundación. 
Matías Goyenechea - 35 años - me contó la historia, que comenzó en 1868 cuando Santiago y Narciso Goyenechea (de Bilbao, España) fundan la empresa Goyenechea Hermanos y comienzan a importar vinos desde su país natal para venderlos en su local de ramos generales. Luego comienzan a vender vinos mendocinos Sotero Arizu, de Villa Atuel, San Rafael. A principios de 1910 reciben la bodega como pago de una deuda y pasan a ser productores. Traían los vinos en cascos, en tren, y los fraccionaban en el local de Alsina y Combate de los Pozos (donde aún pueden verse elementos de aquella época). Así, se fue desarrollando la Bodega hasta convertirse en una mini ciudad en sí misma, con escuela, capilla, taller, tonelería, generación propia de electricidad y un conjunto de 40 casas de las cuales hoy todavía quedan 20. Y Matías nos alienta a visitarla.

Como el nombre de sus vinos, la "5ta Generación" de la familia Goyenechea esta activa en la bodega. Son muchos primos (más de 30) y cinco de ellos se desempeñan en distintas áreas: Matías (Comercial y contable) y Soledad (Agrónoma) viven en Mendoza y Sebastián (Director y a cargo del mercado interno), Carmen (Comercio Exterior y Exportaciones) y María (Contabilidad) trabajan desde Buenos Aires.

Muy interesante fue la charla con José Luis Goyenechea, padre de Carmen, y para destacar les dejo una frase suya que de tan simple es perfecta para describir el mundo del vino: “Me parece que es el negocio más bonito que hay”.

Con enología de Hector Renna, la bodega produce entre 1,3 y 1,8 millones de botellas al año. Utilizan uvas propias y también adquiridas a otros viñateros para aprovechar la capacidad instalada. Venden mucho en el mercado nacional, pero también han crecido en la exportación alcanzando a ubicar un 20 a 25% de su producción a países como Alemania, Inglaterra, Rusia, EE.UU., República Checa y Uruguay.

La sorpresa

Durante la presentación se pudieron catar todos los vinos de la bodega, pero la sorpresa fue la mesa con añadas viejas de algunas etiquetas especialmente traídas para la ocasión, que generaron una importante expectativa y aglomeración alrededor del Sommelier Leandro Lencian, a cargo del impecable servicio: 
  • Goyenechea 135 Aniversario 2009
  • Centenario Cabernet Sauvignon 2009
  • 5ta Generación Malbec 2008
  • 5ta Generación Cabernet Sauvignon 2007 y 2005
  • Goyenechea Cabernet Sauvignon 2006
  • Centenario Cabernet Sauvignon 2005
  • Tango Real Cabernet Sauvignon Gran Reserva 2008 y 2005
  • Goyenechea Syrah 1998 y 1992
  • Aberdeen Angus Cabernet Sauvignon 1987



Fue un placer realizar el recorrido completo catando doce vinos que iban desde 1987 hasta 2009. Y lo mas notable fue comprobar como vinos que no fueron diseñados para la guarda se conservan vivos y plenos después de más de 25 años. 

Los vinos de hoy

Estos fueron los vinos de Goyenechea “de punta a punta”:
  • 135 Aniversario 2012 Etiqueta insignia que puede variar entre Malbec y Cabernet Sauvignon, ya que se selecciona para ella la mejor cosecha cada año. Pasa 16 meses en roble francés y presenta gran elegancia y carácter.
  • 5ta Generación 2012 Malbec. Criado 14 meses en barrica de primero y segundo uso y con dos años en botella. Muy jugoso y típico.
  • 5ta Generación 2012 Cabernet Sauvignon. 16 meses en barrica, que no han domado las notas a pimienta típicas de esta cepa.
  • De la línea Centenario (lanzada en 1968 para festejar los 100 años de la bodega) probamos el Sauvignon Blanc 2014, el Malbec 2013 y el Cabernet Sauvignon 2013. Los tintos pasan hasta 12 meses en barrica de origen francés y 18 meses en botella. Muy buena relación precio calidad.
  • Marqués del Nevado Cabernet Sauvignon Reserva 2012, vino especialmente desarrollado para la exportación (Alemania).
  • Lorenza Winemaker`s Selection Bonarda 2013. Nuevamente vemos una bodega incursionar con esta cepa tan difundida en Argentina que sorprende cuando se la elabora con los cuidados de la alta gama, como en este caso.
  • Lorenza Winemaker`s Selection Sauvignon Blanc 2014, elaborado con bayas sobremaduras para lograr un excelente vino dulce que termina con 16 grados de alcohol y azúcar residual 7.32%. Al estilo de los famosos Tokaj húngaros. Vale la pena si buscas este estilo.
  • Euforia (blend 85% Merlot y 15% Malbec), es uno de los últimos lanzamientos de Goyenechea, y en el cual la modernización de las etiquetas alcanza su punto más alto. De estilo dulzón y entrador, esta dirigido a un público joven, que se inicia en el mundo del vino. A menos de 80 $ es accesible y ojala logre muchos adeptos.
  • Merlot Rose 2014, también con llamativa etiqueta en la que resaltan unas rosas que dan indicios de los aromas florales que se encontraran en la nariz, junto con lo frutado. Para aprovechar este verano.
  • Tocai Dulce Natural 2015. No hay tantos exponentes en nuestro país de esta uva de origen italiano. Un tardío que, bien frío, desaparece rápido de la boca, muy tomable.


  • También se presentó el Champaña Extra Brut, que a $ 109 puede ser buena opción en estas fiestas que se avecinan para brindar cuidando el bolsillo. 
En resumen, una notable presentación organizada por la Consultora STG, de los vinos de esta tradicional bodega argentina.

Fotos tomadas por El Angel del Vino.
Más información en:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...