Etiquetas

lunes, 23 de mayo de 2016

Yacu. Nuevos formatos para el vino: el Portion Pack


Primera advertencia: el título ya lo dice, es un formato no usual para el vino y como tal, no intentemos compararlo con nuestra querida la botella, el corcho y su ceremonia…
Segunda advertencia: no es en realidad un nuevo formato, hace rato lo conocemos conteniendo jugos de frutas o leche chocolatada. Pero no está siendo aplicado al vino, hasta ahora, en un volumen de porciones individuales (250 ml).

Se trata de la búsqueda de una nueva “ocasión de consumo”, en la que la botella no juega un rol preponderante. Básicamente apunta a un público de personas que viven solas o en pareja, pero uno de ellos no toma vino, o incluso los dos quieren hacerlo pero apenas una copa. En general se piensa en los días de la semana y especialmente en el almuerzo, que es cuando más se ha perdido la costumbre de acompañar la comida con vino. 

La empresa sueca Tetra Pak® comercializa exitosamente estos envases de cartón compuestos por diferentes capas (una interior de aluminio más otras de papel Kraft y de polietileno). Son ligeros y compactos, se pueden abrir sin utensilios y permiten aislar los alimentos y conservarlos en condiciones óptimas. El cierre es una pieza plana de plástico que se puede arrancar con la uña.

Claro que no es una novedad ver vino en estos envases, muchos vinos de mesa se envasan en ellos y hasta podríamos decir que ayudaron a reducir la abrupta caída del consumo que el vino enfrenta desde los años 70. 

Por eso, para este envase de 250 ml se habla de “momentos en copa”. Busca ocupar una ocasión de consumo que hasta ahora no ha sido satisfecha por otros formatos de volumen similar. Las botellitas de 250 ml, que las hay, terminan siendo costosas en comparación con los mismos vinos en su botella de 750 ml. ¿Porque sucede esto?: porque tienen los mismos insumos que la botella de 750 ml (vidrio, corcho, etiqueta), y fundamentalmente porque la bodega debe realizar ajustes en la línea de embotellado que obligan a embotellarlas juntas en el mismo momento, con la desventaja que el vino en estos envase evoluciona más rápidamente. Otra opción, el Bag in Box, obliga al consumidor a tomar el mismo vino durante muchos días seguidos (lo cual para algunos puede ser aceptable, pero no para todos). Las latas de aluminio de 250 ml podrían ser otra opción, pero si bien en EE.UU. ya existen y en una bodegas que visité en Denver me contaron que es el producto con mayor crecimiento porcentual de ventas en ese país (ver nota), por acá aún no están disponibles.

El Portion Pack se comercializa exitosamente en algunos países, como en Italia donde se venden 60 millones de unidades al año.

Yacu

Muchas bodegas grandes fueron tentadas por Tetra Pack para lanzar sus vinos en Portion Pack, pero quien primero decidió lanzarse al mercado terminó siendo la familia tucumana Padilla, propietarios de El Carmen S.A. productora de jugos Citric. Se hicieron conocidos gracias a la venta de jugos de naranja 100% exprimido envasados en Tetra. Ellos poseen viñedos en Catamarca y le vendían sus uvas a Catena Zapata. 

Y aquí es donde entra - como asesor - Fabricio Portelli, uno de los comunicadores del vino más importantes en Argentina. Nos contó que él ya había participado hace unos cinco años en pruebas de vinos envasados en Tetra Brik, en el Concurso del vino de todos los días, donde solo una muy pequeña proporción de los vinos que se cataron tenían una aceptable calidad. Y en un mercado muy sensible al precio, era poco lo que se pudo hacer para mejorar el contenido de los Tetra de litro, ya que el consumo rápidamente se derivaba a otras opciones: gaseosas o cerveza.

Por eso, estuvo claro desde el principio que el Portion Pack apuntaría a otro segmento y el vino a envasar tenía que tener una calidad por encima de los vinos de mesa y como techo un vino reserva que mantenga el valor unitario por debajo de los 50$. 

Por el momento se comercializan tres opciones del Yacu, vinos jóvenes sin paso por madera: 
  • Malbec de Santa María, Catamarca, Valles Calchaquíes. 
  • Malbec Blend de diferentes zonas de los Valles de Altura argentinos (Valles Calchaquíes y Valle de Uco) 
  • Torrontés de Santa María, Catamarca, Valles Calchaquíes.
Los precios van desde 25 a 30$ la unidad. El nombre Yacu ya estaba registrado por los Padilla desde 1980 (lo que evitó controversias con marcas parecidas).

Para poder apreciarlo comparativamente Fabricio Portelli trajo dos vinos en otros formatos de similar rango de precios: Casarena 505 Bag in Box (4 litros) y Argento Malbec en botella de 750 ml. Fueron catados junto al Yacu Blend de Malbec. En mi apreciación el Yacu Blend se ubicó intermedio entre ambas opciones, demostrando que por su calidad está bien posicionado.

Conclusión

Para lograr que este formato se consolide será necesario que muchas otras bodegas (en especial las grandes porque el sistema requiere la compra de las máquinas que arman el envase desde la misma bobina de laminado y esas máquinas son muy costosas) aporten mayor oferta y fundamentalmente que se mantenga el concepto ofrecer un vino con un piso de calidad bastante por encima de los actuales Tetra Brik de litro. 

Esto es importante, porque si no tenemos variedad, difícilmente queramos todos los días abrir un Portion Pack del mismo vino.

Yo más de una vez dejé de lado las ganas de tomar un vino a mediodía o en la cena para acompañar un buen guiso de lentejas o un rico bife, porque no daba para abrir una botella. La próxima voy a tener algún Yacu a mano.

Fotos tomadas por El ángel del vino.
Mas info: http://www.yacu.com.ar/home.html
                http://www.fabricioportelli.com/2016/05/24/revolucionario-el-chiquitin/

1 comentario:

  1. El negrito es claramente el mejor de los 3 Yacu. Para mí suma mucho a la diversidad, en este caso de presentaciones.

    Abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...