Etiquetas

domingo, 14 de agosto de 2016

Feria Fulanos Wines. Nota 1: La Giostra del Vino y Calamaco

El vino tiene muchas historias, de sueños que se convierten en proyectos y de proyectos que se concretan y cumplen esos sueños. Muchos de esos soñadores los encontramos en su producción, apasionados emprendedores que crean bodegas boutique o de garage realizando vinos de calidad. 
Pero hay quienes logran concretar sus sueños en relación al vino desde otro ángulo, como los sommeliers Victoria Beleniski y Leo Dal Maso, quienes luego de diez años de catar, comunicar, enseñar y recomendar vinos encontraron finalmente su medio de vida representando a los hacedores de vinos.

Dicen basar su trabajo en la seriedad del trato con el bodeguero, la flexibilidad ante los requerimientos de las vinotecas y la humildad en el mensaje al consumidor de vino. Poseen un selecto portafolio de cinco bodegas, todas ellas con un alto nivel de calidad y en general con características especiales o propias que marcan la diferencia. 

El volumen de vinos ofrecidos por Fulanos Wines les permite desarrollar un evento anual donde las bodegas exponen sus productos y, lo que es mas interesante aún, los presentan a través de sus propios creadores, los enólogos o winemakers.

Las bodegas son: La Giostra del Vino, Calamaco, El Equilibrista, Alpamanta y Giménez Riili. Todos nombres que vale la pena recordar el día que estés buscando vinos especiales en tu vinoteca, porque no se encuentran fácilmente en supermercados. Son vinos realizados con suma dedicación, con un concepto claro, intentando transmitir sensaciones especiales, porque sus creadores están detrás de cada detalle y cuidan sus productos en forma personalizada. Vamos a conocerlos.


La Giostra del Vino
Giuseppe Franceschini es un enólogo italiano que da vueltas como una calesita por el mundo, haciendo vinos. De allí el nombre de su bodega La Giostra (calesita) del vino. Muchos lo identifican con el vino blanco porque tiene una mano excepcional para ellos, pero no pasen por alto sus tintos, dueños de una notable acidez y carácter. 

Presentó las líneas Bacán y Saltimbanco y, entre estos últimos, dos varietales poco comunes de ver en Argentina: un Malvasia Esloveno de Kakovostino y un Refosco italiano DOC Colli Orientali del Friuli. Mi preferido fue el Bacán Reserva Sauvignon Blanc 2014, de los mejores exponentes de esta cepa en nuestro país. Y entre los tintos disfruté mucho el Saltimbanco Tempranillo 2014 y el Pinot Noir 2013.





Calamaco
Santiago Santamaría se fue a vivir a Mendoza en el año 2002. La familia de su esposa ya estaba en el mundo del vino (Melipal) y poco a poca adquieren tierras e incursionan con viñedos. Tantos años de estar en la actividad lo convirtieron en el hacedor de sus propios vinos y finalmente en 2010 lanzan Calamaco.

Poseen una linea clásica (muy buen Sauvignon Blanc 2015 de Gualtallary y un easy-drink Malbec 2014), una línea Reserva de 2013 en la que se destaca una lograda tipicidad (Malbec con 8 meses de roble, Cabernet Franc de Agrelo y Cabernet Sauvignon de Tupungato) y un lucido Blend -60% Malbec, 35% Cabernet Franc y 5% Cabernet Sauvignon- con 14 meses de roble francés. 

Lo mejor para el final: Gran Reserva Malbec, con uvas de viñedos de 8 años de La Consulta y Agrelo. Compran uvas a productores de La Consulta, Agrelo y Chacras de Coria, producen acotadas 40.000 botellas y exportan casi la mitad de la producción.



Te recomiendo continuar leyendo la segunda nota de Feria Fulanos para conocer los vinos presentados por Wine y Circo, Alpamanta y Gimenez Riilli.

Fotos tomadas por El Ángel del Vino

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...