Etiquetas

lunes, 19 de diciembre de 2016

Visita a Châteauneuf-du-Pape, primera AOP de Francia


La primera vez que vi una foto de un viñedo de Châteauneuf-du-Pape me asombró cómo las vides parecían salir desde la piedra misma, sin rastro alguno de tierra a la vista. Guardé esa imagen en la memoria y también un sueño: visitar ese sitio alguna vez.

Profundizando en la web descubrí que estaba al sur de Francia, que sus vinos eran famosos y que se encontraba fuera de las rutas convencionales a las regiones famosas como Burdeos, Borgoña o Alsacia. Pero ello no redujo mi anhelo de visitarlo, al contrario, lo reforzó.

Tiempo después tuve la suerte de conocer en Buenos Aires al enólogo argentino Leo Borsi quien, para mi sorpresa, me contó que era enólogo jefe de la reconocida bodega francesa Vieux Télégraphe. Compartimos degustaciones de los vinos que produce aquí en Argentina e incluso de un par de botellas que trajo de Francia y publicamos un par de notas en el Blog.

Los sueños necesitan de una chispa que los encienda para que se hagan realidad, y eso sucedió este año. Se concretaba un viaje a París y Niza. Había que decidir como viajar de una a otra ciudad y mirando el mapa en detalle vimos que Châteauneuf-du-Pape se encuentra relativamente cerca de Niza (menos de tres horas en auto).

Grande fue la alegría al ver que solo era cuestión de hacer una parada intermedia para llegar, así que contacté a Leo y finalmente pactamos un encuentro gracias al cual se cumpliría ese sueño que comenzó hace varios años.


En octubre, luego de visitar París, tomamos el tren ultra-rápido TGV (Tren de Grand Vitesse) que no va a Niza, pero pasa por Avignon, a apenas a 20 km de Châteauneuf, lo que facilitaba y agilizaba mucho el viaje, Pronto llegamos a Vieux Telegraphe, tercer bodega en importancia (por cantidad de viñedos) de Châteauneuf-du-Pape, que la familia Brunier posee desde 1891 en la cual nos esperaba Leo (ver nota sobre la bodega y sus vinos).

A.O.P Châteauneuf-du-Pape

La denominación de origen Châteauneuf-du-Pape es la mas antigua de Francia. En 1308, el Papa Clemente V (durante mas de un siglo nueve Papas Católicos, desplazados de Roma, residieron en Avignon) plantó viñas y fue el primer Papa de Avignon en hacerse viticultor. Después fue el Papa Juan XXII quién contribuyó a su desarrollo y divulgación. Como las delegaciones internacionales que visitaban al Papado eran homenajeadas con estos excepcionales vinos, ganaron fama como los vinos de los Papas y comenzaron a exportarse exitosamente a Inglaterra, Alemania y Estados Unidos.

El 4 de octubre de 1923 tuvo lugar la Asamblea que constituyó el sindicato de propietarios de Châteauneuf-du-Pape. Se impusieron reglas de producción totalmente inéditas para la época: reglamentación de los métodos de cultivo, fijación de un grado mínimo de alcohol (12,5°), lista restrictiva de cepas autorizadas, tipo de cosecha obligatoria…

El 21 de noviembre de 1933 la Corte  de Casación confirma la delimitación de la apelación y el 15 de Mayo de 1936 se firmó el decreto presidencial que la oficializo A.O.P. (Appellation d'origine contrôlée), cuyas condiciones apenas han sufrido pequeñas modificaciones hasta hoy y están en vigor para proteger y garantizar la calidad de los vinos de Châteauneuf-du-Pape.

Châteauneuf-du-Pape es un pequeño pueblo con apenas 1.200 habitantes, pero la denominación abarca 3.200 hectáreas incluyendo también otras localidades cercanas. Esta limitada por el Río Ródano de un lado y el Monte Ventoux del otro.

Posee tres tipos de suelos característicos: en el borde Noroeste predominan suelos arenosos con tierra roja, en el borde del Ródano los suelos con fragmentos de piedra caliza y en las terrazas altas -los mejores lugares- las famosas "galets roulés": piedras medianas de pulido canto rodado color beige rosáceo. Tan pulidas y suaves que, al tacto, casi no parecen piedras.



Otra de las características de la zona es que, ademas de ser soleada y mas cálida que otras reconocidas regiones vitícolas francesas, es acariciada por el viento Mistral proveniente del mar (el día de nuestra visita soplaba fuerte) lo que ayuda a la concentración de taninos y aromas.

Haciendo click sobre la siguiente foto, acceda al video oficial de la A.O.P Châteauneuf-du-Pape:



Con Leo Borsi (izquierda) en el Viñedo con el Monte Ventoux en el horizonte

Pasamos una noche allí y para alojarnos elegimos el único Château de la zona (a diferencia del Loire, esta región no se destaca por sus Castillos) que actualmente es un Hotel de la Cadena Châteaux & Hôtels Collection llamado Château des Fines Roches, que será objeto de otra nota.



El pueblo
Apenas entrar a Châteauneuf-du-Pape se puede visitar el Museo del Vino de la Bodega Brotte, que cuenta con una buena colección de artefactos y  carruajes antiguamente utilizados para producir vinos.





En el pequeño pueblo se respira vino. Toda su economía esta basada en la producción vínica (mas del 70% se exporta) y ello se refleja en las calles donde se acumulan pequeñas bodegas, vinotecas, restaurantes, bar a vins y las propias cavas de venta y degustación de vinos de los vignerons locales.









El pueblo esta rodeado por viñedos y lo mejor es subir hasta la cima de la colina donde se encuentra el castillo en ruinas para obtener una maravillosa vista panorámica.




El broche de oro esta a un lado de las ruinas. Allí en lo alto, como custodiando la zona, hay un viñedo que tiene hileras de cada una de las trece cepas permitidas en la A.O.P. y carteles que explican las principales características de cada una, con la Grenache como indiscutida reina.  




Si lees seguido este blog habrás notado que en esta nota se incluyó una mayor proporción de contenido gráfico. Y esto fue hecho con un claro objetivo: impulsar tu propio sueño para conocer Châteauneuf-du-Pape.

Mas info: http://www.chateauneuf.com/
Fotos tomadas por El Angel del Vino.

2 comentarios:

  1. Qué gran experiencia Angel! Qué lindo es poder cumplir los sueños ;) Abrazo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...