Etiquetas

jueves, 12 de enero de 2017

6.962 los vinos del enólogo italiano Giuseppe Franceschini


Giuseppe Franceschini es un enólogo italiano, que salta incansablemente de un lado al otro del Océano Atlántico para hacer los vinos de La Giostra del Vino. Produce en Italia, Eslovenia y Croacia en Europa y las marcas Bacan y Saltimbanco en Argentina, donde ademas asesora a Bodegas Caelum y Alpamanta. 

Pero en este caso la cita fue por otro proyecto: 6.962. Nombre que hace referencia a la altura del Cerro Aconcagua.


Bajo este nombre (o número) la etiqueta, en inglés, reza: "vinos de gran altitud para todos los días", sintetizando claramente su objetivo: ofrecer vinos muy fáciles de tomar, nada complicados, para el día a día. Blancos cristalinos y tintos bien bebibles. Frescos, pero sin resignar la complejidad que puede ofrecer una elaboración seria, realizada con uvas seleccionadas de los mejores lugares.

"Es un proyecto chiquito que quiere crecer" resume Giuseppe.

Comenzamos la cata con los blancos. De los blancos del "tano" siempre espero un poco mas, porque me gusta mucho la mano que tiene para ellos y el estilo que logra. En este caso fueron un Torrontés de Lujan de Cuyo y un Sauvignon Blanc de Gualtallary.

6.962 Torrontés 2015 - $ 158
Proviene de un suelo aluvional, con buena composición de arcilla, piedra bola no demasiado grande, limo y arena. "La arcilla le aporta algo de dulzura, llena el vino y ayuda a balancear la dureza, la acidez", dice Giuseppe. La nariz usualmente exuberante del Torrontés aquí se encuentra atenuada y en boca también se atenúa el amargor típico de esta cepa. 

Me gusto justamente porque "no" tiene lo que "no" me gusta del clásico torrontés. Esa fue la conclusión con que lo difundí por Twitter durante la degustación. Palabras que luego escucharía -casi calcadas- por parte de Majo Carvajal, quien distribuye los vinos 6.962 a través de WineSppoters.

Aquellos que aman el típico Torrontés salteño (con el clásico Etchart Privado como estandarte): abstenerse. No son los indicados para este 6.962 Torrontés mendocino, sino mas bien lo opuesto. Es especial para acercar a la cepa a aquellos que normalmente no eligen, entre los blancos, a nuestra cepa autóctona por excelencia.  

6.962 Sauvignon Blanc 2015 - $ 158
Los suelos de Gualtallary, de donde provienen las uvas, están a 1.200 msnm y tienen mucha arena. En nariz vuelve a ofrecer aromas más amables que los de otros Sauvignon Blanc. En boca se siente claramente la frescura de Gualtallary, con ese tono mineral -nimiamente metálico- y un cuerpo que va de medio a liviano. Y, de nuevo, creo que es un Sauvignon Blanc mas tomable que el promedio, menos jugado hacia los extremos. Suave y entrador en todos los sentidos.


 


Pensé que íbamos a degustar las cosechas 2016 de los blancos, de las cuales tenia mucha expectativa porque ha sido un año muy especial que climáticamente pudo favorecerlos, pero me quede con las ganas ya que solo probamos las ya conocidas cosechas 2015.

Los Malbec, en cambio, si fueron cosecha 2016. Ambos de Maipù, Mendoza, de un suelo ubicado a 900 msnm, en versión rosado y tinto:

6.962 Rosado 2016 - $ 158
Este rosado de Malbec, en un 80% esta elaborado mediante prensa directa y el restante 20% por sangría de las uvas que se utilizan para el Malbec Reserva. En nariz entra con suavidad, con un matiz dulce y mucha fruta. En boca ofrece una entrada parecida, aunque sorprende al final con una inesperada sensación a cognac que se refuerza al aspirar para oxigenarlo. De todas maneras cuando lo tomes al lado de la pileta de una tarde de verano seguramente no vas a andar "oxigenándolo" sino simplemente disfrutándolo que es para lo que realmente esta hecho. 


6.962 Malbec 2016 - $ 195
Tiene todo lo esperable de nuestro Malbec, en un estilo franco, que cumple en un 100% el objetivo de ofrecer un vino para todos los días. No esperes una bomba de Malbec, sino mas bien la tipicidad de la cepa pero con un estilo mas cercano al del viejo que al del nuevo mundo. Repite esa sensación a cognac del rosado en el final.

Y para el cierre quedaron las cepas "distintas": Aglianico y Primitivo.  



6.962 Aglianico 2013 - $ 390
Es una cepa ya mencionada en el año 1520, que da sus mejores ejemplares en la Basilicata, al sur de Italia y que pocos ofrecen en Argentina. Giuseppe la obtuvo solo en 2013 de parte del dueño del viñedo que ahora las elabora para sí (Bodega Krontiras Oak Aged Aglianico 2014). Me gusto mucho en nariz, con notas diferenciales que valen la pena sumar a nuestro registro. En boca es potente, tánica. Vale la pena probarlo.

6.962 Primitivo 2013 - $ 390
La Primitivo es una cepa originaria de Croacia pero mas conocida en Italia y en USA donde ha triunfado en California con el nombre de Zinfandel. Las Zinfandel que probè hasta ahora no resultaron de mi agrado y ésta, lamentablemente, tampoco. Estoy bastante de acuerdo con el nombre que tiene. Je je...


Resumiendo, creo que la apuesta de este enólogo italiano de lograr vinos muy bebibles para el día a día, se cumple con creces, con el plus que le otorga su mano para los blancos y su experiencia para elaborar tintos en un estilo franco, fresco y muy tomable, como el que se observa en sus Malbec.

Fotos tomadas por El Ángel del Vino


1 comentario:

  1. tuve el placer de compartir la cata y coincido en un ciento por ciento con lo vertido en los comentarios.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...