Etiquetas

lunes, 23 de enero de 2017

Bad Brothers, hermanados por el vino Calchaquí


Recuerdo perfectamente la última vez que entrevisté a Agustín Lanús. Al encontrarnos me avisó que no podía darme mucho tiempo porque al día siguiente tenía una reunión importante con un norteamericano para presentarle un proyecto en el cual fundaba muchas esperanzas. Aun así, no pudo con su genio y la charla se extendió durante más de cuatro horas, de la cual surgió una de las notas mas leídas de este Blog: "Agustín Lanús, de San Isidro a Cafayate con un stop en Montpellier" que explica detalladamente quien es Agustín.



Este año volví a Cafayate para constatar que los proyectos se hacen realidad, no siempre como los pensamos originalmente, pero los sueños cuando tienen una fuerte ilusión que los impulsa, se cumplen. En este caso con la fuerza e inteligencia enológica de Lanús y el aporte de ideas, capital y marketing de su socio y amigo David Galland, a quienes luego se sumaron Bill Knuttel y Jack Zehren.

El encuentro se dio en el recién inaugurado local de Bad Brothers, un lugar que se destaca en Cafayate ya que viene a ofrecer algo que no había. Además de contar con bar de vinos y restaurante, posee amplios patios para disfrutar cómodamente los vinos de la casa y cuenta con diferentes espacios como una sala destinada exclusivamente a mujeres, otra para que cada uno prepare sus propios blends, tomando vinos de pequeños tanques (foto de arriba) y la gran novedad: un patio abierto “refrigerado” con un novedoso sistema de cañerías que lanzan un spray frío, ideal para amortiguar los calores del norte y ayudar a degustar sus pulsudos tintos.





Allí nos ofrecieron una degustación exclusiva de todas las líneas de vinos que elabora Agustín Lanús: Bad Brothers (junto a su socio, el enólogo californiano Bill Knuttel), Sunal, Aguayo y Sumak Kawsay de la comunidad indígena Amaicha.

Bad Brothers ToVio Blend 2016 $ 160
7.000 botellas de un blend poco visto: 75% Torrontés de Cafayate y 25% Viognier de Tolombón, que es ideal para refrescarse en las cálidas tardes de Cafayate. Perfecto para los turistas extranjeros que llegan al norte y nunca probaron el Torrontés; ya que el Viognier ayuda a atenuar esa potencia que a veces resulta chocante en el retrogusto.




Bad Brothers MaTaCa Blend 2015 $ 190
Tiene 60% de Malbec de Cafayate, 21% de Tannat de Santa Maria (Catamarca) y 19% de Cabernet Sauvignon también de Cafayate. Se realizan dos cosechas y cofermentan. La clave es encontrar el punto de madurez. La mitad pasa por barrica usada (neutra) que sirve para sacar el verdor y balancear los taninos. Se macera durante 30 días y luego pasa 14 meses por barrica y otros 5 o 6 meses más en botella.


Bad Brothers Facón Selection Cabernet Sauvignon 2015 $ 390
50% pasa por barrica de primer uso y el resto por barrica usada, durante 15 meses. La uva es aportada por distintos propietarios del emprendimiento Estancias de Cafayate, con los cuales se ha realizado un contrato por quince años. Excelente ejemplar de esta uva que descolla en los Valles Calchaquíes.

Bad Brothers Facón Selection Tannat 2015 $ 390
Es de uvas de Santa María, Catamarca, cuyos suelos tienen un 70% de arena con piedra abajo, induciendo a las vides a generar raíces muy profundas. Pese a estar 250 metros sobre el nivel de Cafayate, la temperatura es más alta y se cosecha al mismo tiempo. Se destaca por su nariz impecable y buena boca.



Aguayo Malbec 2013 $ 750
Hecho junto a Stefano Gondolini (ex enólogo jefe de Bodega Santa Rita de Chile, que trabajó junto a David Bonomi y Matias Michelini en Doña Paula y luego con el mismo Agustín Lanús). El Malbec proviene de un viñedo de Hualfín (Catamarca) que es una perla de la viticultura argentina por su vejez y calidad. Fue plantado en 1936 y esta inmaculado. 
Incluye un 5% de Cabernet Sauvignon de viñedos de Quilmes (Tucumán). Crianza de veinte meses en barrica neutra. 6.000 botellas.

Un vino con gran capacidad de guarda y una acidez y frescura difíciles de conseguir en Cafayate. Habrá que esperarlo ya que aun sigue en estiba porque se pretende llegar a cuatro años en total de crianza. Se lanzará en mayo de 2017


Sunal Malbec 2014 $ 600
Un vino que pretende expresar el potencial que tienen los terruños del Alto Valle Calchaquí, cuatro terruños, cuatro malbecs: dos de Salta (Luracatao 2.700 msnm y Pucara 2.400 msnm), uno de Tucumán (Amaicha del Valle 2.200 msnm) y uno de Catamarca (Hualfín 2.100 msnm). La crianza fue de 20 meses en barrica (siete usadas y dos nuevas) y seis meses en huevo de cemento. Solo 2.700 botellas

Dice su creador: "Esta hecho con toda la pasión, el amor y la garra que se necesita para crear en el Valle Calchaqui.."


El nombre de este vino "Sunal" tiene una pequeña historia. Lo sugirió uno de los socios de Agustín y le pregunto si se daba cuenta porqué. El pensó en Sun por sol en ingles y Al por altitud, en terminología quechua... pero no... era mas simple: Sunal es simplemente su apellido leído al revés. Suena bien para la zona.

Bodega Comunitaria Amaicha del Valle
En mi viaje anterior había probado directamente de tanque los vinos recién elaborados en esta bodega de la comunidad indígena Amaicha (ver nota). Ahora podíamos probar los vinos ya embotellados.


Sumak Kawsay Malbec $ 250
Su nombre significa "buen vivir". 6.600 botellas de vino elaborado con las uvas que aportan 40 familias, de pequeñísimos viñedos de menos de media hectárea ubicados a 2,200 msnm. Todos cosechan juntos, en un par de días, pero la uva es muy homogénea, Pasa por 25 días de maceración con escobajo y fermenta con levadura natural. No lleva aporte de madera.

La mitad pasa por barrica usada y la otra mitad en tanque de acero inoxidable con aporte de duelas. Es la primera cosecha y resulta un Malbec difícil, en el que la madera ha tomado mucho protagonismo.

Sumak Kawsay Criolla $ 300
Es un vino hecho con una variedad que ha sido adaptada a Amaicha desde hace mas de 400 años: la Criolla. Las plantas ancestrales están ubicadas en los jardines de las familias comuneras. Se elabora como vino tinto, con maceración de tres semanas, fermentación en tanques de acero inoxidable, levaduras 100% indígenas, sin agregado de nada mas que metabisulfito, 100% natural. Cuenta con una crianza de catorce meses en tanque de acero inoxidable. Solo 1.500 botellas.

De color claro, parecido al de un Pinot Noir; en nariz se expresan aromas a tierra, animales, carne. Un producto muy interesante y realmente diferente.


Hermanados por el vino, se ha generado en Cafayate un lugar de buen nivel, donde se puede comer, hacer tasting de estos vinos creados en el valle y pasarla bien. ¿por qué no aprovecharlo en tu próximo viaje a Cafayate?  


Mas información:
http://www.badbrotherswe.com/
http://www.destinovinos.com/index.php/vendimia/558-bad-brothers

Nota: precios de carta en Noviembre 2016.

Fotos tomadas por El Ángel del Vino

2 comentarios:

  1. Muy buen post Ángel. Lindo lugar armó Agustín, un imperdible de Cafayate. Salú!

    ResponderEliminar
  2. ANGEL:
    Un proyecto increíble el de Agustín Lanús !! Espero poder dedicarle más tiempo en mi próximo viaje a Cafayate !!
    Coincido con el Bad Brothers ToVio y con el Facon Cabernet Sauvignon. Fueron los únicos que probé y me gustaron mucho. De hecho, los tengo por salir recomendados en breve...
    Linda nota, concisa e informativa !!
    Abrazo. ROBERTO

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...