Etiquetas

viernes, 14 de abril de 2017

Cata de Criollas


Por historia y porque hay una movida de recuperación de cepas antiguas, El Ángel del Vino eligió escribir sobre la uva Criolla, para lo cual se investigó (Las uvas Criollas - #QueSeCepa #ArgWB), entrevistó a sus actuales hacedores (Varietales de Uva Criolla: los enólogos que se atreven - #QueSeCepa #ArgWB) y organizó una cata con la mayoría de los pocos varietales de estas uvas que se elaboran hoy en día en Argentina.


En esta nota, te contamos acerca de las etiquetas de Criollas que ya están en el mercado o que están por salir a la venta (cuatro de ellas son primicia) y los resultados de la cata comparativa realizada con estas nueve etiquetas de Criollas Chica y Grande.


Vía Revolucionaria La C. Grande 2016. 
Es un ejemplar de Criolla Grande de Tupungato, Mendoza, elaborado por Matías Michelini. Fermentado en huevo de hormigón, sin sulfitos y sin paso por madera.

Suave en el paladar con carga de acidez que no molesta, fresca, fluida, bebible. Entra con ligera aguja. La nariz no es su mayor atributo y tarda en abrirse. No tiene el estilo Michelini tan marcado. 

Si bien algo monótono en boca (hay fruta pero es corto), presenta una buena acidez que lo hace ideal para maridar con comidas grasas. 

Volví a abrir una botella en casa un fin de semana, para descubrir que además de mantener intactas sus condiciones al día siguiente de su descorche, mejora tomándolo algo frío, al estilo de los vinos "refrescantes" que sugiere Ángel Mendoza (nota).


Crítica constructiva: quizá lograr mayor expresividad aromática.

Ruidos Remix Vinilo Criolla grande 2016.
Del mismo viñedo de Tupungato, pero elaborada por Marcelo FranchettiElaboración con racimo entero, para lograr taninos que aporten más estructura y estabilidad de color. Es muy natural, con la menor intervención mecánica y físico-química posible (uso de levaduras indígenas y anhídrido sulfuroso en las mínimas dosis como único agente externo).

Es un vino austero, de notas verdes (aportadas por su elaboración fermentado en racimo entero en barricas usadas, con raspón y con treinta días de maceración). Sencillo, simple y ligero, lo que damos en llamar "vinos de sed".

Nariz tenue y tímida, hay que darle tiempo para que fluyan los aromas. Al principio, en nariz aparecen las guindas, suaves frutos rojos y luego una punta verde. En boca, sin tener un carácter especial, se desenvuelve correctamente, siendo seco, astringente, verdoso.

Presenta un cuerpo corto aunque con cierta textura y una acidez marcada, que se empaña un poco por un final amargo. 

Crítica constructiva: atenuar el verdor para lograr una más amigable expresividad aromática.




Polo Opuesto Que Grande Sos! Criolla Grande 2016.
Del mismo viñedo de Tupungato, pero elaborada por Pol Andsnes. Pasa por una maceración de 40 días y se vinifica en forma natural.

Tiene un color más intenso que las dos primeras. 
Suavemente expresivo con una nariz delicada, atractiva, ligeramente floral y con aromas a frutos rojos (frutillas). Gana más en boca, donde presenta buena acidez y cuerpo medio, manteniéndose fresco, redondo, elegante y delicado, entretenido al paladar.

Es un vino distinto, se nota el escobajo, pero hay buen sustento. Quizás le falta largo, pero cierra con la idea de su hacedor de que sea un vino simple, directo, honesto y no pretencioso.

Crítica constructiva: está en el buen camino, solo queda mejorar cosecha a cosecha.




Verdaderos Invisibles Criolla Grande 2016.

Uvas de Cordón del Plata, Tupungato, Mendoza. Del winemaker rosarino Federico Schneidewind. Es criolla grande pero esta mezclada con otras criollas como Moscatel rosado, Pedro Giménez, Cereza, etc.

Fue unánimemente destacado por su atractivo color.

Nariz perfumada con algo floral acompañando la fruta.
Buen cuerpo. La sensación en boca recuerda a un blanco, con cierta tensión atractiva, que lo hace diferente y una gran frescura debido a su agradable acidez. Con cierta pungencia y -para algunos- algo "seco". Tiene una tensión que lo sostiene en el tiempo y lo hace largo.

Una Criolla grande bien lograda.  

Crítica constructiva: buen ejemplar, que puede mejorar más trabajando en el toque el amargor que aparece en el centro de la boca.

Cara Sur Criolla Chica 2016.
De Paraje de Hilario, Barreal, Valle de Calingasta, San Juan. 1.550 m.s.n.m. Uvas de parrales de los años 50 y 60. Elaborado por Pancho Bugallo y Sebastian Zuccardi.


Consistente color.

Buena presencia en nariz, sostenido en aromas profundos y complejos.

En boca se aprecia mejor aún, más vivo, buen cuerpo, expresivo, redondo, fresco, e intenso. Buen equilibrio y expresión varietal. Llena la boca y se sostiene en el largo. Buen balance entre fruta y acidez. Es un vino de capas.

Crítica constructiva: un vino muy logrado, complejo, que gustó mucho. Vale continuar esta línea de trabajo para mejorar día a día. 

Sumak Kawsay Criolla Chica 2016.
De Amaicha, Tucumán, por Agustín Lanús. Elaboración como vino tinto, con maceración de tres semanas y fermentación en tanques de acero inoxidable, levaduras 100% indígenas. 100% natural.


Huele concentrado, con tonos tostados, frutado, potente y de atractiva rusticidad. Alguien dijo "es una Criolla que hizo horas extras en el gimnasio", con musculoHay que permitirle que se abran los aromas.

En boca tiene carácter con un perfil seco (algo invasivo y alcohólico), confirmando lo rustico detectado en nariz. Es intenso, cálido, con cuerpo, con un final licoroso y taninos pulidos. Intenso, ratificando al estilo potente de los vinos del NOA.

Crítica constructiva: sostener esa positiva tipicidad NOA -se aplaude que así sea, ya que lo hace un vino único- pero a la vez continuar trabajando en pulir las aristas detectadas en boca.




El Esteco, Old Vines 1958. Criolla chica 2016
De Cafayate, Salta. Equipo enológico a cargo de Alejandro Pepa. La maceración pre-fermentativa se realiza en vasijas ovoides de 3.000 litros durante cinco días y luego, inmediatamente comienza la fermentación alcohólica. Es un caso de fermentación muy particular para este varietal: se comienza a fermentar el líquido con el grano de la uva (como una vinificación en tinto) durante el primer tercio de la fermentación. Luego, se separa el líquido del grano y continúa la fermentación del líquido sólo, utilizando levaduras indígenas hasta el final del proceso.

Color muy atractivo, casi un rosado.

Gran intensidad aromática, frutos rojos, guindas en licor, aromas entre vegetales y frutados con un toque ahumado. Por parte de los distintos catadores obtuvo todos estos adjetivos: agradable, delicado, equilibrado, elegante, complejo.

En boca asombra su volumen y balance, frescura, sabrosidad... es jugoso y delicado y a la vez largo. Sin aristas.

Alguien que ya lo habla catado dijo: "vuelve a sorprender como si no lo hubiera probado" y coincido. Se perciben los cuidados y la prolijidad en su elaboración.

Crítica constructiva: el vino gusto mucho, pero algunos consideraron algo elevado su precio ($ 470).



Granítico País A los vinateros Bravos 2015.
De Itata, Chile, muestra aportado por su hacedor Leonardo Erazo Lynch.

Color muy parecido a un vino tinto, intenso para la cepa. 

En nariz interesante notas de pimiento y herbáceas, con una punta de eucaliptos o mentolado y algo mineral. Bien equilibrado

En boca es redondo, expresivo, con buen volumen, tiene peso, pero mantiene la frescura y taninos suaves. Un vino versátil, de un perfil bien distinto a los argentinos.

Crítica constructiva: atenuar algo el mentolado, sin sacrificarlo.


Trivento espumante de Criolla Chica
Uvas de Lujan, Mendoza. Del enólogo Rafael Miranda.


Tiene 48 gramos de azúcar residual y saldrá a la venta en setiembre, aunque no dentro del portfolio de Trivento sino con otra marca.

Color atractivo rosa brillante con reflejos fucsias, que impacta a la vista.

Muy aromático y agradable en nariz, de buena fruta.

Entrada suave y dulce en boca, burbujas finas y elegantes, buen balance de dulzor y de frutacon acidez media, agradable al paladar, aunque algo falto de carácter. La acidez en el final recuerda a manzana verde fresca.
Versátil para maridaje de comidas frías y suaves y especiadas y picantes.

Crítica constructiva: el dulce de la entrada de la boca deja percibir poco la variedad, que aparece recién en el final de boca, en el retrogusto.




Conclusiones

El resultado de la cata comparativa de estas nueve etiquetas fue muy esclarecedor, en particular porque en la primera nota de esta serie se expusieron las dos posturas de referentes de la industria: la de Ángel Mendoza proponiendo elaborar con uvas criollas vinos refrescantes y la de Julio Montenegro partidario de erradicarlas para la elaboración de vinos y destinarlas a la industria de endulzantes.

A nuestro juicio la cata demostró que la postura de Ángel Mendoza es apropiada para los vinos provenientes de Criolla Grande, que resultan suaves, frescos, fluidos y bebibles, pero salvo excepciones, con un tenor aromático más corto, cuerpo ligero y menor complejidad. Si además se tiene en cuenta que hay casi 16.000 hectáreas de Criolla grande plantadas en Argentina, y que son de gran productividad, esto debería ayudar a lograr este objetivo. 

Claro que los ejemplares catados para esta nota tienen otra búsqueda y han logrado resultados algo superiores al recién enunciado, pero siempre es bueno contar con etiquetas destacadas que pongan en valor la cepa.

Otra de las conclusiones es que son vinos que se disfrutan mucho tomándolos algo fríos, algo que ya había sido adelantado por alguno de los enólogos que decía gozar tomándolo frio al atardecer.

En tanto a la Criolla Chica, los resultados empíricos de la cata han demostrado que no habrían sido sopesadas adecuadamente todas las posibilidades y que hay una tercer alternativa a ambas teorías: elaborarlas como varietales finos. Todos estos vinos, que fueron elaborados concienzudamente con uvas Criolla Chica, demuestran cabalmente tener real valor enológico y ser capaces de sostenerse en el mercado por sus propios atributos.

Es más, no solo son muy buenos vinos, sino que también se verifica que la Criolla Chica tiene otra virtud, la de poder transmitir muy fielmente las características del suelo y el clima donde se elabora, con gran plasticidad para plasmarlos tanto en nariz como en boca.

Como ejemplo están los cuatro exponentes, de distintas provincias. La Cara Sur de San Juan, dando un vino con buena intensidad y balance entre fruta y acidez, la Sumak Kawsay de Amaicha, Tucumán, transmitiendo todo el sol y la rusticidad que se verifica en ese valle de altura, la Old Vines de Cafayate, Salta, con su delicada intensidad aromática y elegancia y la Granítico de Itata, que ofrece un potente color y una expresión herbal que fácilmente podemos asociar al terroir chileno.

Por otra parte, solo quedan 278 hectáreas de Criolla Chica en Argentina, la mayoría de parrales viejos que de por sí reducen sus rendimientos ofreciendo una fruta equilibrada y apta para estos vinos varietales. 

En vista de lo expuesto, ojala este camino emprendido por bodegas y enólogos que se animan a poner a las Criollas en el lugar que se merecen se multiplique, colaborando así con aquellos viticultores que día a día ponen todos sus esfuerzos para llegar a cosechar sus frutos.



Agradecimientos

A los enólogos que contribuyeron con sus opiniones y las muestras: Rafael Miranda, Matías Michelini, Marcelo Franchetti, Pol Andsnes, Federico Schneidewind, Pancho Bugallo, Sebastián Zuccardi, Leonardo Erazo Lynch, Agustín Lanús, Claudio Maza y Alejandro Pepa.

Al panel de cata: Luz García Peruzzi, Noelia Papa, Sol Amato, Fernando Musumesi, Laura Barril, Carolina Garicoche, Diego Pernas, Francisco Rivero Segura.

Y a todos los que aportaron datos sobre las uvas Criollas que enriquecieron esta serie de notas.

Fotos tomadas por El Ángel del Vino.

1 comentario:

  1. Excelente reporte de lo que fue la cata.
    Coincido en tus apreciaciones y criticas constructivas.
    Sueño con ambas propuestas: mas criolla grande refrescante y a muy buen precio en el mercafo para introducir a muchos jovenes y consumidores de otras bebidas al mundo del vino y mas criolla cjica desplegando todo su potencial enologico.
    Gracias por haberme convocado a esta cata unica!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...