Etiquetas

lunes, 5 de junio de 2017

Altar Uco "Vinos de quietud", por Juan Pablo Michelini


Juan Pablo Michelini presentó su nuevo proyecto llamado Altar Uco. Un proyecto que comenzó en el año 2012 y cuya primera cosecha fue en 2014. “Es un vino personal. Tiene que ser muy personal, tener como una intimidad y causarnos extrema alegría. Son vinos pensados para la crianza”, expresa el menor de los hermanos Michelini, mientras cuenta -brindando un poco de esa intimidad- que su hermano Matías le dice que él es “el más dulce de los Michelini”.

La elección del nombre está impregnada de ese concepto: altar significa entrega, sacrificio… “un momento único que resume lo que me sucede a mí con esta búsqueda intima”. “Los péndulos son buenos para aprender y la experiencia me ayuda a saber lo que soy, lo que quiero, adonde quiero ir y como llegar, en especial para hacer vinos de crianza”.

Se ufana de haber llegado a conocer mucho Gualtallary y el Valle de Uco, lo que le posibilita tener certeza acerca de cómo llegar a hacer un vino de una categoría distinta. “Pienso en fineza y elegancia”, expresa.

Altar Uco Edad Media Blanco 2015 
Es un blend que tiene un poco más del 90% de Sauvignon Blanc, un 8% de Chenin Blanc (el mismo del consagrado Ji Ji Ji) y menos de un 1% de Chardonnay. Usó Chenin del mismo utilizado para el Blanc de Alba 2015, porque le pareció muy bueno.


“Es un blanco al estilo de Jura, un vino amarillo. La base es la prensa y luego más prensa sobre la prensa. El primero que sale, el escurrido, es el más frutado y limpio. Después va teniendo más estructura, con más cosas de la piel y se va oxidando, obteniéndose mostos de color amarillo anaranjado y hasta marrones, tipo leche chocolatada. La ultima prensada tiene los polifenoles oxidables que se oxidan y amarronan, pero luego esos marrones se caen y queda un vino brillante”.

Luego va a barrica nueva de 500 litros durante un tiempo, “pero esa barrica no debe dejarlo “tabla”, sino elegante y con fineza”, aclara.

En nariz el toque de Chardonnay logra bajar la intensidad del Sauvignon Blanc, pero en boca éste mantiene claramente su protagonismo.

“Busco la elegancia, no los extremos, ni punzantes, ni verdes, ni raspantes. Pero tampoco quiero que sean concentrados o golosos en boca”.

Son apenas 900 botellas de un vino blanco completamente distinto a lo conocido en el mercado local. Cuenta que también está haciendo otro blanco que es un vino de flor (velo virtuoso) muy difícil que se reproduzca.

Altar Uco Edad Media Tinto 2014
Compuesto por Malbec 50%, Cabernet Franc 30% y Merlot 20%. “Concepto de crianza con la textura de los tintos de Gualtallary. La barrica (de 500 litros) ayuda a estructurarlo y luego fue a un ánfora de cemento de 3.000 litros”. Un año en barrica, un año de ánfora y un año en botella es la combinación elegida.


En nariz se presenta la tiza, la hierba, se nota el efecto de Gualtallary y se nota el Cabernet Franc, con los efectos de la crianza y la oxidación que da la barrica y el ánfora. En boca sorprende, imposible quedar indiferente. 2.700 botellas y 300 Magnum de un vino con mucho futuro.

¿Ánfora o huevo?
Juan Pablo explica que utilizó ánfora y no huevo porque el huevo “empuja todo para arriba, mueve, y el ánfora en cambio da quietud, los vinos se suavizan, se calman (quizá pierde la intensidad que se gana con el huevo)”.

"En el huevo -la manera como hago los Eggo en Zorzal- hay un mayor movimiento del vino que en el ánfora y el vino sigue creciendo. Me gustaría poder dejar los vinos dos años en el huevo y no como ahora, para poder hacerlo les pedí más huevos a los dueños de Zorzal. En el ánfora, en cambio, a los 10 meses ya noté que dejaba de crecer. El movimiento es menor, pero son menos turbios los vinos, por el menor movimiento. Gana en concentración", expresa convencido.

Altar va a presentar tres líneas:

  • Edad Moderna: en para una gama de precios de $300, que se lanzarán a partir del año próximo.
  • Edad Media: estos que se presentaron ahora.
  • Edad Antigua: el blanco será un vino de flor y el tinto será criado en fudres de 2.000 litros durante más de tres años (proyecto que aún no comenzó) y que recién va a estar para 2024/2025.
En la cápsula reza: “vinos de quietud”, y viendo que el proyecto comenzó en 2012 y el tinto Edad Antigua estará recién para 2024, se entiende el porqué. Habrá que tener mucha paciencia, pero en virtud del resultado de los Edad Moderna, con precio de $ 720 el blanco y $800 el tinto, son una apuesta a algo distinto. 

Probablemente se conviertan en vinos "de culto" en el futuro, pero que a la vez se debe tener en cuenta que son el primer ensayo. Unos vinos para aquellos que les gusta estar en la cresta de la ola.

1 comentario:

  1. Recontra anotados los vinos de JP para probar cuanto antes. Gracias por la info. Salú!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...