Etiquetas

lunes, 11 de septiembre de 2017

De Ángeles, convirtiéndose en un clásico argentino.


"En Mendoza la energía está, pero ustedes ayudan a transmitirla. Si no vinieran estaríamos en Buenos Aires intentando traerlos". Con esas palabras recibieron Guillermo Barbier -propietario de la bodega- y Juan Manuel González -su enólogo- al entusiasta grupo de enófilos que visitaba la bodega, entre los cuales estaba El Ángel del Vino. 

González y Barbier
Barbier nos contó que comenzaron a producir sus propios vinos a fines de 2006, ya que antes vendían la uva a otras bodegas. En 1985 se acercó Terrazas (en la época en que Catena Zapata y Luigi Bosca empezaban a hacer vino de calidad) y ofreció comprarles la uva por hectárea, para independizarlos del rendimiento y mejorar la calidad. También les pidieron hacer stress hídrico para mejorar la concentración. 

"Cuando llegaron los asesores extranjeros (Rolland y otros), fue cuando empezamos nosotros. En ese momento se hacían vinos con 200% de barrica nueva (paso de un año en barrica nueva, se descuba y se vuelve a colocar durante otro año más en otra barrica nueva). Hoy somos los enólogos jóvenes argentinos los que le estamos dando un giro a la historia, lo cual ya se ve en las redes sociales". 

"Creo que la vitivinicultura argentina está viviendo el principio de un gran momento. No hay límites para lo que es Argentina. Hoy los vinos argentinos están al nivel de un similar internacional que lo duplica o cuadruplica en precio. No hay límites", refuerza Barbier.

Vistalba, Luján de Cuyo
Allí se ubica Bodega De Ángeles y Guillermo, que está orgulloso de sus raíces, rememora: "En 1850 llegó mucha gente del norte de Italia y Sarmiento trajo a Pouget quien importó los varietales  franceses. Los tanos empezaron a plantar en esta zona que se parece bastante al norte de Italia. Esta era una de las mayores alturas, con disponibilidad de agua para regar, dado que en esa época no había aún agua de pozo. Plantaban, desde sus casas, hasta donde llegaba el riego. No eran novatos, tenían cientos de años de experiencia haciendo esto. Los italianos que vinieron en ese momento sí sabían de suelos y plantaron según esos conocimientos y nosotros estuvimos sesenta años acá sin darnos cuenta de eso, dividiendo parcelas. Acá tenemos 20 hectáreas, de las cuales elaboramos 7,5 y el resto se vende la uva a otras bodegas. Hay cepas viejas y nuevas (por renovación), son viñedos de pie franco pero no son 100% Malbec".


Si bien la bodega no está preparada para recibir al turismo, es posible arreglar una visita contactándolos previamente (ambos participan en las redes sociales). Si lo hacen descubrirán cómo grandes vinos, se pueden hacer en muy poco espacio. Pude observar cuatro tanques de 100 Hl, uno de 60 HL, uno de 41,2 Hl y uno de 36,5 Hl. Toda la uva se elabora en tanques y desde 2016 algo se vinifica en barricas. Por ejemplo, al visitarlos, todo el Malbec cosecha 2016 se encontraba en los tanques y el Gran Malbec y Gran Cabernet Sauvignon en barricas. 

De Ángeles tiene su viñedo bien demarcado en seis parcelas, las cuales tienen diferentes superficies y en cada una predomina un suelo diferente. Las parcelas 1 y 6 tienen suelo arenoso, la 2 es de suelo arcilloso y la 3 tiene suelo limoso. Todas ellas están plantadas con Malbec, a diferencia de las 4 y la 5 que tienen suelo pedregoso y están plantadas con Cabernet Sauvignon. 

Hasta ahora todos los vinos que salieron al mercado con etiquetas de la bodega fueron de las parcelas 3 y 4. Pero se vienen novedades: catamos Malbec de tanque, que es de la parcela 1. "Hay mejor concentración en este tipo de suelo que en uno limoso. Pasa en barrica hasta fines de 2018, dos años en botella y va a salir al mercado en 2021. Es una base del Gran Malbec. Al momento de catar aún tiene carbónico, está haciendo la fermentación malo- láctica", nos explican. Muy concentrado, fruta a full. Jugoso, rico. 

Un concepto destacable de De Ángeles es que cuando va a salir al mercado, el vino ya está para tomar, por eso lo guardan dos años en botella.

"Hacemos combinación de barricas de 1º, 2º y 3º uso y hacemos blends. Parte de la uva que producimos se vende a otras bodegas. La parcela 2 que tiene suelo arcilloso se vende a Piattelli, la 1 a Zuccardi, las 4 y 5 a Cobos y la 6 a Ojo de Vino y Pelleritti", confiesa Guillermo.

Hoy Vistalba es una zona intermedia, si de altura se habla, pero hace 60 años era la zona de mayor altura de Mendoza. "Esto es un péndulo, nos vamos a ir ubicando en el perfil de vinos que mejor responda a cada terruño" asegura.

En las etiquetas, debajo del nombre de la Bodega figura "Viña 1924", que es el año del certificado del viñedo en el Instituto Nacional de Vitivinicultura, aunque se sospecha que podría ser más antiguo aun, ya que ese fue precisamente el año en que el INV empezó a certificar.

Los vinos que catamos


Malbec 2013
Hermosos Malbec que lamentablemnte ya está terminándose hoy en el mercado. 

Gran Malbec 2016
De parcela 3 y tomado de barrica con nueve meses en primer uso. Es uno de los componentes del Gran Malbec.



Gran Cabernet Sauvignon 2016
No es del estilo piracínico ya que González no cree que sea lo lógico para este terroir, sino que se debe buscar que el Cabernet madure bien y se dé pimiento asado o dulce, más frutado (perfil fenólico), de taninos suaves. "Buscamos mucha elegancia que es lo que da Vistalba". Tiene paso por barrica en un 8% de roble americano y 92% francés, ambos de tostado medio. Se siente el chocolate, el casis.

Gran Malbec 2013
Son bombas. Se cosecha un poco más tarde y pasa más tiempo en la maceración. 100% pasa por barrica durante 15 meses.

Gran Cabernet Sauvignon 2013
El lecho del río seco atraviesa la propiedad y en ese lugar está la piedra y se plantó el Cabernet Sauvignon que da lugar a este gran vino.

Gran Corte 2012
70% Malbec 30% Cabernet Sauvignon. Maceró en frío 10 a 12 días para extraer color y aromas sin quitar taninos. La fermentación le hace a temperaturas bajas, para lo que es normal en estos vinos, porque se hizo una extracción en frío y por eso no se hace sobre extracción. Usan levaduras seleccionadas.




Juan Manuel cuenta que empezó en 1997 en Fecovita, pasando luego por Trivento, Benegas, Filus y desde 2007 a 2015 en EnoRolland. "Este viñedo, para todos los que pasaban por acá y estaban en el tema -ingenieros agrónomos, enólogos- era una joyita y tuve la suerte de empezar a trabajar en él, Vistalba es elegancia, es redondez, es un frac", expresa González. 


Siempre siento placer cuando tomo los vinos de De Ángeles y me puso muy contento conocer personalmente a Guillermo Barbier -de quien destaco su claridad de conceptos- y a Juan Manuel González -un enólogo de esos que sin dudar pondría en una lista de mis elegidos. Y ahora, al sabor del vino, le puedo agregar la identificación con la historia e ideas de esta bodega que se está convirtiendo, pese a sus pocos años de vida, en un clásico argentino.
Fotos tomadas por El Angel del Vino

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...