Etiquetas

jueves, 26 de octubre de 2017

El Torrontés de Salta


La Provincia de Salta organizó la Clínica de Vinos de Salta, con una importante concurrencia de enólogos y agrónomos que trabajan en el Valle Calchaquí. Los conceptos vertidos por ellos son interesantes, y aquí va un resumen de lo hablado de la cepa blanca que a mi gusto se destaca por sobre el resto en Salta.

Hay tres tipos de Torrontés:
  • Torrontés Riojano, muy aromático y fino. Fue erróneamente llamado Malvasía o Moscato D'asti en San Juan; y el más difundido en Salta. Los estudios genéticos demostraron que esta cepa proviene de la cruza entre las uvas Moscatel de Alejandría y la Criolla Chica.
  • Torrontés Sanjuanino, llamado Torrontés Romano en Chile, es usado para pisco y aguardiente.
  • El Torrontés Mendocino, conocido hasta no hace mucho como uva Chichera, Palet o Loca Blanca, cuya pulpa no tiene aroma, es de poca importancia enológica.
Aunque el vino Torrontés está plenamente identificado con Salta, por la calidad de vinos de esta cepa que allí se obtienen, solo se encuentra el 11% de lo plantado de Torrontés Riojano a nivel nacional y no hay plantaciones de las otras dos variedades.
Datos INV año 2016
Dan rendimientos altos, de 18 a 19 toneladas por hectárea.


Algunas etiquetas de Torrontés salteño

Actualmente es una de las variedades de uva criolla -originada en América- a la que se le reconoce un  mayor valor enológico y relevancia comercial, habiendo logrado un notable reconocimiento en el mercado y constituyendo la segunda exportación de vinos blancos de Argentina.

El Torrontés es un vino amarillo claro que, con ocasionales matices dorados y verdes. Su aroma recuerda a rosas, jazmines y geranios. Si bien sus aromas generan la expectativa de un vino dulce, al llegar a la boca revela una fresca acidez.

Foto gentileza de www.panoramio.com/photo/55482193
Durante la clínica catamos -a ciegas y las etiquetas no fueron reveladas- cuatro muestras que fueron elegidas para representar los distintos estilos de esta uva emblemática. 

La muestra 1, cosecha 2017, sin paso por madera, resultó frutal, muy típica y clásica, con un intenso aroma floral y una boca replicando la nariz. Muy representativo de la variedad.

La muestra 2 fue vinificada con un 15% de granos enteros y la fermentación del líquido solo en un huevo de cemento. Presentó una nariz más atenuada, algo más lineal y sutil, buen volumen de boca y buen final, sin el típico retrogusto amargo, gracias al trabajo en el viñedo. 

La muestra 3 se mostró equilibrada, sutil, con notas frutales y flores blancas, de buena acidez, fresco, ligero y con buen paso por boca y largo final.

Finalmente la muestra 4 fue un blend combinando tres distintas elaboraciones de Torrontés: una parte clásico, otra parte con maceración pelicular en frío y un porcentaje del 10% con paso por roble. Presentó notas a menta, orégano, geranio y buena frescura. Con una crianza sobre borras finas que le dio soporte.

Con qué acompañar el Torrontés 


El Torrontés es ideal como aperitivo refrescante, y en las fotos siguientes se aprecia cómo lo utilizan para cocteles en el hermoso restaurante de Bodega Piattelli:


En las comidas acompaña bien pescados y mariscos o platos aromáticos y picantes al estilo de las de la cocina asiática o mexicana. Pero la combinación que será inolvidable para mí, fue en un bodegón de la ruta Cafayate a Salta: Torrontés de damajuana (Domingo Hermanos) con hielo, junto a las proverbiales empanaditas salteñas.



Fotos tomadas por El Angel del Vino. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...