Etiquetas

lunes, 20 de noviembre de 2017

Vertical de Cheval des Andes


El encuentro fue organizado por la Asociación Argentina de Sommeliers y se realizó en el Hotel Faena, a cargo de la Sommelier Valeria Mortara. La cata fue dirigida por el enólogo italiano Lorenzo Pasquini de Cheval des Andes, quien abrió la charla reconociendo que la Sommelerie Argentina está una posición muy desarrollada, y valorando su función como aliados de los enologos y productores para transmitir el lenguaje del vino, lo cual es muy importante porque son quienes están en contacto directo con la gente.


Los componentes de Cheval des Andes
El Petit Verdot es un clon que trajo Roberto de la Mota desde Bordeaux, muy concentrado, de baya muy chica, que aporta mucho al corte. Para describir esta cepa, Pasquini cuenta un chiste: "Un italiano en la mesa aporta, pero dos es mucho". Dice que lo mismo sucede con el Petit Verdot: "Se lo utiliza para dar tonalidades y completar el cuadro. Aporta la tonalidad, ya que el color lo dan el Malbec y el Cabernet", aclara.

"El Malbec va de la especia a la fruta negra y tiene una de las mayores paletas de todas las cepas. Se usa maceración larga de hasta cuatro semanas con poco movimiento del sombrero -como la infusión de un saquito de té- dejando que se difunda. El vino pasa a barrica después de la maloláctica (junio o julio)".

Otro tema que debieron manejar fue el de la expresión del Cabernet Sauvignon en Argentina: "para la nueva plantación de 2017, trabajamos con tres porta injertos distintos. El Malbec es más plástico, siempre interesante, pero el Cabernet Sauvignon no, marca todo. Para un francés la piracina es mala palabra, el morrón o pimiento verde, la arveja, es algo a evitar. Para ello buscamos tener tanino maduro, sin cosechar uva sobremadura sino "al dente" y no tener verdes. Madurez fenólica al mismo tiempo que la madurez tecnológica. Hay frescura, hay estructura, no hay astringencia, gracias a la maceración más medida"

La cata vertical
Se cataron seis añadas: 2002, 2004, 2006, 2008, 2011 y 2013. También distintos componentes de la cosecha 2017: Malbec, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot. 


Primera etapa: la creación. 
Es la etapa en la cual estuvo Roberto de la Mota y va desde 1999 hasta 2005, donde los vinos están más traccionados por el Cabernet Sauvignon que por el Malbec; lo cual es un reflejo automático de alguien como Pierre Lurton, que viene de Bordeaux.

Cheval des Andes 2002
Aún se considera a la cosecha 2002 como una de las mejores de las últimas décadas en Mendoza. Es un blend de 56 % Cabernet Sauvignon, 40 % Malbec y 4% Petit Verdot. Pese a tener quince años de guarda, parece nuevo. Está muy joven y en términos de proporcionalidad podría decirse que parece de menor edad que los otros. Quedan solo 900 botellas.


Cheval des Andes 2004
Aquí el Malbec pasa al frente, con un 55%, frente a un 43% de Cabernet Sauvignon y un 2% Petit Verdot. Notas de frutos rojos y moras frescas.

Segunda etapa: La juventud. 
Va desde 2005 a 2010, son vinos más generosos, golosos, con mayor influencia del estilo de Terrazas de los Andes y de Mendoza en general. 

Cheval des Andes 2006 
Sigue creciendo el porcentaje de Malbec, que se eleva al 60%, completándose el corte con un 35% de Cabernet Sauvignon y un 5% de Petit Verdot. Destacan aromas a ketchup, u hoja de tomate.

Cheval des Andes 2008
Es el que mejor balance tiene, entre generosidad y golosidad, entre frescura y elegancia. Tiene notas de frutos rojos como cereza, guinda y cassis y muy buenas especias, como laurel. Composición: 50% Malbec, 45% Cabernet Sauvignon y 5% Petit Verdot.


Tercera etapa: La madurez. 
Dice Lorenzo: "Hoy hacemos la misma foto pero con más píxeles, con más definición de los detalles, vinos más  frescos".

Cheval des Andes 2011 
Tiene 69% de Malbec 21% Cabernet Sauvignon y 10% de Petit Verdot. De gran intensidad aromática, complejo y largo final. Excelente.

Cheval des Andes 2013 
"Fue un año cálido y seco, por lo que sacar frescura fue más complejo y resultó un desafío intentarlo; fue una toma de postura" Fruta negra, mora. El final es especiado. Fue también el año en que empezaron a realizar un trabajo más detallista con la madera. Tiene 67% de Malbec 26% de Cabernet y 7% de Petit Verdot.

Mis preferencias
Catar seis cosechas de Cheval des Andes, de un período de once años, fue una gran experiencia. Podemos asegurar que todos los vinos estaban espléndidos, pero el que más me sorprendió fue el 2002, increíble bouquet y con mucha frescura aún. El 2008 lo elijo por sus aromas especiados y balance (un vino adelantado a su época, más al estilo actual), el 2011 es probablemente uno de los mejores, por su complejidad y peso en boca y el 2013 se destaca como el más rico y frutado.  



Hasta ahora los vinos se sacan al mercado cuatro años después de la cosecha; pero Pasquini cuenta que van a pasar a tres; para que lleguen al mercado más frescos y frutados; pero a la vez ofreciéndolos en un pack de tres botellas, junto a cosechas más viejas. Ojalá esta nota te sirva cuando vayas a comprarlos. 

1 comentario:

  1. Ufff... qué experiencia! Buen post y lindos datos para tener en cuenta. Salú!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...