Etiquetas

lunes, 11 de diciembre de 2017

Vinyes Ocults


Vinyes Ocults es un proyecto compartido entre el productor Diego Polo y el enólogo Tomás Stahringer. Los Polo son productores desde el año 1995, en el año 2001 compran una bodega y en el año 2011 comienzan también hacer espumantes en su propia champañera. Tienen 90 ha de viñedos en La Consulta, plantados con Malbec, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir, Merlot y Cabernet Franc. En Coquimbito suman otras 8 ha plantadas con Cabernet Sauvignon.

Tomás Stahringer se desempeña como enólogo en Bodega Polo desde hace nueve años. Estudio en el Liceo agrícola e hizo la licenciatura en la Universidad Don Bosco, pasando a trabajar luego tres años en Trivento y un tiempo más en Nieto Senetiner, antes de sumarse a Bodega Polo.

Cuenta que empezó haciendo vinos artesanales en su casa -lo llamaban 2690, que era el número de la dirección de su casa- y lo vendían en el Parque Aconcagua a los turistas y escaladores que bajaban tan felices de las escaladas al Cerro que lo compraban sin dudar, para festejar. Se ríe al contar que ese primer vino casero era "un desastre" -lo hacían con uvas merlot compradas a un productor- pero lo valora como un aprendizaje del inicio de su carrera.

En 2005 su familia compra siete hectáreas en Tunuyán, donde termina el río a Las Tunas, en un lugar de clima muy frío cercano al arroyo Guiñazú. Plantaron solo tres hectáreas, haciendo ellos mismos las plantas con la asesoría de un tío, ingeniero agrónomo del INTA. Así Tomás aprendió de agronomía y de las características especiales del lugar. Pidieron barbechos de poda de fincas vecinas y luego de plantarlos pusieron el riego, colocaron los palos y los primeros alambres. 

En 2015 surge el nombre -Vinyes Ocults- y la imagen actuales de estos vinos. La etiqueta -muy llamativa- es un plus y tiene su historia: “Íbamos a México con Polo y me volví loco con los festejos el 2 de noviembre, el día de los muertos”. Ello representa la idea de que “No hay otra manera de disfrutar la vida que tenerle miedo a la muerte”. Más tarde fue a Catalunya a capacitarse en Cavas y trajo ideas que aplica ahora en la Champañera.

La bodega de vinos tranquilos de los Polo está en Luján y la bodega de espumantes en Coquimbito. En el año 2010 arrancaron con los espumantes, lo que para Tomás fue un desafío porque no había hecho más que vinos base, tanto en Trivento como en Nieto Senetiner.

"En esa época no se trabajaba desde el viñedo para elaborar vinos base, se usaba lo que sobraba", cuenta. "Hoy el vino base es especialmente cuidado, con uvas de San Carlos y cosecha temprana para no pasar los 12°". Para Tomás, hay muchas cosas para seguir mejorando y todavía no está definida la identidad del espumante argentino.

Vinyes Ocults Extra Brut $ 300
Pinot Noir clon 115. 11,7º de alcohol. Se cosecha temprano y se trata de no agregar ácido tartárico al vino base. Partida chica, de 9.500 botellas.
Ante la pregunta de cuáles son los factores clave para lograr buenos espumantes, Tomas aclara: 
  • La capacidad frigorífica de la bodega.
  • El manejo de los viñedos. 
  • Los anhídridos sulfurosos totales en los espumantes son también muy importantes, menos de 60 mg por litro al entrar en la toma de espuma. 
  • La bomba centrífuga, que debe ser muy buena, para lograr una buena limpieza después de la toma de espuma.
  • La máquina de llenado isobarométrica presurizada con nitrógeno, para que la presión desde el tanque a la botella, no varíe.
Tomás dice que el trabajo con borras sobre el vino base es la clave para lograr un buen espumante y no tanto en el tiempo sobre borras en los tanques lo cual -además- no siempre es posible para producciones chicas. Esto es un tema comercial, ya que los tanques se necesitan para otros usos. También, que no hace falta siempre llegar a 9 gramos de azúcar en el Extra Brut, lo van probando y si va bien lo dejan un poco más abajo, como en el caso de este Vinyes. Dice que este control detallado lo pueden lograr porque son elaboraciones de tanque chicos.


Vinyes Ocults Malbec 2015 $350
10.000 botellas. Uva de Tunuyán, del viñedo de la familia Staringer. Allí es obligatorio cosechar temprano, antes del 1º de Abril porque hiela. Se riega solo hasta enero, para evitar que la humedad contribuya al riesgo de heladas, se hace algún deshoje y se obtienen uvas con escobajo y piel más gruesa y una muy buena acidez natural.

Los rendimientos son bajos, del orden de 5000 kg/ha. Se usa barrica de 2º y 3º uso. Es un Malbec que se destaca por presencia de la fruta, cierta elegancia y una frescura que lo hace distinto. “Busco suavidad y textura, y que sea agradable en boca, porque la mayor parte de la gente no huele los vinos” define Tomás.

Vinyes Ocults Blend 2014 $ 900
60% Malbec, 20% Cabernet Sauvignon y 20% Cabernet Franc. Tomás dice que "el Cabernet Franc da frescura, pero es un poco invasivo". Es un vino más complejo, más amplio y largo, de mayor intensidad. Los Cabernet son de La Consulta.

“En las degustaciones la gente dice qué bueno el blend, pero después lo que se vende es el Malbec”, se ríe Tomás, contribuyendo a la idea de que la cepa reina de la Argentina, lamentablemente, opaca con su carisma al resto. Sólo el Cabernet Sauvignon y en Franc pasan por madera nueva.


Gran Malbec 2014 $ 900.
Posee una hermosa etiqueta metálica, bien rockera. 1.300 botellas que se han vendido casi todas. Más intenso, concentrado, balsámico, eucaliptos, mentol. Más madera.

Es el producto de apenas 20 hileras, suelo con mucha arena. Nota de acidez y potencial de guarda. Tapón de DS100 controlado, de 49 mm para asegurar una larga guarda.


Bienvenidos Vinyes Ocults a la variada escena de vinos y espumantes argentinos. Un buen trabajo al que le auguramos éxito y crecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...