Etiquetas

jueves, 12 de julio de 2018

Trivento, los vinos que son su columna vertebral y la excepcional cosecha 2017


En la nota anterior contamos el giro que Bodega Trivento ha realizado para continuar aproximándose al consumidor argentino, porque desde su llegada al país se dedicó fundamentalmente a los vinos masivos, reservando los mejores para la exportación. Y aunque no les fue nada mal con esa estrategia, hoy buscan que sus vinos de alta gama también formen parte de esa oferta. 

Trivento es una de las bodegas argentinas de mayor éxito con las exportaciones, siendo Trivento Reserve Malbec el vino argentino más vendido en Europa. La potencia exportadora de este vino traccionó fuertemente y llevó a aumentar la capacidad instalada en cuatro millones de litros (en  dos bloques o piletas de dos millones de litros cada uno, que son los que se ven en la foto). 

Es un vino franco y honesto de Mendoza, que se vende en Inglaterra a 7 u 8 libras (10 a 12 USD). Para acompañar este crecimiento, se sumaron además la compra de dos viñedos en Agrelo y en Junín. Y lo notable es que este éxito se logró en tan solo cinco años. "Y hace falta construir capacidad para elaborar 6 millones de litros más", nos sorprende Maximiliano Ortiz, su enólogo (en la foto de arriba).


Claro que para llegar a vender tantos millones de litros es necesaria una estrategia comercial masiva, habiéndose elegido convertir a la marca Trivento en sponsor de una de las ligas de rugby más importantes del mundo: la de Inglaterra y de la Mayor Soccer League, la liga de fútbol de USA.


Elaborar tanto volumen no es fácil y para ello la bodega cuenta con una gran sala que alberga 4.500 barricas y 30 foudres, la cual está especialmente acondicionada para mantener la humedad al 70% y la temperatura a 15 grados. Esto es muy importante, para reducir la merma (el proceso natural de evaporación del vino, que se produce dentro de la barrica).

Maximiliano Ortiz, que es el enólogo que cuida las líneas Reserve y etambién exitoso Golden Reserve, nos explica: "Aun así, cuidando la humedad y temperatura, se pierden igualmente por evaporación 30.000 litros de vino al año (el 3%). Si no se extremaran los cuidados esta merma podría llegar al 8% y eso muchos no lo tienen en cuenta... todos los detalles son importantes para poder ofrecer un buen precio y ser competitivos". Y agrega: "Estamos instalando en los tanques máquinas que se introducen en los tanques para realizan remontajes automáticos,  se manejan desde la computadora o desde el celular, definiendo si los remontajes se hacen por arriba, por abajo, con oxígeno, sin oxígeno, durante cuánto tiempo, etc... vamos hacia la bodega automática", predice.

Estar en todos los detalles es parte de la filosofía de la empresa. La búsqueda de la competitividad, para lograr el mejor producto posible y a un precio que lo haga ser elegido. "Hay mucho trabajo atrás; se vende mucho porque se está en todos los detalles para lograr buena calidad al menor precio", asegura Maximiliano, antes de dar paso allí mismo, al lado de los tanques, a la degustación de los vinos:

Trivento Reserve Chardonnay $250
De Valle de Uco, Finca Los Ponchos. Cítrico, durazno blanco, muy bebible. "Buscamos que se encuentre el varietal, la fruta limpia y con la madera atrás, que acompañe e invite a seguir tomando. La cosecha mecánica y la tecnología nos permite hacerlo a un precio muy competitivo".

Es un vino bebible, fresco, franco. Con buena boca, aunque algo denso, igual que en la nariz. 20 a 25% del total tiene paso de hasta seis meses por barrica usada o aporte de madera en duelas, el resto va a acero inoxidable.

Trivento Golden Reserve Chardonnay $450
Cosecha manual, menor rendimiento, y un paso de 8 a 10 meses por barrica de roble francés, con un 1% de crianza oxidativa. Aromas a frutas tropicales, coco y un leve especiado.  Fresco, con buena acidez, lindo Chardo.

Trivento Reserve Malbec 207 $250
El hit de la bodega, del cual se elaboran seis millones de litros. Según el enólogo, es "el típico Malbec argentino". Con una nariz profunda y destacadas notas a fruta roja, a cerezas. En boca taninos suaves, concentrado e intenso, pero a la vez muy bebible. Un 30% pasa seis meses por madera usada. Tiene un toque vegetal, agradable frescura y una dulzura en la entrada, que invita a seguir tomando.


Trivento Golden Reserve Malbec $450
A Ortiz le gusta decir que el Reserve es el típico Malbec "argentino" y que el Golden Reserve es el típico Malbec "mendocino". Es más franco, con uva 100% de Lujan de Cuyo, presenta una nariz más madura que el Reserve y buena tipicidad.

Trivento Golden Reserve Syrah $450
Con uvas provenientes del Valle de Uco, donde el frío y la altura ayudan a que esta uva de piel fina sea menos afectada por el calor, explica Ortiz. Me resultó muy agradable este Syrah.

Trivento Brut Nature 
Elaborado por método Charmat, cuenta con 60% de uvas Chardonnay y 40% de uvas Pinot Noir de la Finca los Ponchos, de Tupungato. También están trabajando en un espumante bajo el método Champenoise, para una partida chica de 1.500 a 2.000 botellas.

Hasta aquí lo relevado en la visita realizada a la bodega, pero tuvimos la suerte de volver a encontrarnos con su enólogo en jefe, Germán di Cesare, en la presentación realizada por la bodega en Buenos Aires para el lanzamiento de la cosecha 2017, la cual es considerada por el equipo enológico y agrícola como una "cosecha extraordinaria". 

Germán expuso cómo en ese año se conjugaron las mejores condiciones climáticas típicas de Mendoza, lo cual sumado a las heladas tardías que disminuyeron los rendimientos en un 15% en el Valle de Uco y Luján de Cuyo, generaron -a su entender- una uva extraordinaria en términos de calidad y sanidad, “con deliciosos descriptores como mora, frambuesa, guinda y cereza, la variedad Malbec se luce en 2017”, expresó.

“Hacía muchas vendimias que no encontrábamos esta calidad sanitaria, concentración y balance. La combinación de estos tres factores nos permitió obtener caldos excepcionales en los todos los segmentos y especialmente en los Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet franc y Syrah. Puedo asegurar que fue el mejor año para las tintas, la cosecha 2017 fue acompañar lo que venía de la uva, afirmó Di Cesare, convencido de que en la Argentina llegó la hora de empezar a hablar "de añadas", como en el viejo mundo.

Destacó la elegancia y la sutileza, de esta cosecha, pero en especial que no son vinos "apagados ni cansados, sino que presentan brillo y viveza". Preguntado además sobre la cosecha 2018, se entusiasma con que también resultó muy buena, sumando a la vez mas cantidad.
Es valorable como Trivento se lanzó de lleno a competir también en el mercado interno con sus vinos de alta gama, y sus contendientes de peso van a tener que prestar atención, porque esta bodega tiene claro cómo llegar al consumidor, tanto a través de sus estrategias de marketing como logrando precios competitivos de acuerdo a la gama de calidad que presentan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...