Etiquetas

lunes, 30 de octubre de 2017

El Tannat de Salta

Tannat es una cepa históricamente producida en la Gasconia, al sudoeste de Francia, donde forma parte de la Apelación de Origen Controlado (AOC) llamada Madiran.

La cepa fue traída a Sudamérica por inmigrantes vasco franceses. A la Argentina llegó de la mano de Juan Jáuregui a quien llamaban "Lorda", y con este nombre aún se denomina esta uva en Cafayate. A Uruguay llegó por medio de Pascual Harriague, cuyo apellido también es sinónimo de Tannat en ese país, que la tiene como cepa emblemática, dado su amplia producción y buenos resultados.

En 1886 el comerciante Wenceslao Plaza trae desde Chile a Salta las uvas francesas. El Tannat representa actualmente casi el 6% de las hectáreas plantadas en Salta. 

Tiene brotación tardía, es de ciclo largo, es una uva productiva y vigorosa, sensible a botritis y podredumbre, debido a sus granos chicos y apretados. 


Los racimos son largos y cónicos y es muy importante el manejo de la canopia para permitir su ventilación, sobre todo en parral. Es clave la extracción para manejar la intensidad y el tiempo de maceración y lograr evitar taninos ásperos y sobre extraídos. 

En la fermentación hay que evitar los picos altos de temperatura para lo cual la pre fermentación en frío ayuda mucho. La maloláctica suele ser muy lenta y hay que evitar que se detenga. 



Es una buena uva para cofermentar con otras variedades y una de las variedades más antiguas de Salta, ya que gustaba mucho por su buena productividad. Rebelde, salvaje, vigorosa, de madurez muy despareja y ciclo largo, a la que no le ayuda la altura extrema, por lo que se la cultiva mejor en la parte baja de los valles. 

Tiene un color fuerte, es musculosa y se cría bien en roble de grano fino.  Hay que cuidar mucho la maceración porque entrega mucho tanino y se pasa. La madera es muy importante para equilibrarlo. 


Su utilización en cortes
Como en el Madiran francés, donde se la mezcla en cortes con Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc, en Salta es una uva bienvenida por sus exitosos blends.


Entre 1940 y 1970 se hacían en el Valle Calchaquí vinos llamados Criollo, Torrontés y Francés. El Francés era un corte de uvas Malbec, Cabernet Sauvignon y Tannat, que se convirtió en un clásico. 

Un corte que venía ya de la viña, donde crecían mezcladas con mayoría de Malbec. Pese a que son cepas que amalgaman y que son complementarias, al cosecharse juntas siendo de distintas variedades, costaba en esa época encontrar un equilibrio en la madurez de las tres uvas, resultando vinos que no superaban la calidad de vinos de mesa, que era lo buscado en ese entonces.  

El Malbec aporta jugosidad, volumen y taninos redondos. El Cabernet elegancia y complejidad y el Tannat estructura, taninos firmes cárnicos, más color y frutas negras.

La reconversión de los 70 eliminó muchos de estos viejos viñedos de uva francesa porque se puso de moda el Torrontés (Etchart Privado o Michel Torino). Entonces, a partir de las 90, el corte se empezó hacer en la bodega, cosechando cada uva en su momento justo y buscando más equilibrio y complejidad.





Propiedades antioxidantes

"El Tannat es uno de los mejores vinos tintos en cuanto a sus propiedades antioxidantes".

Es sabido que los taninos provienen de las pieles y de las semillas de las uvas cuando son trituradas. Y con el Tannat se da una particularidad: sus uvas tienen cinco semillas (pepitas), mientras que la mayoría de las uvas de vino tinto contienen solo dos o tres. 

Esto genera que los compuestos fenólicos en la uva Tannat, resulten significativamente más altos que en otras uvas de vino tinto, brindando mayor concentración de polifenoles, procianidinas, flavonoides y resveratrol, que son los cuatro principales antioxidantes que se encuentran en el vino tinto. 

Por lo tanto , aquellos que tienen en cuenta el consejo de Raul Favaloro de tomar una copa de vino tinto al día para mejorar la salud, tengan en cuenta al Tannat por ser especialmente positivo en este aspecto.

Como conclusión, remarcamos que el Tannat ha logrado una excelente adaptación a los suelos y el clima salteño, brindando ejemplares únicos y distintivos, con la concentración de todo vino salteño y sin astringencias. Se puede afirmar que el Tannat, en Salta, se da muy bien.

Fotos tomadas por el El Ángel del Vino

Mas info - Nota: Clínica de Vinos de Salta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...