miércoles, 19 de diciembre de 2018

Los mejores espumantes en cata a ciegas #Best Buy #Joyitas


Esta semana Francisco Rivero Segura, amigo, colega comunicador del vino, bloguero, miembro fundador de AWB (Argentina Wine Bloggers) y organizador del famoso Desafío Federal, tuvo la cortesía de invitarme al #Burbufest. Así decidió llamar a este mini-desafío federal de espumantes que se animó a organizar cuando, llegando fin de año, muchas de las bodegas que acostumbran a participar con sus vinos en el Desafío Federal (evento de anual cata a ciegas) empezaron a preguntarle: ¿vas a hacer algo con espumantes, te mandamos unas muestras?

Ni lerdo ni perezoso aceptó el convite, empezó a recibir espumantes y en poco tiempo se vio obligado a poner un corte en la cantidad porque, por suerte, el mundo de los espumantes en nuestro país no para de crecer, siendo cada vez más las etiquetas presentes en el mercado. Para placer de los amantes de las burbujas, hoy en día casi no hay bodega que adolezca de tener un espumante en su portafolio de vinos.

Tampoco le daba el tiempo para organizar un desafío “tradicional”, que crece y crece cada año y es uno de los grandes eventos del vino anuales en la escena porteña y nacional. Por eso prefirió invitar a un pequeño grupo de enófilos que tendríamos la suerte de catar a ciegas la selecta muestra de 37 espumantes que fue sumando hasta que puso un stop para que no resultara interminable la lista. De hecho, cuando el #Burbufest se hizo público en las redes sociales, varios productores se lamentaron por no haber podido participar. ¿Queda abierta la puerta entonces para un futuro Desafío Federal de espumantes argentinos? habrá que preguntarle a Francisco, pero no estaría nada mal.

Al momento de decidir cómo armar las tandas, la primera opción fue de manual: una para los espumantes elaborados bajo método Charmat (participaron 15 muestras con valores entre $260 a $660) y otra para aquellos bajo método Tradicional o Champenoise. La duda se presentó entre estos últimos cuando se encontró que había algunos con un precio sugerido de $340 y otros que multiplicaban varias veces ese valor. ¿Era justo ponerlos a competir en una misma tanda? Ahí se abrió en dos esta categoría, quedando una con 16 muestras de precios entre $340 y $820 y otra con seis muestras cuyos precios superaban los $900, llegando hasta casi $2500 el más caro.

Antes de empezar Francisco nos hizo unas preguntas, la primera fue: ¿Cuándo preferís tomar un espumante: ¿antes, durante o después de comer? Aquí las respuestas estuvieron divididas siendo que varios lo prefieren como aperitivo y otros -entre los que me incluyo- los ven mejor para el brindis final. En los que muchos coincidimos fue que el espumante puede ser un versátil y gran compañero de muchas comidas y con la opinión que al respecto expresó Diego Migliaro, acerca que muchas veces en un restaurante es más fácil elegir un espumante que un vino blanco porque suelen presentar una mejor o "más segura" relación precio / calidad (tema que da para otra nota en sí misma, sobre cómo se va desarrollando el mercado de los vinos blancos de calidad en nuestro país).

También nos pidió escribir de antemano nuestras etiquetas de espumantes preferidas para cada método de elaboración, con el fin de poder comprobar, al final, si aún a ciegas podíamos reconocerlos o al menos si los habíamos incluido también a ciegas entre nuestros elegidos.

Mi planilla de cata y puntajes 
En mi caso al descubrirse las etiquetas tuve la alegría de comprobar que sí y ver aparecer entre los Charmat a mi apreciado H. Schroeder y entre los Champenoise al Lui de Mauricio Vegetti, al Bianchi Premiun y los siempre destacados Cruzat y Rosell Boher, que espumantes que suelo recomendar cuando me consultan a boca de jarro.

Sobre la cata en sí misma y sus resultados, voy a dejar que se explaye en detalle Francisco en su blog Logia Petit Verdot, pero puedo adelantar algunas de mis conclusiones. En principio, entre los catadores se apreció una nítida diferencia de gustos en estilos, que para simplificar distinguiremos como los "sobrios" y los "profundos". 


¿Qué quiero decir? Que algunos catadores por un lado dan mayor importancia a los aromas primarios, suavidad, sutileza, con una paleta de aromas más bien sobria y otro grupo (entre los que me incluyo) buscan aromas y sabores más intensos o profundos y de gran intensidad, acentuados con mayor presencia de notas aportadas por las lías, con buen cuerpo, pero siempre manteniendo un buen equilibrio y elegancia.   

Entre los del estilo "sobrio" se encontraron algunos espumantes de Bodegas grandes que, pese a que los elaboran en grandes cantidades, han logrado un expertise tal que (en mi opinión) llegan a moldear el gusto masivo hacia este estilo y a quienes hay que reconocerles que ponen en góndola espumantes de gran relación precio / calidad. Entre ellos podemos nombrar al clásico y bien logrado Chandon Extra Brut, con leve pero destacada nariz de aromas tostados, boca potente y linda acidez que le da gran fluidez y acelera el índice de "chupabilidad". También entran en esta categoría el Trapiche Extra Brut y el Kaikén Brut.

Yendo hacia los del estilo "profundo" entre los Charmat se destacaron los Schroeder (H. Schroeder Brut Rosé y Saurus Extra Brut), el Ruca Malén Extra Brut y El Relator Rosé y entre los de método tradicional el Alta Vista Extra Brut Blanc de Blancs, el Bianchi Extra Brut Premiun (etiqueta de chapa color cobre), el Chandon Brut Nature (etiqueta negra) y uno de mis preferidos de la noche: Teho Remuage Nature.

En la tercera tanda (la de los más caros) se vio que la mayoría justifican ampliamente sus precios -hay que poner un poco mas de un billete de $1000 para adquirirlos- pero hubo uno que para la mayoría se destacó notablemente por encima del resto: una novedad de Bodega Cruzat (que se dedica exclusivamente a espumantes), el Cruzat Single Vineyard Finca La Dama Extra Brut, un espumante brillante, elegante y muy equilibrado, una joyita que además contó con la virtud de ser el de menor precio en esa categoría. 

Dentro de mis preferidos y pisándole los talones (en carrera de caballos diríamos que fue una final de fotochart, diferenciándose apenas por el hocico) estuvo el Rosell Boher Grand Cuvee Milesimme intensamente aromático, con hermosas notas de oxidación y gran paladar. Mi podio esta categoría lo completó el Cadus Brut Nature, que podría decir logra un perfecto equilibrio entre los dos estilos "sobrio" y "profundo".

Los Best Buy
Para cerrar les dejo los "Best buy" o sea, aquellos espumantes que presentaron una gran calidad en sus respectivas bandas de precio, y que te van a permitir cubrir la mesa del brindis de fin de año sin romper el chanchito:

Entre los Charmat:

1. Ruca Malén Extra Brut ($312)
2. Saurus Extra Brut (260)
3. Navarro Correas Nature ($265) 
4. Chandon Extra Brut ($300)
5. Chakana Luna ($310). Con la ventaja de ser orgánico y biodinamico para los que prefieren este modo de elaboración.

Entre los Champenoise:

1. Alta Vista Extra Brut ($300)
2. Chandon Brut Nature ($340)
3. Kaiken Brut ($480)

Finalmente, entre los más saladitos en precio y para darse un gustito, el best buy fue el Cruzat SV Finca La Dama ($970)

Tengan en cuenta que la degustación se realizó sobre apenas 37 muestras y que en el mercado van a encontrar muchísimas más, por lo que estas recomendaciones se limitan a una selección dentro de este selecto grupo de espumantes catados. Sin dudas hay muchos otros que lamentablemente no estuvieron presentes y competirían sin dudarlo con éstos, lo que nos deja una reflexión final (algo que ya charlamos algunas veces con productores de espumantes): ¿para cuándo una gran competencia a ciegas que incluya la mayoría de los espumantes que existen en el mercado? Es una categoría de vinos que, si bien ha crecido mucho en los últimos años, aun presenta un numero de marcas y etiquetas que lo harían posible. En beneficio del consumidor que busca orientación en este amplio mundo del vino.

Para cerrar, les dejo las imágenes de elegidos por el grupo, para las tres tandas:

Ordenados de izquierda a derecha - 1° H. Schroeder 
Ordenados de derecha a izquierda - 1° Teho Remuage
Ordenados de izquierda a derecha - 1° Cruzat



martes, 11 de diciembre de 2018

Finca Ambrosía productores de uva de alta gama



En la visita a la finca nos recibieron uno de los socios: John Patterson, el gerente general Julián Gómez y Javier Gancedo (más conocido como el gallego) Ingeniero Agrónomo recibido en la Universidad Nacional de Cuyo, socio de Caggiati, Mosso, Gancedo y Asoc. y consultor de Finca Ambrosía. 

Nos contaron que el proyecto dio inicio en 2004, con once socios plantando una hectárea de Malbec, cuatro de Cabernet Sauvignon y dos de Merlot. Luego se fue ampliando en distintas etapas hasta llegar a las actuales 60 hectáreas plantadas sobre 65 totales. En esas ampliaciones se sumaron Chardonnay, Sauvignon Blanc y Cabernet Franc.


Javier Gancedo
Ubicada a 1200 msnm. Gancedo cuenta que en los inicios se dijo a sí mismo: "el Cabernet Sauvignon acá no va a funcionar" y me equivoque fiero! Hoy es un gran defensor y evitó que el Cabernet arrancara debido al éxito del Malbec. Y continúa explicando entusiasmado: "Ahora no hay Cabernet Sauvignon casi, pero se le encontro la vuelta y lo puso donde debe estar arriba del Malbec (en calidad). El Cabernet Sauvignon plantado en 2004 recién ahora esta saliendo bueno, lleva tiempo lograr un single vineyard, homogeneizar... Está problemática no se entiende".

Del Pinot Noir original se arrancaron 4 Ha y quedó solo una porque el viverista no entrego el Malbec de reemplazo. Estas uvas se aprovechan para hacer un espumante.



Al principio el 100% de la uva la compraba el enólogo Daniel Pi para Bodega Trapiche y como parte del trato, le preparaba una o dos barricas a los dueños lo cual, junto con los grandes puntajes que iban recibiendo los vinos elaborados por las bodegas que adquirían sus uvas, fue puntapié inicial que dio origen a la idea de hacer los vinos propios vinos, que salen con la marca Finca Ambrosía.

Actualmente la producción de la finca se reparte de la siguiente manera: el 20% del viñedo se utiliza para la producción de Precioso, el vino propio, el 40% lo sigue llevando Trapiche y el otro 40% se reparte entre Cobos (para Bramare y Felino), Altos las Hormigas (3 ha orgánicas), Zorzal, La Milonguita, Nieto Senetiner (Cadus), German Masera y seis ventas de 1.000 kg a enólogos jóvenes como Lucas Moreti de Renacer, Japo Vegetti de Gauchezco. El ultimo que compro fue Peñaflor para el nuevo emprendimiento de vinos de lujo Bemberg Estates, bodega de 300.000 litros. Observen los nombres de los compradores, todos notables y para sus vinos de alta gama. 

Dan ganas de ir y plantar en esta zona, ¿no?, la buena noticia es que hay mucha tierra sin cultivar en esta zona de Gualtallary, pero la malísima es que no hay agua para aprovecharla.



Gancedo nos cuenta que los compradores de uva pueden entrar, opinar e influir en las decisiones del manejo del viñedo que y deben quedar satisfechos. Y tira datos interesantes, como por ejemplo que es de notar la diferencia de fechas de cosecha: Juan Pablo Michelini (Zorzal) y Altos las Hormigas cosechan el 1 de marzo y Trapiche y Cobos el 30 de marzo, cada uno de acuerdo a sus estilos. 



Hace unos años vienen trabajando con el chileno Pedro Parra (renombrado especialista en análisis de suelos) y se hizo el mapeo de suelos a través de verificar el grado de humedad en el mismo por conductividad dieléctrica. Se va viendo cómo se compone el cuadro buscando lograr su homogeneización mediante prácticas culturales como riego, fertilizantes, etc.

Estudios de suelos
Me gustó escuchar al ingeniero Gancedo porque no se anda con vueltas y no tiene puesto el casete, tiene opiniones contundentes y las expresa:

¿Cuál es el secreto de un buen vino?
"El verdadero secreto de los grandes vinos es la homogeneización y la constancia de calidad de la uva".
¿Qué piensa del terroir? 
"Yo que no creía en el concepto de terroir, hace años Raúl de la Mota venía y contaba lo de la Cote D'Or y yo no le creía. Y ahora "he visto la luz". Y esto vale hasta para el vino de mesa, porque la uva es no un comoditie ni siquiera en los vinos de mesa".
¿Cuáles son los errores que se cometen al hacer vinos? contesta:
"Se cometen errores en la definición de la fecha de cosecha, en el modo de la cosecha, en el traslado de la cosecha a la bodega, en el trabajo en la bodega, hay problemas políticos, de decisión. Todavía hay gente que cree que estos es hacer chorizos y no es así. El 50% de los caldos que se hacen hoy en Mendoza no sirven ni para tetra".
¿Cuál es el secreto de la calidad de las uvas de Finca Ambrosía? 
"Vienen de una selección masal del vivero Mercier, material de Norton, que daba calidad y cantidad. Realizamos poda de desbrote y raleo de racimos (según el brote) para obtener  un máximo de 80 quintales por hectárea, o sea 2 kg por planta que equivalen a una botella. La amplitud térmica: en verano de día tenemos 36/37°C y a la noche 16°C,  más el efecto de estar a 1.200 msnm, con un sol intenso. Un suelo con libre escurrimiento importante, que no se junta potasio. En los racimos no hay verdes, la uva madura bien".
Claro que no solo estuvimos charlando, también pudimos degustar varios de los vinos de Finca Ambrosía, pero en esta nota preferimos en concentrarnos en contarte los detalles de este proyecto, mas que las particularidades de cada vino. 



Probamos el Malbec Viña Única 2014 (aun sin salir a la venta), el Precioso Malbec 2015 un vino con bastante madera, muestras cosecha 2018 de: Malbec / Merlot, Malbec / Cabernet Franc, Cabernet Franc / Cabernet Sauvignon.


Y algunos vinos de Finca Ambrosía Viña Única:

Cabernet Sauvignon 2013
Chardonnay 2014
Finca Ambrosía Luna Llena Gran Malbec 2017, que fue cosechado en luna llena, el 12/03/17, como lo anuncia en la etiqueta.



Fue muy interesante visitar Finca Ambrosía y sus viñedos en Gualtallary, proveedora de uvas para muchos de esos grandes vinos de etiquetas reconocidas que solemos disfrutar sin saber exactamente que de ella provienen sus uvas. La vitivinicultura argentina le debe mucho a los productores y muchas veces nunca nos enteramos quienes son. Afortunadamente, en este caso, han decidido también salir a la luz con sus propios vinos.


Otras notas de AWB sobre Finca Ambrosía:

Finca Ambrosía en Cata de Garage
Finca Ambrosía: semillero de Alta Gama


jueves, 6 de diciembre de 2018

La mítica Parrilla "El Pobre Luis" ya tiene su propio vino




Fuimos vecinos durante mucho tiempo, buenos vecinos, de esos que se ven seguido... En 1991 yo había dejado la casa familiar para mudarme, recién casado, a un flamante departamento en el barrio de Núñez. Lindos tiempos, tiempos en que al regreso del trabajo y de las ocupaciones salíamos seguido a cenar.
Y como en el departamento no había parrilla, ¡había que salir a buscarla afuera! Así fue que pronto nos enteramos que en la calle Quesada cerca de Libertador había una parrillita, en la que los fuegos eran comandados por su dueño, que la rompía... 
Allí aprendí lo que era una pamplona, porque ese parrillero era uruguayo de nacimiento, aunque definía a su parrilla como "rioplatense".


Luis Acuña (foto de www.lamejorparrilla.com)
La historia
Luis Acuña llegó a Buenos Aires en la década del 70 y comenzó a incursionar en la gastronomía armando una panadería con su esposa Mari. Tiempo después, en 1988, el matrimonio abrió su primera rotisería. Fue uno de los primeros “parripollos” del barrio de Belgrano. Mari se ocupaba de las milanesas, las pastas, ensaladas y fritas; mientras que Luis se ocupaba de los pollos, pamplonas (especialidad de la parrilla uruguaya: enrollados de pollos o cerdo, rellenos de jamón, queso, panceta y envuelto en la tela crepine) y lechones. Originalmente a Luis no le gustaba ser parrillero. Había aprendido el oficio de su padre que tenía su parrilla en Uruguay, pero con el tiempo fue reconciliándose y tomándole el gusto al asador.

En 1992 cierra su rotisería para abrir su primer restaurante y le pone su nombre: “El Parrillón del Pobre Luis”. 

Siempre digo que me gusta cuando un productor se anima a ponerle su propio nombre a un vino, porque en ello demuestra el orgullo por lo que hace, poniendo su nombre en juego... lo mismo vale en este caso, aunque Luis tuvo además la humildad de anteponerle el "pobre" adelante.

En el año 2003, El Pobre Luis se mudó a su ubicación actual en Arribeños y Blanco Encalada. Lo primero que sorprende al recién llegado es la decoración: camisetas y banderines de fútbol de todo el mundo enmarcados en las paredes y colgando de los techos. Cuentan que todo empezó cuando Enzo Francescoli, habitué y amigo de Luis Acuña, le regaló la remera con la que había salido campeón de la Copa Libertadores de 1996 con River Plate. Y he sido testigo de cómo, poco a poco, todo el salón se fue vistiendo de camisetas de futbol, para llegar hoy a cerca de 420 casacas colgadas, y no faltan las de los más grandes como Maradona, Pelé, Ronaldinho y Messi.
Liber, el hijo de Luis Acuña, contando los inicios de sus padres en la gastronomía.
Luis ya no está con nosotros, pero su familia sigue adelante con la misma (o más aun) fuerza. Así fue que, para conmemorar este 30 aniversario, Mari decidió darle (y darse) una sorpresa a sus hijos y en colaboración con la bodega Viña Olivia elaboró su vino propio "El Pobre Luis Blend 2013 - Edición Especial 30 Aniversario". La relación con esta bodega viene de años, siendo “Olivia Blend de Familia”, el Blend más vendido en el restaurante. Una de las razones por las que solicitaron a Viña Olivia que produzca el vino que conmemora los 30 años de un ícono de las parrillas argentinas y a la vez rinde homenaje al talentoso y querido Luis Acuña


Se trata de un blend de Malbec, Syrah, Cabernet Franc y Petit Verdot proveniente de Finca La Amistad, ubicada en Vista Flores, Valle de Uco a 1.050 metros sobre el nivel del mar. Tiene una buena base de madera, criados sus componentes en roble francés, salvo el Syrah que se guardó en roble americano. En nariz se destacan aromas a frutos rojos, pimienta negra y chocolate. En boca es carnoso, elegante y de final largo y persistente. Y demás está decirlo, es ideal para acompañar las especialidades y grandes cortes de carne que ofrece El Pobre Luis.


El Pobre Luis Blend 2013 - Edición Especial 30 Aniversario tiene un precio en carta de $700 y te aseguro que vale la pena ir a esta parrilla a disfrutar con él de un gran asado.
Vino elegante, complejo y de densa estructura, fiel reflejo de su terroir.

El Pobre Luis
Arribeños 2393 – Belgrano
Tel.: 4780-5847 / 4782-4488
Lunes a sábado, de 20h a cierre.



martes, 4 de diciembre de 2018

Visita y degustación en Bodega Norton


Bodega Norton está ubicada en Perdriel, Mendoza y fue fundada a principios de siglo XX por Edmund James Palmer Norton. Desde 1989 pertenece al empresario austríaco Gernot Langes-Swarovski y desde hace 24 años es comandada por su hijo, Michael Halstrick quien está casado con una abogada argentina y vive en nuestro país desde entonces.


Luego de la jubilación de Jorge Riccitelli (mejor enólogo 2012 según la revista Wine Enthusiast), el enólogo principal pasó a ser David Bonomi, quien estudió Enología en la Universidad Don Bosco y en la Universidad Juan Agustín Maza.



Visitamos la bodega en mayo junto al grupo organizado por la vinoteca Mr Wines de Fernando Musumesi y nos recibieron con una importante cata de los principales productos de Bodega Norton.



Espumante Gruner Vertliner Extra Brut
La "Gruner" es una cepa austriaca que da una acidez elevada con niveles bajos de alcohol, por lo cual no hace falta corregir acidez y es buena para los espumantes. Swarowsky las trae a la Argentina cuando compra la bodega en 1990 y hay seis hectáreas plantadas. Actualmente está prohibido traer material vegetativo, pero la cepa ya está certificada por el INV y este año se lanza oficialmente. La etiqueta de la foto es para el mercado de exportaciones, ya que para el mercado interno será otra.

Esta es la segunda cosecha de este espumante realizado bajo método Charmat largo, con treinta días en contacto en tanque con las lías. Presenta aromas florales y vegetales y es de fluido beber.

La idea en las exportaciones es salir a competir con los Prosecco, espumantes fáciles, frescos y algo dulces. En 2017 se elaboraron 7.000 botellas que se vendieron rápidamente. Se producen 40.000 litros de Gruner, que serán destinados así: 15 mil para este espumante, 5 mil para vinos (se va a utilizar para un nuevo blend de blancos) y el resto para otros espumantes.  



Vintage Cosecha Especial Brut Nature
Realizado a partir de uvas Chardonnay, tiene un sabor suave a frutos secos, pan tostado y toques de manteca. Se produce usando el método tradicional, pasando 18 meses sobre lías y se degolla sólo a medida que el consumo lo demanda, para evitar su oxidación. Para mayo, la fecha de nuestra visita, de las 20.000 botellas producidas se habían degollado 5.000 y recién cuando quedan solamente 1.000 botellas se reemplaza. Mientras tanto, se alarga el contacto con las lías del resto, obteniendo mayor calidad.



Norton Malbec Reserva 2015
Vende un millón de botellas de este vino en USA a un precio de entre 18 y 20 USD en góndola. 100% Malbec, es un blend de distintas zonas de Mendoza: del Este, de Valle de Uco, etc. que pasa tres meses en tanque con duelas y otros 6 a 8 meses en barrica. Las duelas otorgan dulzura y un impacto más rápido, la barrica aporta complejidad. Expresivo en nariz, frutos negros maduros, violetas, especias y tabaco, en boca se presenta carnoso y de largo final.



En la visita se anunció el lanzamiento de una nueva línea reserva, ubicada entre las líneas Reserva y Privada, que contará varios monovarietales (Malbec, Cabernet Franc, Pinot Noir), un blend de Syrah, Malbec y Cabernet Sauvignon y un blend blanco:

Signature Edition Malbec 2016
Chacayes, Valle de Uco. De uvas compradas a productor, de un viñedo con suelo calcáreo.
Perfumado, mucha fruta, tiza en la boca.

Signature Edition Blend 2016
Malbec de Chacayes y Agrelo, Syrah (de La Colonia, Medrano) y Cabernet Sauvignon de Valle de Uco.


Signature Edition Cabernet Franc 2016
Fresco en nariz: frutado, mentol. 90% de La Colonia y 10% de Chacayes.

La linea Privada se hacía solo para exportaciones, entre 150 y 200 mil botellas.

Privada Family Blend 2015
Es un típico blend de uvas Malbec, Merlot, Cabernet Sauvignon de los viñedos más antiguos de la bodega originalmente reservado para la bodega privada de la familia. Es armonioso y elegante, con notas a fruta madura, especias y café.


Privada Malbec 2015
Con uvas de La Colonia, Lunlunta, Valle de Uco y Agrelo, a lo que se suma el mejor lote de Perdriel. Por lo que resulta un blend de todas las zonas geográficas de Mendoza y de distintas alturas. Frutado, nariz potente, con la madera arriba. Pasa 16 meses por roble.

Lote A-115 2015
Con la personalidad aromática y estructural de los Malbec de Agrelo, Lujan de Cuyo, provenientes de plantas de 88 años plantadas sobre suelo profundo aluvial de perfil franco limoso, típico de la región. Nariz muy elegante (moras, frambuesas, especies) y una gran boca, buena estructura y largo final 


Lote Negro Unique Edition 2016
De Valle de Uco, es un blend 60% Malbec y 40% Cabernet Franc. Es un vino con gran estructura, frutal y de carácter elegante.

Perdriel Vineyard Selection 2010
Tope de gama. Malbec, Cabernet Sauvignon y Merlot. Pasa 18 meses por barrica.


Gernot Langes 2014
Michael Hallstrick el hijo del dueño pide un regalo especial para su padre. Norton no tenia en ese momento ningún blend con Cabernet Franc. Se averiguó que esta cepa le gustaba y se fermentó Malbec, Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc por separado en distintas barricas tipo roll fermenter, dándole cinco vueltas tres  veces por día. Luego se juntaron en una barrica durante 30 días con maceración con orujo. Se sacó el orujo y volvió 18 meses a la misma barrica, sin tocarlo. Se hizo maloláctica. Se elaboraron 40 barricas de esta manera, se eligieron las mejores y se realizaron los cortes, hasta elegir este blend que contiene 70% Malbec de Perdriel, 20% Cabernet Sauvignon de La Colonia y 10% Cabernet Franc de Valle de Uco. Solo 4.400 botellas.


La bodega
Nuestra experiencia en la visita a Bodega Norton abarcó un recorrido por la bodega que comenzó por la salas de tanques de acero inoxidable, de los cuales los mas grandes soportan hasta 50mil litros, tapizados en la parte superior con pasarelas que permiten un seguro acceso a sus tapas.



Luego recorrimos las grandes y antiguas piletas de cemento revestidas en epoxi y los huevos de cemento de 30 Hl.


Finalizando por las nuevas piletas de cemento mas pequeñas que permiten realizar producciones mas limitadas:


Antes de finalizar la visita con un rico almuerzo en el restaurante La Vid, pudimos ver tambien los añejos vinos guardados en la cava subterránea:


En síntesis, Bodega Norton representa una larga historia como pionera del vino argentino, que comenzó hace 120 años y continua creciendo día a día con vinos que se exportan exitosamente a mas de 60 países y son amplia y merecidamente reconocidos en el mercado local.

viernes, 23 de noviembre de 2018

Desde Valle Arriba - Vinos de Salta


Con un evento desarrollado en el local de Palermo de la Fundación Matriarca, se presentaron oficialmente en Buenos Aires los vinos de Bodega Valle Arriba, un proyecto de Gwyneth Ketterer y Paula Marra que combina el interés por incursionar en la elaboración de vinos salteños de gran carácter local, con la experiencia y el conocimiento de la zona de Raúl “Yeyé” Dávalos, sexta generación de vitivinicultores de Salta.

Gwyneth cuenta con una amplia trayectoria en el mundo de las finanzas, es licenciada en Economía de Wharton, MBA de la Escuela de Negocios de Columbia y posee una licenciatura de la Facultad de Artes y Ciencias de la Universidad de Pennsylvania. Paula es empresaria e ingeniera agrónoma y desarrolló su carrera como fundadora y miembro ejecutivo de Grupo Los Grobo, compañía de inversiones y agronegocios en Latinoamérica. Son también fundadoras de Matriarca, organización que promueve productos culturales y desarrollos de comunidades criollas y aborígenes de Latinoamérica. 

Durante el evento, mientras se degustaban los vinos de Valle Arriba, se pudieron conocer (y comprar) excepcionales textiles y productos artesanales de varias comunidades del norte argentino.


Yeyé es accionista y director de la tradicional Bodega Tacuil, miembro fundador del Consejo de Profesionales de la Vid del NOA (COPROVI) y del Grupo CREA Calchaquí. Asesora profesionalmente diversos proyectos vitivinícolas del Valle Calchaquí y fundó Mayuco SRL en 2005 con el objetivo de desarrollar productivamente el valle alto calchaquí, empresa de la cual surge la colección de vinos de terruños innovadores Valle Arriba. 


Los viñedos de donde provienen las uvas que dan lugar a estos vinos se encuentran en el norte del Valle Calchaquí, en los departamentos de Molinos, Cachi y San Carlos, de la provincia de Salta. Son micro valles de altísimo potencial enológico, ubicados a alturas elevadas entre 2.000 y 3.000 msnm. Localmente se los identifica con el nombre Valle Arriba, lo que da nombre al proyecto. 


Yeyé Davalos, quien dirigió la degustación, nos contó el origen de cada uno de los cuatro vinos que -por ahora- presentan, los sirvió en nuestras copas para degustarlos y hasta nos leyó los fragmentos de coplas o poesías locales que se eligieron para cada contraetiqueta: 



Se trata de un concepto de pequeñas partidas configurando una mini colección o “paleta de terroirs”, que buscan ser vistas como una “colección de obras de arte”.


Las etiquetas cuentan con el trabajo del artista Mariano Cornejo.



El proyecto es exclusivo y original, dedicado a entendidos y coleccionistas de vinos únicos, y por lo tanto, los tres vinos de esta colección tienen un precio acorde: $1300. 


Pero a no decepcionarse, ya que aquellos que no estén en condiciones de afrontar ese precio pueden explorar el muy interesante Mayuco Malbec 2017, de producción más amplia y a un precio más amable de $350, cuya relación precio calidad es tanto o aún más atractiva.

En definitiva, un proyecto que nació de la mano de la calidad, del que esperamos muchas más novedades y al cual le deseamos el mejor futuro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...