viernes, 31 de mayo de 2019

Pulenta Estate, series limitadas de grandes vinos


Ex propietarios de Bodega Peñaflor, los hermanos Pulenta vendieron la mayoría accionaria en 1997 y dos de ellos, Eduardo y Hugo Pulenta, establecieron en 2002 su nueva bodega: Pulenta Estate. La misma se encuentra en finca La Zulema, de 135 hectáreas ubicadas en Agrelo.

Eduardo fue un precursor, plantando en los 80 y 90, cepas como Cabernet Franc, Tannat o Petit Verdot. Los Pulenta poseen además otras 400 hectáreas en Los Árboles, Valle de Uco; y cuentan que La Zulema fue la primera finca de Mendoza en tener riego por goteo. 

Si bien tienen muchas hectáreas en producción, la bodega no es grande, procesa solo 900 mil kilos de uva de todo lo que producen, ya que la mayor parte de la uva se vende a otras importantes bodegas como Chandon, Catena Zapata, Bressia, Susana Balbo, etc. 

"Para los vinos de Pulenta es una ventaja poseer viñedos propios ya que tener el manejo de la uva da consistencia, de punta a punta", dicen Diego Pulenta y Javier Lo Forte, quienes nos recibieron en la visita (ver nota Enoturismo en bodega Pulenta Estate). Para los vinos propios también se utilizan uvas del viñedo de Bodega Vistalba, propiedad del otro hermano, Carlos Pulenta.
Diego Pulenta (izquierda) y Javier Lo Forte (enólogo, derecha)
Recorrimos la bodega, en la cual se pueden observar varios tipos de recipientes para la elaboración: concreto, acero, madera... "Se realiza un manejo minucioso de la fermentación y la temperatura. En concreto se mantiene mejor la temperatura por eso de ahí sale la concentración ya que son más extractivos. El acero inoxidable permite enfriar rápidamente y eso imprime perfiles de vino más frutales. La fermentación en madera aporta tostado y mayor incorporación de oxígeno", expresa Javier.



"Los blancos fermentan con frío durante dos semanas. Los tintos fermentan durante una semana, con maceración pre-fermentativa de cinco días y post fermentativa de dos semanas, en total un mes de proceso. Entendemos que, si bien el trabajo inicial está en la finca, el mismo no se usa o se ata a un tipo de recipiente en particular".

Para ello se valen de varios tipos de recipientes de tamaños pequeños que permiten experimentar y elegir lo que consideran mejor para cada uva.

Los vinos
Una visita a bodega Pulenta Estate no sería completa sin probar sus elegantes vinos. Pudimos catar varios vinos tomados de tanque, piletas y barricas.



- Sauvignon Blanc 2019, con cosecha realizada en tres etapas, la primera aporta manzana verde, la segunda aromas tropicales y la última maracuyá y ananá,
Chardonnay fermentado en barrica durante dos meses y luego pasado a concreto,
- Malbec orgánico 2019, de uva certificada de la finca de Carlos Pulenta, con notables aromas a frutilla, sandía, lila y violetas.
Tannat que estaba en concreto, y luego va un año a barrica para formar parte del Gran corte. Se lo notaba rústico, con especias, fenólico y con aromas a mora e higos secos. En boca concentrado.
- Malbec de viñedo de Los Árboles 1200 msnm con un rendimiento de 6.000 kg/ha. Concentrado, sucroso, dulce.
Viognier 2019 de Valle de Uco. En nariz sorpresivos aromas a cáscara de mandarina, y a chicle Bazooka. Va a un blend junto con Chardonnay y Semillón.
Fortificado de Petit Verdot, 27º de graduación alcohólica. Buenísimo!
Pileta de concreto albergando el reconocido Cabernet Franc de Pulenta
Y para quienes somos admiradores del Cabernet Franc de Pulenta, fue lindo poder catar la cosecha 2019 tomada directo desde la pileta de concreto en la que recién terminó de fermentar. Luego va un año a barrica y uno más en botella. 


¿Qué es lo especial de este Cabernet Franc? le preguntamos a Javier Lo Forte y a Diego Pulenta y contestaron humildemente: "la antigüedad del viñedo, que fue plantado en los 90".
Roll fermentor
Con el almuerzo realizamos una relajada y completa degustación que incluyó algunos vinos de la línea de entrada, Bodega La Flor:




Catamos también la totalidad de los Pulenta Estate y los Gran. ¿Qué se puede decir sobre ambas líneas de vinos? Los Estate son vinos que respetan cabalmente la tipicidad de las cepas, respetando el terruño y con la madera muy bien puesta. Estas cualidades se repiten en los Gran Pulenta, que suman un perfil muy elegante y buena concentración y además, en los casos del Malbec, el Gran Cabernet Franc y el Gran Corte una fineza que los pone en la cima de la alta gama local en su nivel de precios. Todos impecables, pero esos tres son los que más me gustaron.




El cierre fue con Pulenta Single Vineyard Red Blend 2013 Finca La Zulema, compuesto 55% Malbec, 35% Cabernet Sauvignon y 10% Merlot. Dominan en nariz las frutas rojas y negras (cerezas, moras, higos), con toques especiados. Muy elegante.



Y para cerrar esta crónica, elegimos transcribir la filosofía propia de la bodega:

"Hacer un gran vino es un acto de generosidad, de pensar siempre en el otro que lo degustará. Nuestra misión es producir series limitadas de grandes vinos, elaborados con orgullo en Argentina». Pulenta Estate.




miércoles, 29 de mayo de 2019

Enoturismo en bodega Pulenta Estate


Pulenta Estate puede ser una buena opción enoturística si estas en Mendoza, y quieres degustar sus muy buenos vinos (nota) en un ambiente relajado. Ubicada a 46 km del centro de la capital, el viaje en auto lleva aproximadamente 45 minutos, simplemente hay que tomar la ruta 40 hacia el sur y en el cruce con la ruta 86 enfilar por esta hacia la cordillera hasta llegar al Km 6,5.


La bodega está ubicada en Alto Agrelo, Luján de Cuyo. Dentro de la Finca "La Zulema", que fue plantada en 1992 por Don Antonio Pulenta.


Varias generaciones lleva la familia Pulenta ligada a la viticultura argentina. Al gran público quizá el apellido no le suene tanto, pero sí a quienes seguimos de cerca el mundo del vino. La historia de esta familia en Argentina comienza en 1902, cuando Ángelo Pulenta y Palmina Spinsanti llegan provenientes de Ancona, Italia, y comienzan una clásica historia inmigrante de esfuerzo y trabajo que los lleva a plantar sus primeras viñas y hasta tener su propia bodega, la cual sí tiene un nombre que todo argentino conoce: Peñaflor.

Sus descendientes continuaron la tradición, Antonio Pulenta se recibe de enólogo en 1936 y en 1974 quien recibe su título de Licenciado en Enología es Eduardo Pulenta, tercera generación. En 1997 los hermanos Pulenta venden la mayoría accionaria de Peñaflor y dos de ellos, Eduardo y Hugo Pulenta, en 2002 -coincidiendo con justo a los 100 años de la llegada de sus abuelos al país- deciden dar vida a Pulenta Estate. El otro hermano, Carlos crea Bodega Vistalba.


Con el nutrido grupo de Vinoteca Mr Wines, visitamos la Pulenta Estate en otoño, disfrutando los viñedos pintados de colores ocre, naranja y rojo -quizá uno de los mejores momentos del año para visitar Mendoza- y nos recibieron Diego Pulenta y el enólogo Javier Lo Forte. Llegamos justo a la hora del almuerzo así que nos estaban esperando con empanadas y unos jugosos lomos al romero.



       

Pero antes de almorzar, probamos casi toda la línea de vinos y después recorrimos las instalaciones de la bodega y catando muestras tomadas directamente de los tanques por el enólogo Javier Lo Forte. Pero esto te lo contamos en la próxima nota.


La bodega, que está rodeada de viñedos, se inauguró en 2006 y luego fue objeto de ampliaciones. Posee una arquitectura sobria (diseño del renombrado Estudio Bormida & Yanzon, autores de numerosos proyectos de importantes bodegas), muy elegante y de modernas líneas rectas. Pero no todo está a la vista. Muchos espacios se esconden bajo la superficie, conectando los edificios principales.

El estilo y la decoración tienen un toque muy sobrio, varonil, con predominancia de colores oscuros, mucha presencia de la madera y fornidas paredes de concreto.


Pero más allá de todo esto, a los entendidos que realicen la visita, seguramente lo que más llamará la atención es lo que denominan “la cocina”, un espacio en el cual se realiza la investigación y desarrollo en vinos. Se trata de una sala con temperatura controlada en la que hay de todo: tanquecitos de acero inoxidable de mil, dos mil y tres mil litros, roll fermentor, fermentaciones en bin, una pequeña pileta de concreto móvil con temperatura controlada, una barrica vertical de mil litros...




Luego se baja al subsuelo, y se llega a una sala de degustación ubicada estratégicamente al centro de los sectores de guarda de barricas, con paredes de hormigón y ventanales vidriados mirando las barricas, muy armoniosa y con una lucarna central justo arriba de la enorme mesa, que permite el ingreso de luz natural. Ideal para degustar vinos sin perder la concentración.
Javier Lo Forte, enólogo
Sala de barricas
En la visita todo está cuidado hasta el más mínimo detalle para que el visitante disfrute la experiencia, con personal es muy profesional y atento.
Zona de recepción
La zona de recepción incluye una mesa para degustaciones (las hay además en otros lugares de la bodega) y vitrinas con elementos en exposición que muestran la relación de los Pulenta con la firma automotriz Porsche, de la cual son concesionarios oficiales y han sido elegidos para ofrecer vinos con etiquetas que llevan el nombre de los modelos de la marca alemana: 911, Panamera, Carrera, etc. En el centro del subsuelo hay tres motores y si bien ya no están más, supo haber expuestos un par de autos.



Destaca siempre la soñada vista que se tiene de los viñedos con la cordillera de fondo y una pérgola rodeada de barricas decorativas que puede ser un gran lugar para degustar los vinos de alta gama de Pulenta Estate.


En fin, una linda opción para conocer una bodega moderna y no demasiado grande, cerca de la ciudad de Mendoza y perteneciente a una familia que forma parte de la tradición vitivinícola argentina. Cerramos esta nota con comentarios de visitantes de la bodega:
“La bodega es preciosa, muy pequeña y por eso es muy atractiva para visitar, ya que hay un gran trabajo y esmero dedicado a cada botella de vino".


"Todo perfecto, lo que uno espera de una visita a una bodega de esta gama".
Ruta Provincial 86. Km 6,5. Alto Agrelo. Luján de Cuyo. Mendoza. Argentina.
reservas@pulentaestate.com
+54 9 261 - 5 076426
- Degustaciones guiadas
- Visitas guiadas
Horarios: lunes a viernes de 9.00 a 17.00 hs. Sábados de 9.00 a 13.00 hs.
Duración del tour: 1-2 horas.
Idiomas: Español e Inglés.


Grupo Mr Wines Tour en Pulenta Estate

miércoles, 22 de mayo de 2019

Riccitelli Wines. Nota 4: los vinos.


En las notas anteriores te contamos sobre Matías Riccitelli, las regiones en las que trabaja para elaborar sus vinos; y los procesos en la bodega, en esta veremos los vinos que degustamos muchos de los cuales son primicias que el enólogo presentará en Buenos Aires próximamente.

Los vinos
Si hay una palabra para definir los vinos es consistencia, difícilmente encuentres algo por debajo de un nivel alto, y ahora se agregan a la oferta algunos blancos notables.

Hey Rose Malbec 2019
La uva es de Perdriel, 950 msnm, suelo arcilloso que da perfecto para el rosado. Es un punto medio, ni muy alto y frío y tampoco tan cálido que pueda perder frescura. El viñedo se maneja distinto a un viñedo para tinto, con diferente irrigación, manejo de canopia más frondosa y punto de cosecha más temprano. Fermenta en huevos y piletas de concreto. Fraccionamos rápido para exportarlos a USA y Europa, pero en Argentina el INV obliga a tenerlos guardarlos seis meses antes sacarlos al mercado, algo que habría que cambiar. Este año casi no se filtró para guardar al máximo la expresión aromática. Es un vino fresquísimo, una gran opción como aperitivo.



Riccitelli Pinot Gris 2018
De una zona muy alta como Chacayes, viñedos de Casa de Uco. Se exporta a Inglaterra en la primavera de allá. "Se busca que no sea un rendimiento tan alto como es capaz de dar. Prensamos muy suave para extraer poco color. Fermenta en huevos y se embotella en botella de cuello largo, clásica de Alsacia".

Riccitelli Blanco de la Casa 2018
Es un corte de Sauvignon Blanc de Gualtallary, Semillón de La Consulta y Chardonnay de La Carrera. Se hizo en huevos de mil litros que permiten un trabajo de lías muy lindo y un porcentaje en ánforas. Tiene una maceración larga de 5 a 6 días con las pieles para así poder usar las levaduras indígenas. En boca pesa más el Sauvignon Blanco, pero en nariz tiene un logrado equilibrio.



Matías aclara que el término “de la casa” no está relacionado con el significado común de ser el “vino más económico del restaurante” sino que es para representar lo que la bodega quiere comunicar: "el medio que muestre nuestra idea de blanco o sea un blanco para guarda, no tener que buscar el blanco de esa cosecha. La casa es la bodega, en este caso".

Riccitelli Chardonnay Viñedos de Montaña 2018
"Con uvas mitad de de Gualtallary y mitad de La Carrera (Mendoza) de un viñedito de diez años que plantó un productor a 1700 msnm, que tiene una energía abismal, suelo pedregosos y calcáreos, que dan un Chardonnay de fuerte personalidad y frescura. Puede durar mucho en botella". Fermenta en barricas de diferentes usos y permanece allí de ocho a nueve meses. Tiene una acidez natural que parte la boca, equilibrio y fuerza.



Riccitelli Semillón Old Vines from Patagonia 2018
Viñedos de Allen y Huergo, Rendimientos muy bajos que dan mucha concentración, cosechado con madurez y frescura a la vez, lo que le otorga muy buen potencial de guarda.
Otra muestra de lo que esta cepa puede ofrecer en Argentina.

Riccitelli Vino de Finca Sauvignon Blanc 2018
De la Carrera, se cosecha a comienzo de la segunda semana de abril, cuando en otros lugares se cosecha en febrero, lo que muestra la influencia del clima de altura que lo retrasa hasta dos meses. Son viñedos de 8 a 9 años, que dan rendimientos muy bajos por lo extremo del lugar, donde siempre hay heladas. "En nariz tiene la tipicidad que esta cepa muestra en otros lugares (Chile, Nueva Zelanda), muy concentrado, pero en boca es muy equilibrado. Es aún más fresco que los chilenos".


Riccitelli Vino de Finca Malbec El Cepillo 2016 Finca la Trinidad
Zona fría sin ser de altura. Fermenta en piletas de concreto y envejece en barricas de diferentes usos. Da frescura y elegancia, y la intensidad aromática que otorgó un año frío como fue el 2016. 5.000 botellas.

Riccitelli Vino de Finca 2016 Finca Juan Ceschin
De un viñedo de más de 100 años ubicado en Vistalba, plantado en espaldero, en una zona fría con subsuelo pedregoso donde la Bonarda se expresa de una manera más fresca, con un lado mentolado, bien equilibrado. La Bonarda hay que volver a apuntalarla, considera.

"Es de la misma Bonarda con que se hacía el Apple y tomamos para este un lunar de intensidad distinta al resto, con suelo con piedra que da menores rendimientos y mayor concentración, sin perder la frescura".



Riccitelli & Father 2015
Malbec de Las Compuertas y Cabernet Franc de Chacayes. Elaborado junto a su padre. "Dos generaciones, dos zonas, lo nuevo y lo tradicional. Volúmenes chicos, se elige lo mejor. Añejado 18 meses en foudres. Posee vivacidad y frescura, recién está empezando a mostrarse"

Este vino comenzó con una pequeña producción en 2013, en 2014 salió al mercado y esta cosecha 2015 es la continuación. 4.000 botellas.

Y así culmina esta serie de cuatro notas que buscó comunicar lo que está haciendo uno de los enólogos más destacados de la escena local, que se mueve en varias zonas del país y respeta las tradiciones aprendidas en su familia pero también imprime a sus etiquetas modernidad y un consistente avance.


Foto line up etiquetas: cortesía Eduardo Neulist

Riccitelli Wines. Nota 3: la bodega.


En las notas anteriores te contamos sobre Matías Riccitelli y las regiones en las que trabaja para elaborar sus vinos; en esta te mostramos un poco la bodega.

La bodega tiene una capacidad instalada de 200 mil litros y se producen unas 400.000 botellas al año. “Es un crisol de elementos con los que he ido trabajando, y tanta variedad nos obliga a realizar mucho movimiento para poder aprovechar los distintos tipos de recipientes. Las piletas de concreto de 3 a 6 mil litros de capacidad están ubicadas en el subsuelo, con sus tapas sobre el piso de la planta baja y permiten trabajar todo por gravedad”.



“No agregamos nada, ni levaduras ni enzimas. En blancos y rosados ni siquiera es necesario corregir acidez y en tintos la corregimos con ácido tartárico. Si la acidez no es natural el vino no tiene la misma energía. Se utilizan levaduras indígenas, trabajo tradicional, maceraciones largas, después vamos con mucha borra a fermentar en distintos tipos de recipientes y luego quedan en guarda en huevos, piletas, foudres o ánforas”.



Las ánforas
Las ánforas son un capítulo aparte, y ocupan un lugar destacado en el entrepiso que hace las veces de living y oficina de Matías.
"Hace tiempo que las tenemos bajo ensayo y largamos este año el primer vino. Incluso viajé a conocer productores que trabajan con ánforas. Los blancos interactúan con el material, pero los tintos no tanto, por lo menos en los Malbec. Quizá sí en los de menos intensidad o color. Así que fermentamos blancos en ánforas italianas, que busqué comprar de distintos tipos de arcillas para conocer cómo se comportan. Cambia la porosidad y también tiene que ver el tipo de cocción. Es un mundo aparte el tema de las ánforas también".



Además, hay veinte cubas de concreto donde pueden separar mil kilos de uva, fermentar y guardar ahí. Así de hace el Tinto de la Casa.

También hay cuatro tanques cuadrados de acero inoxidable de 65 Hl, sin tapa, llamados open top (a la derecha en la foto siguiente) que permiten pisar la uva y se usan para fermentación solamente (no usan estos tanques para guarda).


"Toda esta variedad permite para hacer micro vinificaciones, podemos separar dos hileras si queremos, desde 500 kg. Por eso hay en el mercado tantos vinos distintos nuestros. La bodega es chiquita, así que se debe optimizar el espacio al máximo".

"Trabajamos recipientes que varían su porosidad; de mayor a menor: arcilla, roble, concreto y acero inoxidable; permitiéndonos de esa manera manejar el grado de micro oxigenación".

"En cuanto a las barricas mantenemos todas las que fuimos comprando desde el inicio en 2009 y las seguimos usando porque buscamos, desde que empezamos no solo desde ahora que todos lo dicen, mostrar más el terroir y no taparlo con el uso de madera".
"Tenemos ya diez años, no somos una bodega nueva, ya estamos para hacer la vertical de 10 años del Viñeyard Selection". 
"En esos diez años, más allá de que el vino evolucionó muy bien porque nunca cosechábamos sobre maduro, también vemos una evolución de la bodega: mucha vida, mucha creatividad, por necesidad también de estar presentes y ganar mercados. Es un proceso evolutivo de crecimiento y asentamiento, algunas etiquetas se irán decantando y se darán otras. Por ejemplo, de la línea Apple el Sauvignon Blanc lo discontinuamos… descubrimos cosas y nos damos cuenta que en realidad va para otro lado".

"Todos los vinos nuestros los hacemos nosotros", aclara. "No compramos vinos. Los vinos nacen primero y luego se crean las etiquetas, que reflejan lo que hicimos, lo que pensamos, no van solo al impacto del marketing, sino con una solidez firme en la bodega".





La novedad: se está instalando en el sector externo, hacia el lado que posee la mejor vista a los viñedos y la montaña, un nuevo espacio que incorporará gastronomía y mejorará la oferta enoturística de esta bodega, que posee unas impactantes vistas a la cordillera.

No te pierdas la última nota de esta serie donde te contamos la cata que llevamos a cabo junto a Matías Riccitelli y comentamos varias de las novedades y primicias que se vienen.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...